Si algo es gratis, el producto eres tú. O no.

Probablemente es una de las frases más usadas en tuits, medios y debates cuando se habla de datos personales, de privacidad, de redes sociales y servicios online. Este argumento, además de dar un titular muy resultón para columnas dominicales, es bastante cuestionable. 

Por un lado, el modelo gratis-con-publicidad lleva muchos años funcionando (pensemos en la radio o la TV) y eso no significa que los usuarios sean tratados como producto o sus datos vendidos. Por el otro, creer que porque pagas por algún servicio la empresa no te utiliza como producto o no explotará los datos que tiene de ti es como mínimo, ingenuo.

Evil Google ha encajado perfecto en el personaje que parece validar este argumento, pero desde que existe la publicidad, las audiencias, su relevancia, su atención, su tiempo y sus datos, son algo por lo que se paga, aunque el público ya sea suscriptor. 

La frase viene de los años 70, bastante antes de internet. Fue pronunciada en un corto sobre la TV llamado “Television delivers people”, en 1973, y se reprodujo en una entrevista de Richard Serra que hablaba de ese show. Pero se popularizó a través de un comentario de Andrew Lewis en unos foros de Metafilter.

Aparentemente también el argumento de “El producto eres tú” fue usado por Ronald Reagan en un discurso en 1986, en el que hablaba de la guerra contra las drogas. 

Defender la privacidad en lo relativo a los datos que utilizan las empresas con las que tenemos que relacionarnos es fundamental y por eso necesitamos utilizar argumentos más informados si queremos defender nuestros derechos.

Facebook como mediador de las noticias

Facebook vídeo

Datos de visitas y compartidos en dos noticias de eldiario.es esta semana para tratar de entender lo que está haciendo Facebook con los contenidos de los medios de comunicación:

1. Esta noticia sobre la alcaldesa de Barcelona genera mucho interés según sus compartidos y Likes. Facebook lo ha mostrado en los muros de 178.331 personas.

2. Esta noticia sobre el ministro Soria según los mismos indicadores genera menos interés, pero es un vídeo directamente subido a Facebook, que además se reproduce solo. Y aunque solo tiene 58.000 reproducciones, Facebook lo ha mostrado a 522.124 personas.

Los medios digitales se encuentran ante sí con una plataforma con más poder de distribución y con la mayor audiencia imaginada para un solo medio. ¿Luchar contra Facebook o caer en sus brazos? Ninguna de las dos. Pero tendremos que tomar decisiones cada vez más rápido.

 

 

¿Cambiarán el futuro las redes sociales? -revisited-

Marilín Gonzalo, Irene Cano, Pepa Romero, Marisa Toro

A fines de 2011, la revista Yo Dona nos convocó a varias mujeres que trabajamos en medios digitales y plataformas de internet para hablar del futuro y de los retos profesionales: Irene Cano, directora de Facebook en España en ese momento; Marisa Toro, directora de Comunicación y Asuntos públicos de Google para España y Portugal, y Pepa Romero, directora y responsable del área de banca y gran consumo de Territorio Creativo.

La nota salió en papel pero esta semana me encontré en YouTube con varios videos que no había visto, así que los pongo en una entrada en el blog junto con el reportaje. Aunque sigo estando de acuerdo con lo que dije, en líneas generales, esto fue hace más de 2 años y fue curioso ver cómo las experiencias han hecho que mis puntos de vista se hayan matizado y enriquecido. También están las fantásticas fotos que nos hicieron (algunas tipo demasiado tipo brigada femenina de la red, para qué negarlo).

Cómo lidiar con stalkers o acosadores en redes sociales

Siempre hubo acosadores en este mundo pero con la dimensión de internet estos términos cobran otro sentido. La comunicación a través de las redes sociales es diferente y nos hace repreguntarnos qué es realmente un stalker, hasta qué punto debemos tomarlos en serio y cómo podemos protegernos de manipuladores psicológicos en el ámbito de internet.

El stalking es una forma de acoso, pero los acosadores en redes sociales no tienen por qué serlo también fuera de ellas, aunque pueden provocarnos el mismo sufrimiento y son iguales de reales. En ambos casos somos víctimas y podemos actuar para salir de una situación asfixiante, pero hay que saber cómo hacerlo.

¿Qué es un stalker (o un acosador)?

Acosar consiste en tener una conducta persistente hacia una misma persona con el objeto de tener control sobre ella. Los stalkers tienen un comportamiento obsesivo y causan un sentimiento angustiante a la persona perseguida, que teme por su integridad. Un acosador puede meterse contigo o con tus seres queridos. Quieren aislarte socialmente y hacer que sólo le dediques atención a él.

Hay muchos tipos de acosadores, y la atmósfera de miedo psicológico que pueden provocar en sus elegidos es tal que puede ser difícil que se den cuenta si están en una situación de stalking o acoso a través de internet.

Por otro lado, es normal querer saber más sobre personas que conocemos, y en internet, como en nuestra sociedad, hay de todo: curiosos, celosos y stalkers. La persona que ha visto absolutamente todas tus fotos de Flickr o que da Like a todos tus posts no tiene por qué ser un stalker, sino simplemente un conocido que quiere saber más de tu vida.

La situación cambia cuando sientes miedo, cuando te sientes intimidado, cuando la situación se torna repetitiva y ves signos de obsesión. Es en ese punto donde es bueno considerar una serie de cosas para saber si ha llegado el momento de actuar para protegerte. Veremos una serie de pasos para saber cómo manejar una situación así.

Qué considerar

Reconocer la situación y tomar perspectiva

Una de las cosas más difíciles puede ser darnos cuenta de que efectivamente estamos siendo acosados. Primero tenemos que advertir que no porque alguien te siga en todas las redes sociales es un stalker, los amigos claramente no lo son y nuestras madres entrarían de cabeza en esta definición de stalkers si solamente tuviésemos en cuenta esto, cuando obviamente no lo son.

Nuestra exposición en redes sociales hace que muchas veces otros se puedan sentir muy cercanos a nosotros, se sientan “amigos”, pero eso a veces no es compartido por nosotros, y ahí entra una sensación un poco rara, donde sentimos que alguien desconocido nos conoce demasiado. Pero esto no tiene por qué ser signo de stalking. Empecemos por no volvernos paranoicos y tratar de entender los motivos del otro: si un viejo conocido quiere ver todas tus fotos o te pregunta por tu vida, eso no lo hace un acosador.

Observar hacia fuera y hacia dentro

Hay varios signos que definen actitudes obsesivas hacia una persona en internet, como por ejemplo: monitorea constantemente tu actividad en la red, habla de ti como si tuviéseis una relación importante, te manda emails, mensajes y Whatsapps de forma insistente, o deja comentarios en tu Facebook repetitivamente y sin que tú correspondas ese nivel de intensidad.

Pero también debes observar los signos hacia “dentro” y preguntarte si te estás sintiendo intimidado por sus acciones. Si te estás sintiendo agobiado o incómodo con la situación, entonces ya es razón suficiente para actuar y cambiarla.

Hablarlo

Esta es una decisión complicada porque si el stalking es obvio y amenazador lo mejor es cortar todo tipo de contacto inmediatamente y sin dar ningún aviso, bloqueando, cerrando perfiles o lo que sea necesario para alejarse de esa persona.

Si no es la situación, o si son personas conocidas o amigos y no te estás sintiendo amenazado, intenta responder en forma medida. Existe la posibilidad de que hayas malinterpretado a la otra persona o sus motivos. Háblalo y hazle ver claramente que su nivel de actividad en tus publicaciones es excesivo y que te parece inadecuado.

No respondas o responde corto

No contestes a sus comentarios o a sus Likes, probablemente quiera llamar tu atención, pero no le des el gusto. También puedes contestar corto, poniendo algo que simplemente demuestre que has visto su mensaje pero que no le das demasiada importancia.

Bloquéalo

Hasta aquí veníamos de buenas, pero si su actitud persiste, no lo dudes y bloquéalo sin pensarlo más. Puedes hacerlo de dos maneras, avisándole o no. Mi opinión es que no hay que avisar, pero tú debes elegir lo que te parezca mejor de acuerdo a la situación. Para bloquear a alguien en Twitter, puedes hacerlo desde su perfil, activando la opción, pero en ese caso, aunque ya no reciba tus actualizaciones en su timeline, el stalker podrá ver de igual forma a tus tweets entrando por web a tu página si tienes la cuenta abierta. Si la tienes cerrada con candado, no.

En Facebook puedes bloquear a una persona yendo a su perfil y también es conveniente que revises tu configuración de privacidad.

Cuéntalo a otros

Y busca ayuda. Es recomendable que cuentes a tus amigos lo que te está pasando, porque por un lado pueden darte más perspectiva, ayudarte a tomar acción o ayudarle a la otra persona a entender que debe dejar de hacer lo que hace.

Pasa al plan B: denuncia

Si la situación va más allá de todo esto y realmente te sientes amenazado, humillado, acosado o vives con miedo debido a la acción de alguien en redes sociales, de lo que esa persona ha publicado o la forma en la que se relaciona contigo, pasa por alto todos los puntos, no le des más vueltas y habla con la policía. Guarda capturas de pantalla de todo, guarda los emails y muéstraselos. Explícales todo lo que ha pasado e indícales cómo te sientes. Reporta a la policía cualquier tipo de actividad sospechosa, no importa si no tienes pruebas sólidas, es bueno que estén advertidos.

Es buena idea llevar un registro o un diario con todo lo que pasa, esto te ayudará a juntar pruebas ante las autoridades si tienes que denunciar y además evitarás perderte en pensamientos con la sensación de “todo está en tu cabeza” que otros pueden hacerte sentir.

Foto: Truthout.org

Este post fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

10 prácticas penosas en Twitter

Cada día se integran miles de nuevos usuarios a Twitter, y lamentablemente, muchos repiten, quizás sin saberlo, errores que alejan a sus seguidores, prácticas soberbias o idiotas, que al fin y al cabo hacen que Twitter pierda esa atmósfera tan agradable de charla de café y se convierta en un tablero de anuncios, en un estadio de salvajes o peor incluso aún, en un páramo de frases huecas, de FollowFridays que nunca serán follows ni tendrán la alegría de un friday.Twitter triste

La etiqueta en redes sociales también incluye muchas cosas que NO se deben hacer, aunque en determinado momento te parezcan buena idea, o veas que todo el mundo las hace. Vamos a repasar algunas de esas prácticas que deberían ser evitadas si queremos tener seguidores que agradezcan tenernos en su timeline:

  1. Enviar DMs automatizados: No importa si es para decir “gracias por seguirme” o “bienvenido a mi maravilloso mundo”. Un DM es un mensaje privado y personal, y eso es parte de su magia. No la rompas mandando el mismo DM a todo el mundo, es como esos chicos que dedican la misma canción a todas las chicas que conocen.
  2. No retuitees elogios, ni sólo los tweets que hablan bien de ti, o los #FF sólo porque te incluyen.
  3. Deja de poner hashtags en cada uno de los tweets que escribes. Algunos están bien, pero en ningún lado está escrito que todos tus tweets tienen que llevar hashtag, y mucho menos ¡más de 3!
  4. No hace falta que agradezcas públicamente a todos los que te siguen o a todos los que te hacen retweet. Sé que tu intención es buena, pero realmente no es necesario.
  5. No hagas drama porque alguien no te sigue. Acéptalo, no te sigue, no puedes mandarle DMs. No le pidas que lo haga sólo para mandarle un DM porque para eso es mejor el email. Si no te sigue es por algo.
  6. No agregues “Por favor RT” al final de todos tus tweets. Si es interesante, será retuiteado, no tienes que pedirlo.
  7. No metas en conversaciones a gente que no quiere participar en ellas ¡sobre todo si son desconocidos! Muchas personas lanzan un tweet mencionando a varios usuarios, pero luego siguen copiándolos en todas los tweets de la conversación aunque algunos decidan no participar. Puede ser muy molesto.
  8. Esta es muy obvia, pero es que hay gente que no la entiende: no hables mal de otras personas, muchísimo menos si las mencionas con arroba y nombre de usuario. No sólo porque te leen, sino porque estas cosas es mejor decirlas directamente a la cara y no en Twitter.
  9. Otra obvia: no plagies tweets. Realmente es penoso, y se nota. No pierdas la oportunidad de reconocer al autor con un retweet agradecido.
  10. Deja de juzgar a los otros. Si alguien se equivoca, díselo en privado. Si alguien lanza demasiados tweets o te parece insoportable, deja de seguirle. Si alguien tuitea de una forma compulsiva o hace cosas que detestas, recuerda que tú decidiste seguirlo, y eso se soluciona con un click. No hace falta que vayas sermoneando a todo el mundo en público. No eres quién para hacer una lista de cosas que NO deben hacerse en Twitter, y tampoco dejes que nadie (ni siquiera yo) te diga cómo usarlo. ¡Tuitea y deja tuitear en paz!

Este artículo fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

Una cuenta en redes sociales manejada por varias personas: cómo organizarlo

teamwork

Si tenemos una cuenta de Twitter para informar exclusivamente sobre nuestra compañía o proyecto, suele ser conveniente que sean varias las personas que se encargan de mantenerla al día con novedades.

Esto puede traer una serie de dificultades añadidas en cuanto a coordinación que debemos evitar para no poner en riesgo la imagen de nuestra compañía. Una de las formas de organizarse es elegir buenas herramientas para gestionar las redes sociales y encargarse de que todos los miembros del equipo sepan usarlas eficazmente.

Si hablamos de Twitter, este servicio permite que un usuario esté logueado en distintos dispositivos, por lo tanto siempre cada miembro del equipo puede agregar la cuenta en sus respectivos clientes y tuitear desde allí. Pero esto tiene algunas desventajas, entre ellas, la pérdida del control de la contraseña, porque cualquiera puede cambiarla y no hay alguien con el rol de administrador.

Por suerte hay algunas utilidades para organizaciones que permiten gestionar tanto Twitter como Facebook, ofreciendo además estadísticas y otras funciones.

Twitter Corporate

Entre las características que está probando Twitter en las cuentas que piensa ofrecer a pequeñas empresas se encuentra la de “Contributors”, para que miembros de un equipo puedan publicar sin tener pleno acceso administrativo de la cuenta.

Si estás probando una cuenta de Twitter de empresas puedes ver si tienes activada ya la categoría “Contributors” en Ajustes. Si no lo tienes, toca esperar, ya que Twitter ha prometido terminar de lanzar las cuentas de empresa en unos meses. Mientras tanto puedes usar aplicaciones de terceros como las siguientes.

Birdherd

Probablemente la herramienta más simple que hay para esto es Birdherd. No tiene todas las funcionalidades de otras pero es rápida, intuitiva y básica. Se pueden agregar hasta 10 contribuyentes de forma gratuita. Si uno quiere pagar para agregar más, lo que dicen es que están en beta y todavía no han desarrollado planes de pago para poder agregar más usuarios.

Hootsuite

Hootsuite es una de las herramientas más completas para la gestión de múltiples cuentas en redes sociales. Permite agregar colaboradores y programar tweets por fecha, hora y cuentas. Se pueden incluir perfiles de Facebook, Twitter, LinkedIn, Google Pages (sólo para las cuentas Enterprise), Foursquare, Myspace, WordPress, y otras más.

Una de las funcionalidades más interesantes son los datos estadísticos que ofrece porque tiene integrado a Google Analytics y Facebook Insights y se pueden elaborar informes con las variables que necesitemos a partir de esos datos.

Es gratuita para 5 perfiles, pero si se quieren agregar colaboradores hay que pagar. Hay varias formas de hacerlo:

  • Contratando la cuenta Pro por 6 dólares, que incluye otro miembro del equipo, y además está libre de publicidad y permite ilimitada cantidad de perfiles sociales.
  • Si se quieren más colaboradores, hay que pagar 15 dólares por cada uno que se quiera agregar.
  • Pasados los 6 miembros sólo se pueden agregar más colaboradores pagando 30 dólares por mes.
  • Si se quiere tener equipos sin limitación de usuarios, la opción que propone Hootsuite es suscribirse a una cuenta Enterprise.

Buffer

Buffer es un servicio que ofrece una opción diferente para programar tweets. Consiste en definir una serie de horarios en los que queremos postear. Luego mediante un botón que se puede integrar en el navegador (Chrome, Firefox, Safari) podemos ir agregando tweets a lo largo del día que se irán guardando para salir en los horarios que hemos definido previamente.

Ofrece estadísticas de los tweets enviados, con la cantidad de clicks que se hizo sobre los enlaces, los retweets, las menciones, las veces que alguien lo hizo favorito y el potencial alcance del tweet. También permite usar nuestra cuenta de Bit.ly.

Para agregar colaboradores debemos empezar por la cuenta Pro, que nos permite dos usuarios por 10 dólares al mes y la utilización gratuita de aplicaciones móviles integradas.

Si necesitamos más gente en el equipo, la opción es la cuenta Premium por 99 dólares al mes, pero que también ofrece posts y perfiles sociales ilimitados, junto con una línea directa con el fundador. Y en este punto debemos decir por propia experiencia que son una empresa muy receptiva al feedback de sus usuarios.

Foto: torres21

Debate Yo Dona: ¿Cambiarán el futuro las redes sociales?

La revista Yo Dona me invitó el 3 de noviembre de 2011, junto a otras mujeres que están trabajando en el ámbito de internet, a una tertulia para hablar de las redes sociales,  negocios en internet y los cambios que veremos en los próximos años. 

Con Irene Cano (directora de Facebook en España), Marisa Toro (Directora de Comunicación y Asuntos públicos de Google para España y Portugal), y Pepa Romero (directora y responsable del área de banca y gran consumo de Territorio Creativo) estuvimos compartiendo opiniones sobre estos temas. Silvia Castillo, de Yo Dona, ha colgado los contenidos del debate en su blog. A continuación la reproducción de la nota que salió en Yo Dona de papel el 3 de diciembre de 2011.

La revolución 2.0 llegó para quedarse y en muy poco tiempo las redes sociales se han convertido en herramientas imprescindibles. ¿Cómo afectará el futuro a este fenómeno?

Cuatro mujeres líderes en este ámbito -Pepa Romero (@mjromerosj), Directora de Banca y Gran Consumo de Territorio Creativo; Marilín Gonzalo (@marilink), Directora de contenidos de Hipertextual; Irene Cano, Directora de Facebook en España, y Marisa Toro (@marisatoro), Directora de Comunicación y Asuntos públicos para España y Portugal-, debaten su trascendencia y trayectoria en el Especial Redes Sociales.

Por: Silvia Castillo (@sicasbe)

 

Nos preguntamos si se puede alcanzar el éxito profesional al margen de Internet y las redes sociales. ¿Cómo puede afectar esta revolución tecnológica a nuestra imagen personal, laboral o corporativa? También analizamos cuál es el papel de las mujeres en la red y cómo se dibuja el futuro.

Basta con repasar las fechas para confirmar que nuestro mundo ha cambiado a una velocidad de vértigo. En 1982 ve la luz el protocolo TCP/IP que da lugar al Internet, en el 91 nace la primera página web y en el 98 Google. El gran éxito de las redes sociales es muy reciente: En 2003 se creó Linkedin; en 2004 Facebook, en 2005 You Tube y en 2006 Twitter. Los resultados son espectaculares: Google: tiene más de 35 millones de usuarios en España; Facebook 16 millones Twitter 5 millones y Linkedin más de 1 millón. Cuatro mujeres líderes en el ámbito de Internet responden a los comentarios de los internautas a través de Twitter y analizan los retos que esta revolución tecnológica nos plantea.

Marilín: Nuestra sociedad se está transformando por el grado de interconexión que permite Internet. No creo que todo el mundo tenga que estar en redes sociales, sino que cada uno debe encontrar la que mejor se adapta a su personalidad. Hay que plantearse cuál es el objetivo: divertirse, conectar con gente, orientar el futuro profesional o informarse. Es la clave antes de abrir perfiles a lo loco.

Irene: Vivimos una revolución digital y todo se está socializando. No sólo ocurre con las empresas puras de Internet, también con la industria de los recursos humanos, de los juegos, de la música, los medios de comunicación, etc… La gente está compartiendo activamente información, emociones y sentimientos. Evidentemente se acabará haciendo mucho más a través del móvil, pero el gran cambio es esta nueva forma de compartir y de comunicarse. Las marcas y las instituciones que quieran buscar gente que les escuche tendrán que ir donde ellos están: en los entornos sociales.

Marisa: La revolución industrial en el siglo XIX supuso montar fábricas. Ahora vivimos una revolución que ha penetrado silenciosamente, pero todos estamos metidos en el mundo de la digitalización. Evidentemente se puede vivir de espaldas al mundo social de Internet, pero es una experiencia incompleta, sobre todo en el ámbito profesional. No todos tenemos que estar ahí, pero si renuncias, te estás perdiendo información esencial y, según avanza esto, cada vez te perderás más.

Pepa: Vivimos una revolución socio-tecnológica que cambia los modos de producción. Internet es una herramienta de trabajo y, si la sabes utilizar de una manera eficaz, tienes más ventajas. Pero hay muchos sectores que todavía no están conectados y en los que el contacto físico es fundamental, como en banca o consultoría. Después de la crisis, los negocios que no se adapten a la nueva realidad no estarán en condiciones de jugar en el tablero resultante. No será el mismo mundo. No por la crisis económica, sino por la revolución socio-tecnológica.

Marilín Gonzalo, Irene Cano, Pepa Romero, Marisa Toro

Un comentario a través de Twitter interviene en la tertulia: @doublecloth opina: “Mejor bien que de forma desastrosa. Si no estás preparado, no juegues”

Irene: Desmitifiquemos los entornos sociales. Las cosas se hacen mal en Internet y también en el mundo real. Mucha gente se lanza a la aventura, sin estar preparada. Lo fundamental es la estrategia. Si no tienes algo que comunicar y no sabes para qué, no lo hagas.

Marilin: Hay que tener sentido común. Muchas empresas quieren vender un producto y van a las redes sociales, donde les llueven avalanchas de quejas. Entonces desaparecen por miedo y hay que decirles: no, espera. Antes de trabajar en la estrategia de comunicación, hay que trabajar en el producto. El error es pretender que un producto malo se venda, solamente porque está en Internet. Eso no funciona.

Irene: En Facebook predicamos con el ejemplo. Muchas veces hemos hecho actualizaciones que a los usuarios no les han gustado y rectificamos inmediatamente. Ése es el secreto del éxito de la plataforma: Escuchar a los usuarios y rectificar. Las redes sociales han democratizado la relación en ambos sentidos.

Marisa: Eric Smith, un directivo de Google, dijo que en Europa no hay un Silicon Valley porque aquí no se perdonan los errores. En Estados Unidos, te disculpas y vuelves a empezar, pero la magia de Silicon Valley no funciona aquí.

Pepa: En la red todo se sabe. La audiencia sabe más que tú. Hay quien paga servicios para enterrar datos desagradables pero nadie soporta un escrutinio profundo si se busca de verdad. Así que, más vale no mentir demasiado ni tratar de esconder lo que interesa a todo el mundo.

¿Cómo afectan a la imagen personal o profesional los comentarios que se vuelcan en la red?

Irene: Warren Buffett decía que se tarda 20 años en construir una reputación y cinco minutos en arruinarla. Cada persona tiene que gestionar su imagen pública: antes y ahora. El éxito de las redes sociales radica en que están basadas en la identidad real. Alguien que no existe no tiene amigos. Un perfil falso se nota y lo detectan las herramientas encargadas de monitorizar para que no se traspasen los límites de la ética. Hay que añadir valor y que todo lo que comunicas sea de interés; ya sea información, sentimientos o emociones.

Marisa: Se puede mentir fácilmente, pero se descubre de forma inmediata. Si todo fuera falso, la red no avanzaría y el éxito social de Internet es incuestionable. La clave es la calidad de la información que compartes y el control de las plataformas.

Marilin: Lo fundamental es ser coherente en tu vida. Sé que impresiona un número de seguidores en Twitter, pero lo que a mí más me gusta es lanzar una pregunta y tener muchas respuestas. Es algo que se trabaja día a día. Yo no podría tener esa conversación si no aportase enlaces que me interesan.

Pepa: Detrás de los post de Marilín hay muchísimo trabajo. Por ejemplo, está aportando herramientas para sacar el máximo partido a Google + y Google Reader. Muchas horas de trabajo que generosamente se ponen en la red a disposición de todo el mundo. Eso genera vinculación, sentimiento y afinidad con la persona.

@crespobarbara escribe que las redes sociales “permiten conocer a personas que de otra manera sería imposible. Las RRSS crean y consolidan relaciones reales”. @crisbocata pregunta: “¿Perdemos la intimidad o el pudor?”

Marisa: Lo que no harías en la vida off line, no lo hagas tampoco on line. Es de sentido común. ¿Abrirías la puerta de tu casa a un desconocido? Pues no. Las posibilidades de gestionar tu privacidad son infinitas y fiables. Las empresas de Internet hemos aprendido mucho de los errores.

Irene: ¿Te irías a cenar con un desconocido que te invita en la calle? El éxito de las redes sociales se debe a esa posibilidad de compartir y también de protegernos. Por eso mucha gente ha perdido el miedo y el pudor. Hasta ahora en Internet todo era abierto como un blog o cerrado como un e-mail. Ahora no. Es uno de los mayores avances tecnológicos: compartir lo que quieres, donde quieres y con quien te apetece.

Pepa: Siempre puedes preservar tu intimidad y las reglas de comportamiento en la red deben ser las mismas que en la vida real. Nadie es perfecto y sólo una relación sólida de vinculación con tus clientes te garantiza la lealtad. En las redes sociales hablas de tu a tu: a quien está enfrente no le grites, ni le mientas ni le traiciones porque se va. Y está a un clic de distancia.

Marilin: A mi Internet me ha cambiado la vida. Twitter es la parte más visible, porque abrió mi parte social a mucha gente. Mi cuenta siempre ha sido personal y me siento muy cómoda con ella. Sé lo que comparto, hasta dónde y por qué. El límite depende del momento, no tengo una regla. Por ejemplo, he perdido el miedo a que se conozca mi orientación política. En mi empresa saben que defiendo unas ideas y eso no influye en la calidad de mi trabajo. Me siento muy libre. Ser transparente me ha servido para que más gente confíe en mí. He tenido muchas ofertas de empresas que quieren comprar mis tuits y nunca he aceptado. No me interesa. Mi comunicación en Twitter es mucho más valiosa que lo que me puedan pagar, la verdad.

Marilín Gonzalo, Pepa Romero, Marisa Toro e Irene Cano

¿El negocio está en la red?

Irene: Las nuevas tecnologías facilitan la posibilidad de comprar viajes, ropa, una casa o un coche a través de Internet. Mejoran los servicios, porque son más rápidos y bajan los precios. Pero esto no significa que los negocios tradicionales dejen de existir. Cerrarán los que no sean competitivos, ya sean digitales o tradicionales, pero la competencia va a ser sana y el consumidor final tiene más oferta.

Marilín: Los consumidores están cada vez más conectados e informados. Por ejemplo iTunes, que vende música a través de Internet, triunfa porque es muy fácil comprar y tiene un precio justo. Las marcas van a evolucionar en la medida en que pongan la tecnología a disposición del usuario. La clave es quién encuentra un modelo de negocio más rápido.

Marisa: Estoy con Irene: no hay que pensar en Internet como un alma canina que devora negocios. Somos un país de pymes y, si las pequeñas empresas se animan a la digitalización, el impacto en el PIB se podría multiplicar por 2,7. El turismo es uno de los sectores que más se ha desarrollado digitalmente y también la moda. Con la incorporación de cadenas como Inditex y Mango, se ha multiplicado el negocio por 3 y hemos pasado de 2.000 millones de páginas vistas en 2009 a 6.000 millones de páginas vistas en España en 2010. Es decir, digitalizar desarrolla la estrategia empresarial de un proyecto, no destruye su viabilidad.

Pepa: Hace diez años el gran fracaso de Internet fue Boo.com que sacó una tienda de ropa internacional cuando el mercado no estaba maduro. Fueron visionarios, pero es ahora cuando en España tenemos a más del 56% de la población conectada. Un estudio de la consultora internacional Mackinsey Global Institute, realizado en 13 países, demuestra que el margen de rentabilidad de las empresas conectadas supera en un 3,4% a las que no están en Internet.

Marisa añade que “Internet ha supuesto la gran ruptura del concepto espacio tiempo”, antes de analizar qué papel están jugando las mujeres españolas en la era digital.

Marisa: La presencia de hombres y mujeres en Internet está equilibrada. Sin embargo, la mujer tiene un papel bastante representativo en la digitalización de la pequeña empresa. También en la educación de los niños, porque el uso de Internet en el hogar suele recaer sobre ella. Internet es para la mujer, sin ninguna duda, una fuente de creación de empleo y de desarrollo de negocio.

Marilin: Las mujeres muchas veces somos invisibles a la hora de mostrarnos en Internet. No somos tan competitivas y eso hace que parezca que no estamos, cuando en realidad trabajamos mucho. Tenemos que tratar de ser más visibles.

Irene: Creo que Internet no entiende de género. Los perfiles de los usuarios están perfectamente repartidos por tramos de edad y por sexos. En las plataformas sociales, el 50% son hombres y el 50% mujeres, con lo cual no haría distinciones. El futuro está en manos de personas que sean innovadoras y se comprometan.

Pepa: El porcentaje de mujeres en Internet es similar al de los hombres. Sí creo que la mujer es más emprendedora, se arriesga más o tomar decisiones, sabe trabajar su identidad digital de una manera más prudente que el hombre y tiene menos miedo. Cada vez somos más activas y las redes sociales son una réplica de lo que vivimos en el mundo real.

¿Cuál será el gran cambio en los próximos años?

Marisa: La adopción de los smart phones es tan bestial y tan imprevista, que a la experiencia de Internet que tenemos ahora no le doy más de tres años de vida. Hay un desarrollo vertiginoso y cambiará nuestra manera de comprar a través del móvil.

Pepa: Según datos del año pasado, el 20% de las acciones de publicidad y marketing se dirigen al móvil. En 5 ó 10 años, las empresas dedicarán el 80% del presupuesto a campañas de marketing on line para este dispositivo. En menos de un año estaremos asombradas por los nuevos smart phones y por la lucha de patentes. El negocio está en quien hace el teléfono con mayores funcionalidades, autonomía y aplicaciones. El consumo social determina el futuro.

Irene: El cambio fundamental lo estamos viviendo ya. El hecho de que puedas retomar el contacto con una persona a la que no veías desde hace 30 años, o que una marca se pueda convertir en parte de tu rutina diaria y añada valor a tu vida es el gran cambio que ha permitido este tipo de comunicación. Los dispositivos móviles van a facilitar el uso cotidiano.

Marisa: Estoy de acuerdo que el cambio social ya ha ocurrido y el siguiente paso es un nuevo avance tecnológico, por la fusión de la televisión con Internet en el móvil. Y no olvidemos la nube, para el acceso masivo a la red. A parte de que ya se ha estudiado que la sostenibilidad desde el punto de vista energético es extraordinaria. Habría que hacer otra tertulia sólo de la nube.

Marisa Toro y Marilín Gonzalo

Llegamos al final buscando el lado más humano y terrenal de la tecnología.

Marilin: Yo estaba desencantada con el periodismo analógico, en crisis de hace tiempo. Para mí Hipertextual, como empresa, es el sueño que tenemos todos de hacer lo que nos gusta. Es un medio independiente, donde escribimos lo que queremos y no hay un editor o una marca que nos censure. Ser parte de ese sueño me cambió la vida. Sin Internet no lo podría haber logrado de ninguna forma.

Marisa: Mi gran drama un domingo por la mañana es que se haya caído Internet en casa y no pueda echar un vistazo a la prensa on line. Además estoy enrollada en un gran asunto personal que es enseñar a mis niños. Tienen 7 y 8 años y les ayudo a entender qué es Internet o Google. Utilizan Chromebook para sus deberes y les explico también qué significa la nube, es decir, ir con las manos en los bolsos y acceder a You Tube.

Pepa: Yo tengo niños de la misma edad. En el colegio tienen acceso por grupos a ordenadores y con 8 años saben, por ejemplo, qué es la Wikipedia. Vivirán una realidad totalmente distinta a la nuestra. Yo puedo decir que gran parte de lo que sé ahora mismo de Internet me lo ha facilitado Twitter y si quiero estar al día de una nueva tendencia, un dispositivo o una aplicación, Twitter es mi fuente de información.

Irene: Yo soy 100% digital. Empecé mi trayectoria profesional en Yahoo, de ahí pasé a Google y ahora estoy en Facebook. Siempre he vivido una especie de dicotomía extraña porque el tiempo que me quita Internet, me lo devuelve por otra parte. Gracias a haber estado siempre en empresas tan punteras, fui de las primeras en hacer compras on line, sólo opero con los bancos a través de Internet y estoy conectada las 24 horas.

Pese al boom digital, Pepa comenta que “el 99% de los altos ejecutivos españoles todavía no están en redes sociales por miedo y desconocimiento”. Marisa concluye: “Es fundamental incorporar la formación digital en las escuelas y el gran cambio en España sería que todas las profesiones tengan un área de formación en Internet: cualquier profesión tradicional tiene que evolucionar hacia la fórmula digital”.

DATOS:

Marisa Toro destaca que, según los datos de Boston Consulting Group, el negocio de Internet impacta en el PIB español con 23.400 millones de euros

La directora de Comunicación de Google para España y Portugal, Marisa Toro, subraya en la tertulia que cuatro millones de españoles han comprado moda on line en 2010: “El 40% de los usuarios del comercio electrónico se han incorporado en el último año y medio. Un factor determinante ha sido la incorporación de Inditex. La facturación de venta on line en España ascendió a 1.200 millones de euros en 2010 y el 17% compró a través del móvil, dato bastante revelador de cuál es la tendencia. El 64% de los compradores son mujeres, lo que significa que también es importante el número de hombres activos en comercio electrónico. Los usuarios tienen entre 25 y 44 años, es decir, personas que están en un momento de plenitud en la vida”.

La directora de Facebook en España, Irene Cano, subraya la importancia de los estudios antropológicos de Robin Dunbar, que estudió el tamaño de las civilizaciones: “Los pueblos agrícolas neolíticos tenían una media de 150 personas, las legiones romanas tenían la misma media y, sorprendentemente, el número medio de amigos en Facebook es superior a los 130. Esto significa que las redes sociales son el reflejo de una realidad que ya existía y que permite a las personas reagruparse. Si para que un grupo funcione tiene que contar con una media de 150 personas, en realidad Internet está replicando lo que hizo el hombre desde que empezó a actuar en sociedad”.

Frases destacadas

Irene Cano:

“Estamos viviendo una revolución digital y todo se está socializando. El gran cambio es esta nueva forma de compartir y de comunicarse. Las marcas y las instituciones que quieran buscar gente que les escuche tendrán que ir donde la gente está: en los entornos sociales”

“Internet no entiende de género. El futuro está en manos de personas que sean innovadoras y se comprometan”.

Marisa Toro:

“Vivimos una revolución digital. No todos tenemos que estar ahí, pero si renuncias, te estás perdiendo información esencial y, según avanza esto, cada vez te perderás más”.

Pepa Romero:

“Después de la crisis, los negocios que no se adapten a la nueva realidad no estarán en condiciones de jugar en el tablero resultante. No por la crisis económica, sino por la revolución socio-tecnológica”

Marilin Gonzalo:

“Internet me ha cambiado la vida. He tenido muchas ofertas de empresas que quieren comprar mis tuits y nunca he aceptado. No me interesa. Mi comunicación en Twitter es mucho más valiosa que lo que me puedan pagar”.

Yo Dona 3 diciembre YO_344_3 DIC YO_344_3-DIC-redes-sociales

YO_344_3 DIC

YO_344_3-DIC-redes-sociales

Blog Widget by LinkWithin