El clic de los niños

“Los niños ya nacen sabiendo usar internet”, oímos a menudo. Lo que seguramente no saben es cómo proteger su privacidad de la personalidad que aún están formando, porque ya hay aplicaciones y trackers juntando datos de su navegación. Esto es lo que descubrió un grupo de investigadores del International Computer Science Institute (ICSI) de la Universidad de Berkeley.

¿Para qué querría alguien hacer un perfil del comportamiento de un niño pequeño? fue lo primero que le pregunté a Narseo Vallina, uno de los investigadores, y sus respuestas no fueron muy tranquilizadoras. Disney ya ha tenido juicios por temas similares y hace poco YT Kids se enfrentó a un inmenso debate en redes por padres preocupados. Había una serie de vídeos producidos por algoritmos programados para crear vídeos terriblemente atractivos para menores, aunque ciertamente extraños. Lo peor de todas estas apps es que la mayoría enviaba los datos a terceros, en la mayoría de los casos, empresas bastante oscuras. Todo esto y más lo he contado en este reportaje para El País: Más de la mitad de aplicaciones infantiles envía datos a terceros.

Foto: Petras Gagilas

Selfies desnudos más seguros

Screenshot 2016-03-24 19.18.54

A todos nos gustan los selfies, digan lo que digan los medios citando algún estudio sobre narcisismo e inmadurez. Un selfie implica controlar lo que mostramos de nosotros, el ángulo, el cómo, el dónde y la herramienta. Configuramos imagen a imagen cómo nos vemos y no dependemos de otros que nos definan. En el IFF conocí Safer Nudes, el genial proyecto de la gente de Coding Rights.

En vez de pensar que no tenemos que hacer o enviar a nadie desnudos nuestros que no queremos publicar, por qué no hacer valer nuestro derecho a controlar qué queremos compartir y qué no en internet. El derecho a la privacidad consiste exactamente en eso, en poder decidir qué datos publicamos de nosotros y bajo qué condiciones.

Safer Nudes es un zine (pequeño folleto plegado como un librillo) que puede descargarse e imprimirse desde estos PDFs (1 y 2). Aquí se muestra cómo plegarlo.

En ellos, una guía sexy de los desnudos seguros y una serie de estrategias y herramientas sobre seguridad digital para ejercer nuestro derecho a los selfies y a los desnudos de forma segura:

Disfruta de ti mismo

Toma las fotos que quieras y recuerda: no hay reglas ni límites. Los desnudos no tienen que ser fotos pornográficas, necesariamente: tus desnudos, tus reglas.

¡Anonimiza!

Internet nos ha vuelto stalkers a todos. Si quieres compartir desnudos con alguien en quien no confías, te recomendamos que evites mostrar tu cara, tatuajes, marcas de nacimiento, cicatrices, muebles, etc.

Aplicaciones como Obscuracam te permiten pixelar tu cara y otros aspectos de tu cuerpo o del fondo de la imagen que quieras ocultar. Además, hay que tener en cuenta que cada vez que tomas una foto, detalles como la hora y la localización quedan en ella. Esta información es conocida como metadatos y pueden ser usados para identificarte. Para que te deshagas de ellos puedes utilizar editores de metadatos como Photo Exif Editor (disponible para iPhone y Android).

¿Quedaste expuesto?

La publicación de tus desnudos no es necesariamente algo malo, mientras haya sido tu decisión. Si eres tú quien publica tus propias imágenes porque quieres, nadie debería usarlas en tu contra. Nuestros maravillosos desnudos pueden ser usados para incitar una discusión muy importante acerca de nuestros cuerpos, nuestros deseos y la forma como queremos mostrarlos y usarlos.
Si alguien publicó tus desnudos sin tu consentimiento, esto es posiblemente ilegal. La mayoría de países protege los derechos asociados con la personalidad, que incluyen la protección de la imagen, los datos personales y otra información privada. Entonces siempre deberías poder pedirle a la compañía de internet (usualmente conocida como ISP) que retire estas imágenes no autorizadas. Además de poder remover este contenido, también puedes pedir asistencia legal para examinar la posibilidad de demandar civil o penalmente a la persona que subió tus imágenes. Para más información sobre la recogida de pruebas y cómo proceder en esos casos:

http://withoutmyconsent.org
http://www.womanagainstrevengeporn.com
http://www.takebackthetech.net/know-more

¿Pueden ver mi vagina?

Sí, los gobiernos y las compañías pueden ver nuestros desnudos si quieren. Pero nosotros podemos dificultar esto. Usa el cifrado y crea contraseñas fuertes con palabras largas en otros idiomas, números o caracteres especiales, por ejemplo. De ser posible, cifra enteramente tu teléfono (disponible en Android y iPhone).

Nunca se te olvide que cada archivo que enviamos a través de una aplicación también llega a un servidor propiedad de una compañía. No tenemos acceso a los datos de esos servidores, pero las empresas que son dueñas de ellos sí y también los gobiernos. Y, aunque muchos servicios prometen seguridad y confidencialidad, hemos visto muchas filtraciones, en Snapchat y Ashley Madison, por ejemplo.

Borra o esconde bien

La vida es efímera. Podemos aceptar esto y borrar cada desnudo inmediatamente después de enviarlo (con el modo de autodestrucción activo). Pero guardarlos en una carpeta cifrada también puede ser un buen camino. Recuerda que tu teléfono puede crear backups de tus fotos en varias carpetas: es crucial asegurarte que cada copia ha sido borrada. CC cleaner es una aplicación que ayuda a borrar los rastros de los archivos, disponible para Android, Windows y Mac OS. En caso de que quieras guardar estas imágenes en tu ordenador, asegúrate de usar carpetas cifradas y que sólo tú te sepas la contraseña.

Pero lo máximo acá (lo que mantiene tu trasero a salvo, incluso de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU.) es usar la suite de PGP, disponible para Windows, Linux y Mac OS. Sólo tienes que crear tus llaves (memorizar la privada, compartir la pública) y usarlas cada vez que quieras enviar desnudos u otros archivos privados.

Usa canales seguros para compartir

Una aplicación confiable para compartir cosas íntimas debería ser software libre, ofrecer cifrado de principio a fin, bloqueo para capturar pantalla, mensajes que se autodestruyen, que se borran de los dispositivos y los servidores, no debe requerir correo electrónico, número de teléfono o nombre real como datos de suscripción. Esta es una combinación de criterios que no encontramos en ninguna de las aplicaciones que acá mencionamos. Todo lo que probamos tiene ventajas y riesgos. Así que lo más importante es saber qué está en juego cuando se usa alguno de estos servicios.

Nunca uses mensajes de texto (SMS), iMessage, WhatsApp, Telegram, Facebook (¡por Dios, no!), Tinder, Happn o cualquier otras aplicaciones de mensajería que muestra tu teléfono o que te permite descargar las imágenes que son compartidas con otros. También es sabio evitar aplicaciones que no utilicen cifrado de principio a fin, ya que los mensajes sin cifrar son mucho más fáciles de interceptar. Aplicaciones como Confide y Wickr utilizan este tipo de cifrado y hacen que las imágenes desaparezcan después de ser vistas. Esto es muy diferente de Snapchat, por ejemplo, en donde se requiere un número de teléfono para registrar al usuario y que mantiene las imágenes en línea durante 24 horas. Confide y Wick dificultan mucho más las impresiones de pantalla y te permite saber cuándo alguien lo intenta. El registro en ambos servicios no requiere un número de teléfono. Evita vincular tus cuentas en estas aplicaciones con tu cuenta de correo personal o tu perfil de Facebook, ya que así tus desnudos quedan atados a estas cuentas en algún nivel.

7 apps de iPhone para amantes del vino

El vino está en torno a muchas celebraciones y buenos momentos de nuestras vidas. Sin dudas, su elección es clave para completar una buena comida, pero no todos somos expertos, y muchas veces nos gustaría tener una guía a mano en el momento de la compra o incluso cuando descubrimos una nueva botella y queremos recomendarla o guardar sus datos. Nada parece más acertado que contar con una o varias aplicaciones relacionadas con la enología en nuestro smartphone, que nos permita encontrar datos rápidamente cuando los necesitemos y elegir la mejor opción.

Robert-S.-Donovan

Vinos y Bodegas de España

Vinos-y-bodegas-de-España

Vinos y Bodegas de España es sólo lo que indica y poco más: un catálogo de vinos y bodegas, pero no encontraremos en ella interactividad y mucho menos una red social. Se puede hacer una búsqueda por vino, bodega o región, y se echa en falta algún precio orientativo. Es gratuita, sí y está disponible para iPhone.

Guía Repsol de Vinos

Guía-Repsol

La Guía Repsol de vinos tiene una buena base de datos: 1.450 vinos y 655 bodegas en una selección bastante representativa de los vinos de España. En la búsqueda hay algunos filtros para elegir: tipo de vino, puntuación, tipo de calificación, año, región, calificación y precio. También es gratuita para iPhone.

Vinos y Añadas

Vinos-y-Añadas

Vinos y Añadas es una aplicación muy simple que utiliza la pantalla del iPhone en horizontal y sólo te muestra el año de cada vino y la denominación de origen, pero nada más. Gratuita para iPhone.

Wine Notes

WineNotes

Imagínate que has disfrutado de un vino y quieres dejar esa experiencia apuntada para recordarla cuando vuelvas a probarlo, entonces algo como Wine Notes puede servirte. Es una aplicación que permite tomar notas y fotos y calificar los vinos, también compartir estas recomendaciones con tus contactos de Facebook y Twitter. Puedes llevar un inventario de tus vinos y escanear el código de barras. Es gratis para iPhone.

Snooth Wine

SnoothWinePro

Entre las más recomendadas por los usuarios se encuentra Snooth Wine, una aplicación que reúne muchas funcionalidades para que podamos aprovechar la experiencia del vino. Especialmente destacable es su implementación de tecnología de reconocimiento de imagen, por medio de la cual haciendo una foto de la etiqueta del vino y subiéndola, agrega el vinicultor a su enorme base de datos. Permite buscar un vino basándose en distintos filtros como color, precio, país, sabor, varietal, y una vez encontrado, además de sus datos y los de la bodega, nos dirá en qué tiendas cercanas podemos encontrarnos y cuál es el precio más bajo. Desde allí podemos agregarlo a nuestra bodega virtual, un apartado donde podemos tener nuestro propio inventario. O podemos sumarlo a nuestra lista de deseos, como uno de los próximos a catar. La aplicación tiene una versión gratuita con anuncios que no tiene el servicio de reconocimiento de imagen. La versión Pro cuesta $ 4,99.

Cor.kz

Cor.kz_

Otra de las más queridas por los usuarios y sobre todo por su gran comunidad es Cor.kz, una aplicación que viene avalada por la información que recoge del foro de CellarTracker, que tiene 31 millones de usuarios y más de 1,5 millones de etiquetas de vino registradas. Al poner el nombre de un vino tenemos al instante miles de opiniones y puntuación de otros usuarios, con lo que el resultado se acercará a una media más que aceptable que no nos dejará equivocarnos. Su escáner de código de barras es bueno y otra función muy útil es su comparador entre opciones de vino predeterminadas. Además tiene “Pedia”, su tipo de Wikipedia particular sobre vinos donde podremos ilustrarnos más sobre términos y conceptos enológicos. Cuesta $ 1,99.

Pair It!

Pair-It

Estaba buscando una app que complementara a las anteriores y que explorara otro aspecto del mundo del vino más específicamente, los maridajes, y me encontré con Pair It!. Con ella podremos seleccionar gustos y comidas y encontrar el vino que mejor combine. Pair It! cuenta con el asesoramiento de Bruce Riezenman, chef y experto en vinos que ha ganado premios por su habilidad en combinar comidas y vinos. La app incluye más de 180 varietales de todo el mundo y un catálogo de comidas de más de 1000 platos. Su precio es $ 4,99 en la App Store.

Foto: Robert S. Donovan

Este artículo fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

 

Trello y Asana: Gestionar proyectos en equipo online

Equipo

Cuando colaboramos con otras personas en un mismo proyecto, puede ser muy útil utilizar alguna herramienta de gestión que permita a todos los integrantes estar en contacto y manejarlo ordenadamente. Ordenarse y visualizar todo en un solo lugar ayuda a descongestionar el email y a avanzar más rápido, focalizándonos en lo que realmente importa. Veamos dos herramientas gratuitas que pueden ser muy buenas para ayudarnos en esto.

Trello

Trello

Un sistema de colaboración online gratuito muy visual e intuitivo es Trello, que a través de fichas permite al encargado de dirigir el proyecto ver el punto de avance de las tareas de cada miembro del equipo. Se visualiza a través de “tarjetas”, que permiten discusiones, listas, actualizaciones y archivos adjuntos. Las tarjetas se pueden personalizar con colores y como extra tienen algunos diseños para daltónicos.

No sólo sirve para gestionar proyectos con otras personas, puede ser muy útil para organización personal. Tiene versión móvil para iPhone y iPad.

Asana

Asana

Nombre de posición de yoga para un gestor que tiene integración con tu cuenta de Google. Las funciones de Asana son realmente útiles:

  • Configurar distintos emails para que te envíe las actualizaciones de cada proyecto a un email diferente
  • Enviar tareas adjuntar archivos y marcarlas como completadas desde el email, sin entrar en la aplicación
  • Buscador integrado
  • atajos de teclado para casi todo

La interfaz es muy limpia y agradable de usar. Quizás por esto, su versión para iPhone y iPad decepciona un poco, ya que no es tan buena como la experiencia en la web.

Han puesto una API a disposición de desarrolladores por lo que puede ser una opción más que interesante más adelante.

 

Foto: tarotastic

Este post fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

Blog Widget by LinkWithin