Be secret, and exult

To a Friend Whose Work Has Come to Nothing
 
Now all the truth is out,
Be secret and take defeat
From any brazen throat,
For how can you compete,
Being honor bred, with one
Who were it proved he lies
Were neither shamed in his own
Nor in his neighbors’ eyes;
Bred to a harder thing
Than Triumph, turn away
And like a laughing string
Whereon mad fingers play
Amid a place of stone,
Be secret and exult,
Because of all things known
That is most difficult.
 
— William Butler Yeats

If, by Rudyard Kipling

IF you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise:

If you can dream – and not make dreams your master;
If you can think – and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ’em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: ‘Hold on!’

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with Kings – nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And – which is more – you’ll be a Man, my son!

Rudyard Kipling

Las dos huesudas

La catrina
Vino la muerte a buscar a la flaca
menos huesuda y mucho más guapa
le primera le dijo “esta es tu hora”
y la otra contestó “¿eres mi seguidora?”

Pensando la de la guadaña
que la flaca la desafiaba
le guisó con sus entrañas
lo que ella más gustaba

pero para cuando hubo acabado
con todos los platos picantes
y los alcoholes alucinantes
la muerte tuiteó
que con ella había terminado

Mientras se reían las dos huesudas
supieron con estupor
que ahora para siempre estarían unidas las dos

es lo que tiene México que se te cuelan las ganas
te dejan panza para arriba
y con las emociones en bragas

— Esta calaverita me dedicó hace un año Silvina, mi amiga mexicana, cuando volví de un viaje donde me enamoré de México, de su comida, de sus rituales y de todas sus calacas. Feliz día de los muertos, raza.

En tu cabeza lo puedes todo

mwc

In je hoofd kun je alles, decía en el brazo del chico que estaba a mi lado en la sala de prensa en el Mobile World Congress, y le saqué la foto. La subí a Instagram mientras volvía en el tren y su amiga Esther desde Rotterdam, que me seguía, lo vio ahí de casualidad. El mundo cada vez más pequeño, de ahí encontré este poema que Dim, el fotografiado, me contó que fue un regalo de sus padres. Dice:

In je hoofd
kun je alles.
Fietsen naar de maan,
boven op de wolken staan.
Strelen met je handen los,
lopen door een donker bos.
Vechten als een tijger,
dansen met een elf.
Afscheid nemen
zonder tranen,
alles gaat vanzelf.

[En tu cabeza
lo puedes todo.
Ir en bici hasta la luna,
estar parado en las nubes,
acariciar sin tocar,
caminar a través de un oscuro bosque,
pelear como un tigre,
bailar con un elfo,
despedirse sin lágrimas,
todo sucede por sí mismo]

Theo Olthuis

Fundación Mítica de Buenos Aires

Bandera

¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proas vinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron.

Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aún estaba poblado de sirenas y endriagos
y de piedras imanes que enloquecen la brújula.

Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el Riachuelo,
pero son embelecos fraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo.

Una manzana entera pero en mitá del campo
expuesta a las auroras y lluvias y suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brilló y en la trastienda conversaron un truco;
el almacén rosado floreció en un compadre,
ya patrón de la esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba YRIGOYEN,
algún piano mandaba tangos de Saborido.

Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y el aire.

Jorge Luis Borges, 1929

El significado de la vida [vídeo]

the Meaning of Life – stop motion from Vytautas Alechnavicius on Vimeo.

Este vídeo es un stopmotion realizado por Vytautas Alechnavicius, Goda Jankute, Sergejs Radkevics, y está basado en un haiku de Marcia:

“The Meaning of Life”

She asked me about
The meaning of life,
didnt Know what to say— blank

[El significado de la vida

Ella me preguntó por
El significado de la vida
No supe qué decir— en blanco]

Música: Outside – To Forgive But Not Forget

Eyes closed now

eyes closed now

Lo escribió typewriter

Blog Widget by LinkWithin