Entrevistada por Prensa Ibérica

Una tarde de julio quedamos en el Café Comercial con una redactora de Prensa Ibérica que quería entrevistarme “para hablar de tu maestría en todo este galimatías que tenemos con las nuevas tecnologías”. Me preguntó por tantos grandes temas diferentes, saltando de uno a otro sin que me hubiera dado la sensación de que se pudieran resumir en una sola respuesta, que me pregunté cómo saldría aquella entrevista y si no sería ella realmente un galimatías. Ella grababa y tomaba notas, pero yo me iba bastante por las ramas, como cuando empiezas a hablar de aquellas historias que te apasionan y no tienen ni principio ni fin.

Cuando casi me había olvidado de eso, la entrevista salió publicada un día de septiembre y me enteré por un amigo de mi hermano que le envió por WhatsApp una foto de la contratapa de El Faro de Vigo. Se fue publicando en esos días en todos los regionales del grupo, pero en digital la versión estaba cerrada así que sólo pude leerla cuando me la enviaron, con bastante temor. Hay algunas cosas que estoy segura que no dije con tanta generalización o matices que se perdieron en la transcripción, pero en general está bien resumido si ella ha tenido que comprimir la perorata que le dí. Sé entender la tiranía de contar caracteres en el papel. Lo que estoy segura que no hice fue citar a Pinker, empezando porque no me gusta nada y segundo porque eso que dice ahí que dije que dijo no se lo leí a él tampoco. Lo mejor de la entrevista es que ahora podré decir que una vez compartí contratapa con Juan José Millás. 

Si la queréis leer entera, aquí está la contratapa en PDF

CPJ: Nunca fue tan peligroso ser periodista

A Las Naves, digo y el taxista me pregunta “¿Qué está pasando ahí estos días que va tanta gente?”. Estos son los 1200 asistentes que está recibiendo el Internet Freedom Festival, uno de los encuentros de expertos en seguridad y derechos humanos en internet más importantes del mundo, que se celebra en Valencia, España.

Este año, Vozpópuli es media partner y esta semana he estado dos días allí, hablando con gente, aprendiendo y escribiendo. Hoy he publicado parte de una charla que tuve con Tom Lowenthal, periodista y tecnólogo de la CPJ, que acaban de sacar un informe especial donde alertan que los periodistas nos hemos convertido en targets: la precarización de las redacciones, la desproporción de freelancers y la falta de consideración de riesgos digitales y psicológicos conforman un escenario en el que nunca ha sido tan peligroso ser periodista. El informe, en inglés, está en la web del CPJ

Álvaro de Cózar, el periodismo y las cajas

 

Un joven con un casco en la mano llegó a la redacción preguntando por alguien a quien quería hacer una entrevista. Cuando le pregunté “De parte de quién” y me dijo Álvaro de Cózar se me vino a la mente la introducción del primer capítulo de V, las cloacas del Estado, su voz en mis auriculares desgranando cada caso relacionado con un comisario intrigante, y le pregunté: “¿Eres el del podcast?”. Asintió y en ese momento pensé “¿Cómo es que nadie ha entrevistado al primer periodista que hace una especie de Serial en España?” (Para quien no lo conozca, Serial es un podcast absolutamente brillante que consistió en una investigación documental en forma de serie). Así es que le cité yo a mi vez y salió esta entrevista, donde Álvaro ha dicho cosas muy interesantes sobre el periodismo y los formatos: 

Este periodismo se tiene que colocar en otras cajas. Seguirá habiendo titulares, pero si yo me quiero enterar de una historia, ¿cómo hago? Ahora mismo alguien que quiera saber qué es el caso Púnica, ¿dónde demonios lo veo, qué haces? Te vas a la Wikipedia. Porque son los únicos que lo acotan, que le ponen un inicio y un fin. Pero si te vas por ejemplo al archivo de El País, el lío que te haces, tienes que leer 200.000 cosas.

No sé, la historia esta del Banco de Andorra. Nadie sabe nada de eso. Nadie lo ha contado. Hay una cantidad de casos de corrupción que están pasando por ahí. No hay nadie que lo ordene. Y esto lo hacen muy bien los yankees. ¿Por qué en España no hay una puñetera película de la crisis española?

En relación a la serie, me he dejado espoilear un poco por Álvaro pero he tenido la precaución de no hacerlo yo para mis lectores, así que pueden leer tranquilos.

Entrevistada en Diyitales

Diyitales es un podcast sobre producto en medios digitales que llevan desde 2013 Pablo M. Fernández y Ariel Tiferes. Ayer a las 13.3o hora española estuve hablando vía Skype con ellos sobre temas en los que trabajamos hace tiempo: cómo vemos los medios digitales en Argentina y en España, qué tendencias hay en cuanto a modelos de negocios, la relación que tenemos los medios con las redes sociales y las estrategias detrás de la elección de una u otras. Me preguntaron por mi carrera y lo que fui aprendiendo en estos años en diferentes medios, así que tocó hacer memoria y recordar por ejemplo, la primera vez que me conecté a internet. 

La entrevista completa se puede escuchar en Diyitales. En la foto, con Pablo cuando visitó la redacción de Vozpópuli. 

Marilín Gonzalo y Pablo M. Fernández en Vozpópuli

¿Cambiarán el futuro las redes sociales? -revisited-

Marilín Gonzalo, Irene Cano, Pepa Romero, Marisa Toro

A fines de 2011, la revista Yo Dona nos convocó a varias mujeres que trabajamos en medios digitales y plataformas de internet para hablar del futuro y de los retos profesionales: Irene Cano, directora de Facebook en España en ese momento; Marisa Toro, directora de Comunicación y Asuntos públicos de Google para España y Portugal, y Pepa Romero, directora y responsable del área de banca y gran consumo de Territorio Creativo.

La nota salió en papel pero esta semana me encontré en YouTube con varios videos que no había visto, así que los pongo en una entrada en el blog junto con el reportaje. Aunque sigo estando de acuerdo con lo que dije, en líneas generales, esto fue hace más de 2 años y fue curioso ver cómo las experiencias han hecho que mis puntos de vista se hayan matizado y enriquecido. También están las fantásticas fotos que nos hicieron (algunas tipo demasiado tipo brigada femenina de la red, para qué negarlo).

Malena Pichot, una entrevista nada fácil

Sigo a Malena desde que me enteré de su existencia a raíz de un video en el que devolvía violencia a los piropeadores callejeros. Sí, era border, y eso me encantó. Luego me encontré con Jorge, la serie que hizo para la televisión pública argentina y me pareció brillante, simple y real. Me ví todos los capítulos en un par de tardes. Luego hemos hablado en la redacción muchas veces de lo que escribe o de sus vídeos, y en algún momento después de sacar Micromachismos pensé que teníamos que entrevistarla.

Malena Pichot - marilink

A mí me fascina cómo Malena puesto sobre la mesa un discurso que hasta ahora estaba escondido o negado. Sobre todo en el ámbito de la cultura de internet donde ser feminista no es cool; sobre todo en Argentina, donde el machismo es tan invisible y tan hegemónico a la vez, que ella haya logrado que un programa en prime time de la tele o una revista como Cosmopolitan la llamen para proponerle espacios me parece notable. Que una comediante nacida de internet hable desde una posición feminista real y tenga verdaderos fans, es un logro casi social, diría. Hace una década no había una Loca de Mierda. Hay algo bueno que está cambiando en todo eso.

Después de publicar la entrevista, aparecen unas reacciones curiosas. Gente que la ama con fervor, gente que no la conocía y se ha quedado como entre descolocada y fascinada y no saben bien qué decirme, gente que no la soportaba y abiertamente me dice que no leerá la entrevista. Y sobre todo, gente que empieza a preguntarse sobre los límites del humor o qué quiere decir feminismo si no es lo contrario que machismo.

Por otro lado, el más inesperado, la entrevista con Malena no fue fácil. Hablamos en argentino, obvio, pero en el momento de preguntarle, yo sabía que no podía usar expresiones demasiado argentinas que luego no pudiera “traducir” al español, y eso me hacía buscar un equilibrio complicado en el que no podía tirarme con tranquilidad por ninguno de las dos variantes del castellano completamente. Cuando ella contestaba con giros tan porteños, no podía dejar de pensar cómo escribiría eso para que se entienda por lectores españoles sin dejar de ser una traducción fiel de sus palabras. Cuando finalmente la transcribí, estuve hasta último momento leyéndola con ojos españoles y latinoamericanos a la vez para que ningún lector se quedara afuera de todo lo que Malena contó. Doble traducción, una explicando las frases argentinas y otra que iba del coloquio y expresión oral (que tan bien maneja una estandapera como Malena) a las letras en una pantalla.

Además de eso, entrevistar a alguien con el que coincides en muchas ideas y posiciones es terrible, y hay que hacer un esfuerzo por crear un espacio incómodo, por hacer de abogado del diablo, para sacar una mejor conversación. Y si además te hace reír (y a mí que no me cuesta nada lanzar carcajadas), bueno, sales de la entrevista pensando que ha sido la peor de tu vida.

Juro que lo intenté. La entrevista se puede leer entera en la sección de Cultura, de eldiario.es, y si no la conocen, este es un perfil de Malena Pichot, donde además hay una pequeña selección de videos.

Blog Widget by LinkWithin