Los 7 pecados capitales de la sociedad, según Galeano

Eduardo Galeano

El primero de los 7 pecados capitales de la sociedad actual, según Eduardo Galeano, es el racismo, porque produce amnesia: todos somos emigrados africanos. “De África sabemos sólo lo que nos enseñó el señor Tarzán, pero fue allí donde empezó nuestro viaje en el mundo”.

Resto de pecados:

2. La tradición machista

3. La intolerancia al diferente

4. El desprecio al trabajo: “En un mundo donde las jornadas de trabajo se miden con los relojes derretidos de Salvador Dalí, es el precio lo que fija el valor y no al revés”.

5. La tendencia de los medios de comunicación a mentir: Galeano comparó la importancia la importancia absoluta que se le dio en su momento al muro de Berlín y lo poco que se habla actualmente sobre los muros de la frontera de México, de Ceuta y Melilla, de Cisjordania o del Sáhara Occidental. “Ni se conocen”, ironizó.

¿Y la crisis económica? Galeano dijo tener la impresión de que no había sido responsabilidad de los especuladores de Wall Street, sino que “la culpa la tiene Grecia”, dijo con sorna.

6. El mundo mata: “La paz mundial está en manos de aquellos que fabrican más armas”. El mundo invierte más en gastos militares “criminales” que en acabar con el hambre. “Se fabrica hambre: hambre de pan, hambre de abrazos”.

7. El mundo fabrica enemigos, y lo hace a través del miedo: “La democracia tiene miedo a recordar, las armas tienen miedo a la falta de guerra y los hombres tienen miedo a la mujer sin miedo”.

Mujeres por un Mundo Mejor

marilink-iphone
Foto: Ainhoa Gomá

Vengo de Valencia, ciudad en la que he escuchado a mujeres de diferentes países en sus distintas lenguas contar situaciones muy similares. Valencia fue la ciudad elegida para el V Encuentro España África, Mujeres por un Mundo Mejor, donde desde hace 5 años, mujeres líderes de todos los países africanos se encuentran con sus pares europeas y del resto del mundo.

Estuve allí, junto a Icíar Bollaín, cineasta, contando lo que veíamos, invitadas a participar de esta experiencia. Las palabras de muchas de las mujeres con las que hablamos aún no se me van de la cabeza.

Michelle Bachelet

Fue una de las oradoras más aplaudidas, incluso antes de empezar a hablar en el estrado. En su primera visita como ex presidenta de Chile, habló de la necesidad de transversalidad en los temas de la mujer. Que de nada sirve crear un ministerio dedicada a la mujer si no implicamos al resto de ministerios en las políticas.


Discurso de Michelle Bachelet

Con una frase muy clara, definió qué nos estamos perdiendo al no contar con más mujeres: dijo que ella cuando habla con hombres les dice que se imaginen que el entrenador de la selección nacional de fútbol sólo llevase al Mundial a la mitad de sus jugadores, sería imposible pensar en ganar. ¿Por qué entonces dejar afuera de tantos ámbitos a la mitad de la sociedad?

En la entrevista que le hicimos dijo:

Siento que los que tomamos la decisión de llegar a la política, y lo digo desde mi caso, lo hice, y esto puede que suene raro en códigos más masculinos, lo hice desde el amor. Porque lo hice desde el sufrimiento tremendo que me generaban las injusticias, y luego sí tuve tiempo de pensar y de intelectualizar, cómo hacer para que esto no siga.

Ma. Teresa Fernández de la Vega

Destacable el espíritu y la fortaleza de la mujer delgada y de mirada viva, cuya figura bailando con mujeres mozambiqueñas hace 5 años es la imagen que en más medios se difundió sobre este encuentro. Fernández De la Vega ha logrado la permanencia de una cumbre de líderes de España y África, que si fuera de hombres, indudablemente habría sido portada de todos los periódicos. Con 52 países de África representados, ex presidentas europeas, premios Nobeles de la Paz, premios Príncipe de Asturias se reúnen todos los años a hablar de políticas en Salud, Educación, empoderamiento de la mujer y desarrollo económico mundial. Fernández de la Vega es una mujer que te estrecha las manos y te abraza cuando habla contigo y a la que le brillan los ojos cuando empieza a contar todo lo que aprende de estas mujeres.

Mary Robinson

La ex Presidenta de Irlanda, y la primera que accedió a la jefatura de estado en su país. Concreta, contundente, clarísima en cada una de sus palabras. ¿Podía ser de otra forma sabiendo que fue la primera mandataria irlandesa en dialogar con el Sinn Fein, la primera en visitar Ruanda después de la guerra civil y una incansable luchadora por los derechos humanos? Nos quedamos muy impresionadas después de hablar con ella.

In the peace treaties that have been signed, only 2.4% of signatures are women: it’s all men. And it’s usually bad men talking to bad men, with lots of publicity. And it’s women who suffer. So we need women at the table, women voices.

We are learning that the more women are there at decision making, the more there is focus on health, on children, on education, these are the issues that we put on the table, and studies show that when the government shows a good balance, it’s a better government.

Y estas fueron sólo tres de las 500 que había en Valencia. Wangari Maathai, Premio Nobel de la Paz y Presidenta del Green Belt Movement; Ellen Johnson-Sirleaf, Presidenta de Liberia; Graça Machel, Presidenta de la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad; Tarja Halonen, Presidenta de Finlandia; Asha Rose Migiro, vice secretaria general de Naciones Unidas, Inés Alberdi, directora ejecutiva de UNIFEM; Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva de UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas); Navanethem Pillay, Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas; Rebeca Grynspan, administradora asociada del PNUD; Margot Wallström, representante especial de la ONU para la lucha contra la violencia sexual en situaciones de conflicto; Fatana Ishaq Gailani, fundadora Institución AFGH y Women Council; Somaly Mam, premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional; Barbara Hendricks, premio Príncipe de Asturias de Artes, Inés Alberdi, directora ejecutiva de UNIFEM, Amelia Valcárcel, Consejera de Estado de España, . Enlazo a sus nombres las entrevistas que hicimos, no se las pierdan. Están todas en el canal de Youtube de MujeresMundoMejor.

Sólo algunas de aquellos cientos de mujeres, cuyos tocados y vestidos llenos de color contrastaban con las durísimas realidades que exponían, como un recordatorio sutil de que siempre habrá sitio para el espíritu alegre y la esperanza.

Mujeres

mujer-leon

Confieso que no es algo en lo que piense muy a menudo, y que las listas de chicas geek y las mesas de “mujeres” en las conferencias sobre tecnología me causan sentimientos mezclados, por decirlo suavemente. Se nos debe invitar a hablar sobre los temas que nos interesan en cualquier ámbito, al lado de hombres. Nuestro sexo no debería importar, pero un hecho es cierto: en las conferencias y los eventos no hay visibilidad de las mujeres. Aunque estamos en blogs y redes sociales en iguales números, pocas somos visibles. Aunque estamos presentes en muchas redacciones y emprendimientos, pocas tenemos puestos directivos.

Que en este día de la mujer todos dediquemos un minuto a pensar en las habilidades de las mujeres y hombres en nuestra empresa, nuestros conocidos y amigos, que podamos a partir de ahora valorarlos por su trabajo, por su energía y sus ganas de hacer cosas y no por apariencias de ningún tipo. Tengo y tuve la inmensa suerte de trabajar con clientes y empresas que desde un primer momento me juzgaron por mi trabajo, y eso quiero para todas, que sepamos relacionarnos con gente que nos valora. Deseo que todos los prejuicios se vayan de todas las cabezas, especialmente de las mujeres, de las mujeres que hablan mal de otras mujeres, de las personas infelices que buscan en el ser mujer una excusa para tirar abajo la profesionalidad, el esfuerzo o el buen hacer de una persona.

Y ya de paso, quiero agradecer a la gente de Wellcomunity, a quienes no conozco, y que me han puesto en una lista llena de mujeres muy grandes, de verdad es un honor.

Imagen: Kraken

El poder real de las mujeres con poder

elena_salgado.noticia

Que una mujer no pegue un puñetazo en la mesa para hacerse oír no quiere decir que no sea capaz de hacerlo, aclara Rosa Escapa, experta en igualdad de oportunidades. Sencillamente, no es el modelo en el que ha sido socializada ni el que cree más adecuado, añade. En este sentido, se pregunta qué habría hecho Rajoy con Salgado si no hubiera contenido su agresividad: “¿Revolcarla en el suelo? ¿Pisarle el cuello? A un hombre tampoco hay motivo para tratarlo con menos respeto”.

El poder real de las mujeres con poder, de Magda Bandera para Público. La secretaria del Partido Popular, Dolores de Cospedal había dicho que Mariano Rajoy, líder de su partido, no fue el 21 de octubre en el Congreso más contundente porque, al ser él un hombre, hubiera quedado como cuando “un chico le pega a una chica en el colegio”.

Primeras damas en el asiento de atrás

Academics, economists, lawyers, businesswomen: the qualifications in the room made for a highbrow coffee morning. It was disappointing not to find a few more husbands of presidents and prime ministers in the mix, but clearly miracles don’t occur over mere decades in politics.

The spouses included grandmothers and mothers, career women and career wives – all engaging with the complicated challenges of taking a back seat while in most cases being qualified to ride upfront.

Maybe one of these days we’ll see women like these at the summit, and a few more boys at the sideshow.

Michelle Obama, Karl Marx and the secrets of the G20 First Wives’ club, The Guardian.

La fábrica Triangle

El  incendio de la fábrica Triangle fue el mayor desastre industrial de la ciudad de Nueva York y la peor tragedia ocurrida en un lugar de trabajo, antes del 11S. En él murieron 148 personas, la mayoría, mujeres jóvenes, muchas de las cuales se lanzaron de un noveno piso para evitar las llamas.

En el edificio Asch, la compañía empleaba a unos 600 trabajadores, en su mayoría jóvenes mujeres inmigrantes. Algunas tenían sólo 12-13 años y trabajaban turnos de 14 horas haciendo entre 60-72 horas semanales. Según Pauline Newman, una trabajadora de la fábrica, la paga era de 6 a 7 dólares por semana. En una époco donde el salario promedio anual era de 791 dólares, una trabajadora de Triangle no ganaba más de 338 dólares.

En 1909 la empresa fue conocida en el sector, porque de sus salas surgió una protesta espontánea y masiva donde 20 mil trabajadoras salieron a la calle, y lograron, un año después, que se les mejoraran parcialmente sus condiciones salariales y de horas.

La inseguridad laboral, sin embargo, continuó y fue protagonista del gran incendio de 1911. Nunca se supo si fue accidental o provocado, pero el hecho es que la mayoría de las puertas de salida estaban cerradas con llave para impedir que las trabajadoras pudieran tomarse descansos.

Después de un funeral al que acudieron 100 mil personas, el reclamo por una adecuación de las leyes puso en marcha una comisión del gobierno. Los dueños de la compañía, Max Blanck e Isaac Harris, que habían huído hacia el tejado en cuanto el fuego comenzó, sobrevivieron y fueron llevados a un juicio en el que fueron absueltos. A través de una demanda civil posterior, se vieron obligados a pagar 75 dólares por víctima, mientras la compañía aseguradora les pagó 400 en ese mismo concepto. En 1913, arrestaron a Blanck una vez más por cerrar con llave las puertas de la fábrica durante horas de trabajo. Tuvo que pagar una multa de 20 dólares.

El Día de la Mujer, celebrado pocas semanas antes, cobró significación con este caso que modificó la legislación laboral de los Estados Unidos y está reconocido por la ONU.

 

Blog Widget by LinkWithin