Cómo quitar el DRM a cualquier ebook

Experiencias como la de Linn, la usuaria que de repente vio toda su biblioteca de Amazon borrada, sin tener ni siquiera una explicación por parte de la compañía, reabren el debate sobre el DRM, aquel cerrojo invisible que nos recuerda que en Amazon y otras tiendas de ebooks no compramos los libros sino que los alquilamos, sin que estén bajo nuestro completo control.

Soy una fan declarada de toda tecnología y movimiento que permita que los libros se digitalicen y se distribuyan, y de que los autores que lo quieran reciban un pago por sus ventas digitales. Compro todos los meses libros en Amazon y hace varios que vengo intentando ponerme un límite para no salirme de presupuesto. Adoro ver que cada vez aparecen más autores y más obras disponibles online. A todo escritor que conozco lo primero que le pregunto es cómo puedo conseguir su libro en internet y si aún no lo ha hecho, intento convencerlo de que publique en digital. Leo en Kindle, en iPad, en iPhone y en mi MacBook, todos dispositivos con sistemas bastante cerrados pero que me dan una buena experiencia de uso, por la que pago con mucho gusto.

Pero el sistema del DRM nunca me ha parecido bien implementado, porque quita totalmente el control a los lectores por algo que han pagado a precios más cercanos a la compra que a un alquiler. Si quiero prestarlo a un amigo, si quiero que lo pueda leer alguien de mi familia, si quiero guardarme una copia para que no me suceda lo que a la pobre Linn no tengo otra opción que quitar el DRM a mis ebooks. Me puse a investigar opciones y gracias a Antonio Ortiz llegué al blog de Apprentice Alf, donde encontré algunos datos sobre el tema. Traducidos y ordenados, quedan aquí en esta guía para quitar el DRM a tus ebooks sean cuales sean sus formatos y la tienda que te los ha vendido. Antes de hacerlo, tienes que ser consciente de que esto va muy probablemente en contra de los términos y condiciones que tienen las tiendas que venden libros con DRM y lo que pueda ocurrir queda bajo responsabilidad de cada uno.

Qué es el DRM

Según sus siglas, Digital Rights Management, el DRM se traduce como la gestión digital de derechos y consiste en tecnologías de control de acceso usadas por editoriales y propietarios de derechos de autor para limitar el uso de medios, obras (ebooks, música, vídeos, etc.) o dispositivos digitales. Su uso es polémico. Entre sus detractores, por ejemplo, se encuentra la Free Software Foundation que sostiene que el uso de la palabra rights (derechos) es engañosa y que los poseedores de derechos de autor utilizan estas restricciones en formas no cubiertas por las leyes existentes.

El DRM controla qué dispositivos puedes usar para leer tu ebook y no deja que lo conviertas de un formato a otro. Dependiendo del tipo de DRM también puede ser que limite el ebook a un solo dispositivo, por lo que si quieres leerlo en otro deberías descargarlo otra vez. Otros esquemas requieren que autorices en su web cada nuevo tipo de dispositivo en el que quieres leer tu ebook.

Hay varios tipos de formatos de DRM y también son varios los procedimientos para quitarlos. La forma más simple para quitar la mayoría de tipos de DRM (excepto el que utiliza Apple) es con Calibre, e instalando los plugins «no oficiales» que vienen para esto.

ePUB, PDF, formatos de Kindle y otras tiendas

Calibre no puede por sí mismo quitar el DRM de los ebooks pero otros han desarrollado algunos plugins que sí lo permiten. Para poder hacerlo es necesario que puedas acceder a tus ebooks, ya que si no puedes verlos en tu lector, tampoco podrás quitarle el DRM.

Los plugins disponibles permiten quitar el DRM de los ebooks comprados en Kindle, Barnes&Noble, cualquier otros ebooks que utilicen el DRM de Adobe Digital Editions y los antiguos ebooks en Mobipocket y eReader.

Quitar el DRM a tus ebooks con Calibre (cualquier sistema operativo)

  • Bajar e instalar la última versión de Calibre para tu sistema operativo.
  • Bajar el zip que contiene los scripts para quitar el DRM. Puedes buscarlos en google como “tools_v3.2.zip”.
  • Ejecutar Calibre. En Preferencias seleccionar: «Change calibre behavior». (No hagas click en «Get plugins to enhance calibre», esa opción está reservada para los plugins oficiales de calibre).
  • Click en Plugins (debajo de Advanced)
  • Click en el botón grande «Load plugin from file»
  • Ir hasta la carpeta de las herramientas que descomprimiste en el paso 2
  • Abrir la carpeta «Calibre_Plugins»
  • Seleccionar uno de los archivos zip en esa carpeta
  • Clic en «Add» (también puede ser: «Open»)
  • Clic en el botón de «Sí» que aparecerá en el aviso de advertencia. Aparecerá un mensaje confirmándote que el plugin se ha instalado.
  • Repite los pasos del 5 al 10 para cada archivo de plugins en la carpeta «Calibre_Plugins»
  • Ahora hay que configurar los plugins dependiendo de los que necesites configurar y de la información que necesitas poner dependiendo del tipo de ebook que tengas.

Para configurar cada uno de los plugins debes buscarlo en la lista de plugins, seleccionarlo y hacer clic en «Customize Plugin Button». En la ventana que se abre debes introducir la información necesaria para cada uno de los formatos o readers:

Amazon Kindle (AZW, AZW1): Si tienes ebooks que fueron descargados en tu Kindle debes poner el número de serie de tu lector en ese campo del plugin K4MobiDeDRM. Quita cualquier espacio entre las cifras y si necesitas poner más de un número de serie, sepáralos con comas (no con espacios). El número de serie de tu Kindle lo encuentras detrás de los Kindle o en el Menú > Settings al final. [Actualización: esto ahora está en el menú en «Device Info»]

Amazon para PC o Mac: Teniendo Calibre y el complemento instalado en el mismo ordenador que los programas originales, no es necesario hacer más, ya que los complementos tomarán lo que necesiten para hacer la conversión.

Adobe ePUB o Adobe PDF: Con tener Calibre y el Adobe Digital Editions instalado y autorizado en el mismo ordenador es suficiente.

Barnes & Noble ePUB: Debes poner tu nombre (no tu dirección de email) y el número completo de la tarjeta de crédito en el campo que te muestra el plugin Ignoble Epub DeDRM. El nombre y el número de la tarjeta de crédito deben ser los que se especificaron como parte del código de desbloqueo de la tarjeta de crédito en tu página de Nook Library. Separa el nombre del número con una coma y no pongas espacios entre las cifras del número de tarjeta o antes o después de la coma.

Mobipocket ebooks (PRC): Debes poner el PID que pusiste en el sitio web donde lo compraste, o el PID de tu instalación del Mobipocket Reader en el campo para ello del plugin K4MobiDeDRM. El PID estará compuesto de 10 cifras y letras, con * o $ como el octavo caracter, suele estar en las opciones de la tienda donde se compró y cada dispositivo tiene uno diferente. Si tienes más de un PID, pon todos separándolos con comas (sin espacios).

eReader de Barnes & Noble o de otras tiendas: En la configuración del plugin eReader PDB 2 PML metemos el nombre y los 8 últimos dígitos de la tarjeta de crédito con la que se ha comprado, sin poner espacios en blanco.

1. Pulsar Aplicar y cerrar las Preferencias.

Una vez hecho todo esto, hay que agregar el ebook a Calibre y la versión sin DRM será importada en la base de datos de Calibre. Es importante saber que la quita del DRM sucede solamente en el proceso de importar, por lo tanto si ya tenías importados libros con DRM deberás quitarlos de Calibre y reimportarlos.

Quitar el DRM con DeDRM en Mac OS X

Los usuarios de Mac OS X 10.5 y 10.7 que no quieran usar Calibre pueden usar una aplicación que se encuentra dentro de la carpeta del zip del punto 2 anterior, llamada DeDRM. Hay que abrir la carpeta llamada DeDRM_Aplications y ejecutar la aplicación. Puedes quitar el DRM de cada ebook haciendo clic en el botón «Select Ebook…». Para quitar el DRM de varios ebooks o carpetas de una sola vez, sólo tienes que arrastrar y dejarlos caer en la aplicación cuando no está siendo ejecutada.

Quitar el DRM con Python en Windows

Hay una opción para los usuarios de Windows que no usan Calibre pero necesitan instalar Python y PyCripto para usar la aplicación DeDRM_WinApp u otras. Para instalarlos, hay más información en el blog de Alf Apprentice.

Fairplay, el DRM de Apple

La única herramienta disponible para quitar el sistema de DRM de Apple es Requiem, mantenida independientemente por Brahms. La última versión en septiembre de 2012 es 3.3.5 y sirve para iTunes 10.5 y superiores, tanto en Windows como en Mac OS X.

Requiem tiene un sitio web Tor: http://tag3ulp55xczs3pn.onion, es decir que para bajarlo de ahí necesitas instalar Tor. Pero si no te importa mantener tu anonimato, también puedes bajarlo desde los siguientes enlaces:

Aplicación Requiem para Windows: http://www.datafilehost.com/download-b015485b.html
MD5: 954f9ecf42635fae77afbc3a24489004

Aplicación Requiem para Mac OS X: http://www.datafilehost.com/download-50608ba6.html
MD5: 4e7dc46ad7e0b54bea6182c5ad024ffe

Código fuente para Requiem: http://www.datafilehost.com/download-af8f91a1.html

MD5: e175560590a154859c0344e30870ac73

Si Requiem te da problemas, puedes contactar directamente con Brahms a través de su web en Tor.

Es importante que sepas que estas herramientas no «crackean» el DRM. Simplemente permiten que el dueño del ebook (y sólo él) use la información que se encuentra en la clave de encriptación que se encuentra guardada en alguna parte de su ordenador o dispositivo para descifrar el ebook de la misma manera en que el software oficial.

Foto: pamhule, Kristina Schuster, shiftstigma.

Este post fue publicado originalmente por mí en Bitelia

ByeInk publica tu libro en 4 pasos en internet

byeink0 Muchos escritores que quisieran autopublicarse en internet ven como un gran obstáculo la cuestión técnica: ¿quién diseña mi ebook, quién se encarga de subirlo a internet, en qué plataforma y cómo lo distribuye? Efectivamente, internet es un mundo y hay muchas formas de publicar, varios servicios y tiendas (algunas muy grandes como Amazon o iBookstore). Por si eso fuera poco, hay que conocer un poco sobre diseño, formatos y dispositivos antes de subir nuestro ebook a la plataforma que elijamos.

En solucionar la vida de estas personas debe haber estado pensando la gente de Cream eBooks cuando lanzó Byeink, un servicio destinado a la creación y distribución de ebooks. Lo que me sorprendió muy gratamente al usar Byeink es su suma sencillez y la capacidad de ser usado de una manera muy intuitiva que deja totalmente en manos de los autores la gestión de sus obras sin necesidad de complicarles la vida con códigos, formatos y diseños.

Según sus fundadores en una entrevista con Cream eBooks el autor tiene:

CONTROL TOTAL, el usuario decide el precio de venta, si promociona gratis unos capítulos, si lo vende en en su web con Paypal o si lo lleva a Amazon, si lo distribuye en su fanpage con nuestra app de Facebook o utiliza el pago social para promocionar su marca personal. Su libro está en la nube, puede corregir erratas o hacer actualizaciones, generar de nuevo un epub o mobi y volver a publicar. Desde la playa, la oficina o mientras almuerza con JK Rowling.

El servicio permite crear desde cero (teniendo lo escrito, claro está) un ebook en 4 pasos, tras los cuales estaremos listos para distribuirlo de la forma que creamos conveniente, incluso con la opción de cobrar mediante Paypal el 100% de los ingresos de nuestro libro, según dicen ellos, porque la opción por ahora no está disponible.

En estos momentos se encuentran en beta cerrada y es necesario pedir invitación para abrir una cuenta, lo que puede hacerse desde la misma web de Cream eBooks. Al registrarnos, piden un email, nombre de usuario, nuestro Paypal y el tipo de moneda con la que trabajaremos.

Apenas entramos al dashboard tenemos dos módulos: uno con datos de nuestra cuenta y el segundo con los de nuestras publicaciones. Al entrar allí veremos la posibilidad de crear un nuevo ebook o administrar o ver los que ya tengamos creados. El sistema también incluirá estadísticas en breve.

ByeInk

Si decidimos crear un ebook nuevo, tendremos que rellenar algunos datos básicos del libro:

  • Título
  • Idioma
  • ISBN (si tiene)
  • Nombre de la serie
  • La opción de poner un pequeño texto de introducción a la obra por ejemplo
  • Autor
  • Editor
  • Derechos
  • y más espacios opcionales para agregar otros colaboradores como editor, traductor, diseñador de portada, etc.

Importante: es mejor subir la imagen de portada en este punto porque si se la sube después del texto, aparece al final del libro, algo que tendrán que revisar en Cream eBooks.

Podemos subir allí una imagen para la portada (no debe ser menor de 600px ni mayor de 2 MB) y el sistema nos hará una automáticamente con un formato vertical.

ByeInk

 

 

 

 

En esta parte hay un apartado llamado Marketing que está inhabilitado por el momento. En breve podremos configurar desde allí los parámetros de precio y sistema de pago si decidimos vender nuestro libro. Por el momento el sistema permite distribuirlos de forma gratuita.

Pasando a la segunda pestaña llega el momento de poner todo el texto de nuestro ebook y definir los capítulos. A medida que vamos copiando y pegando el texto en el editor, podemos ir creando los capítulos y también dar estilos: encabezados, negrita, itálica, subrayado, tachado, párrafos, capital, cita, viñetas y listas numeradas, enlaces, color de fuente, resaltado y salto de página. También se pueden insertar imágenes de una manera muy simple, escalando su tamaño manualmente dentro del mismo editor.

ByeInk

Una vez que hemos terminado con el texto, podemos encargarnos de la publicación. En estos momentos se ven dos opciones de formato del ebook: ePub (probablemente el más extendido y soportado por la mayoría de lectores electrónicos) o mobi (el formato de Amazon). Con un click podemos crearlo en el que queramos, o en los dos y luego revisar o enviar una previsualización, algo que en el momento en que yo lo probé no estaba disponible aunque avisan que lo estará más adelante.

ByeInk

A partir de allí sólo nos queda la distribución: Cream eBooks nos da un enlace propio donde se abrirá la página de nuestro ebook, con su portada, los datos del libro y la introducción que hayamos puesto. Ese mismo enlace puede distribuirse de 4 formas desde este sitio:

  • QR: con la posibilidad de generar un código QR para embeber en nuestra web con un código o guardar la imagen
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

ByeInk

Opciones de pago

Social Payment

El pago social es una forma de que los usuarios paguen (sin dinero) por la obra, o por capítulos promocionales, o lo que el autor elija.

Es una descarga gratuita, pero con una ventaja, para que el usuario pueda descargar el libro, debe pagar con un tuit en Twitter o un comentario en Facebook, que puede ser personalizado por el autor previamente, y difundido por las redes sociales de la siguiente forma «Acabo de descargar 2 capítulos gratuitos de «Título del libro», una obra de @usuario» por ejemplo.

Se hace mediante API. De esta forma aseguran la publicación, la cual sólo una vez realizada permite que el usuario acceda a la descarga. Además existirá la opción de ver las estadísticas del pago social, saber cuantos tuits, o shares en Facebook ha generado, y se irán añadiendo otras redes sociales para aprovechar la promoción de este tipo.

Paypal

El pago con Paypal es una solución adicional para complementar la venta en Amazon, Apple y demás plataformas. Esto permite al autor quedarse con hasta el 100% de la venta. (Los usuarios premium de Byeink reciben el 100%, los free el 70%).

Lo único que se necesita es una cuenta de Paypal. El vendedor no es Byeink (no son intermediarios), es el autor el que ingresa directamente. El comprador de una obra paga directamente al autor, a su Paypal, con ingreso automático, algo que las distribuidoras no hacen.

Además, el autor puede conocer todos los datos del comprador y establecer comunicación directa con él. También podrá seguir las estadísticas y reportes desde la herramienta, monitorizando en tiempo real sus ventas, ingresos, lugares desde donde compran su obra, etc.

Para conseguir que todo esto sea posible, han creado un panel de distribución y una serie de widgets, el principal y destacado es el de los «botones de compra» que el autor puede pegar en su blog o web. Nos cuentan que se encuentran desarrollando un iFrame que genera una estantería para colocar en una página o blog, y una app para Facebook que hará lo mismo, pero en la fanpage del autor. Para usuarios Premium estará operativa una app y webapp para firmar libros, de forma que el autor podrá desde cualquier lugar, dedicar un libro y firmarlo, vendiendo y regalando desde su propio dispositivo móvil.

Estas son algunas de las novedades que Byeink promete para las próximas semanas. Actualmente la versión de Byeink está en fase beta y los usuarios inscritos con invitación son free. Todas estas novedades irán siendo accesibles a partir de la primera semana de octubre donde se irán haciendo extensibles de forma progresiva a todos los usuarios. También está previsto para final de año instaurar el modelo de suscripción con la modalidad Premium con más servicios añadidos.

En la beta de Byeink se encuentran escritores autoeditados, editoriales digitales, y servicios de publicaciones que ya han cerrado acuerdos con ellos. Su web cuenta con un catálogo pequeñísimo que sin embargo ya tiene títulos como L’homme, del genial Puño ($5,99 en iBookstore) y el infaltable Cluetrain Manifiesto. Si buscan publicar rápidamente, con un resultado profesional y un excelente diseño, y distribuir su obra gratuitamente, no deberían dejar de probar Cream eBooks.

Este artículo fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

 

Probando el Kindle Touch

Kindle

Ya han pasado unos meses desde que Amazon entrase en España con munición pesada en el campo de los libros electrónicos, y mostrase a la industria editorial que hay mucho futuro en la venta de ebooks. Su primer Kindle lanzado en este país, el más básico, llamado Kindle de cuarta generación, fue líder de ventas en las pasadas navidades, con más de 4 millones de unidades vendidas sólo en diciembre.

Después de este debut, en abril se anunciaron otros modelos de la tablet de Amazon: Kindle Touch y Kindle Touch 3G, las versiones con pantalla táctil. La apuesta de Amazon pasa por dar al usuario la experiencia gestual de uso de un dispositivo como Kindle, que siempre ha estado en un plano diferente al de las tablets de otras marcas al denominarse como un lector electrónico. Los precios en España son de 129 euros (161 dólares) para el Kindle Touch y 189 euros (236 dólares) para el Kindle Touch 3G.

La pregunta es si realmente la existencia de una pantalla táctil cambia tanto la usabilidad de un lector como Kindle. O por lo menos tanto como para que justifique la diferencia de precio entre la versión básica (99 euros, 123 dólares) y la táctil. Veremos esto a lo largo de esta reseña, donde analizaremos con detalle las diferencias y nuevas funcionalidades del Kindle Touch y el Kindle Touch 3G.

Touch: todo está en la pantalla

Kindle Touch

En el año de la pantalla retina, parece que toda pantalla tiene que ser táctil o sentimos que vivimos en el pasado. Sin entrar en comparaciones entre marcas, es notable cómo las pantallas táctiles han cambiado nuestros hábitos y gestos en poco tiempo. Podemos verlo en muchos niños que tocan los televisores apenas los ven. Con el Kindle específicamente a muchos nos pasó, yo incluida, que cuando tomamos por primera vez el Kindle básico, tocamos la pantalla intuitivamente. Y claro, el Kindle, por lo menos en mi caso, fue el único dispositivo portátil que usaba a diario y que no tenía pantalla táctil.

El nuevo Kindle Touch es bastante similar al Kindle 4 en tamaño, peso y proporciones. La principal característica que lo diferencia es la cualidad táctil de su pantalla y también lo que más expectativas genera: ¿realmente justifica la pantalla Touch la diferencia de precio? ¿Necesitamos una pantalla táctil en un lector electrónico?

Debemos decir que el scrolling está bien logrado en la pantalla del Kindle: teniendo en cuenta que no estamos ante una pantalla capacitiva, la transición es suave y la deja leer de forma cómoda.

La mayoría de tablets y smartphones tienen una capa táctil capacitiva, es la que encontramos en el iPhone, en dispositivos de Android y también en algunas BlackBerry. Esta capa tiene el efecto de aumentar el brillo y en el caso de los Kindle, oscurecer la pantalla blanco y negro, por lo que Kindle decidió usar otra tecnología para lo mismo.

Este Kindle, al igual que el básico, tiene la misma pantalla tipo E Ink de 6 pulgadas, con resolución de 600×800 píxeles, reflectante para poder leer con claridad incluso bajo la luz del sol, por lo que esa experiencia tan parecida al papel se conserva. Pero en el Kindle Touch, a través de sensores infrarrojos alojados en el borde de la pantalla se detecta cuando el usuario toca un punto de la superficie, por lo que la sensación no es de «pulsar» la pantalla, sino simplemente de rozarla para interactuar. Algo muy cómodo por ejemplo para seleccionar texto.

Para poder alojar estos sensores fue necesario hacer un borde más profundo alrededor de la pantalla, lo que es una de las principales diferencias con el Kindle básico. También es un poco más ancho, más alto y más grueso, y pesa 50 gramos más en el modelo con Wi-Fi y 60 gramos más en el modelo 3G.

Experiencia de uso

Cuando reseñé el Kindle de cuarta generación no pude ocultar mi satisfacción con un nuevo dispositivo que me devolvió la concentración al leer. Que es maravilloso por ser como tiene que ser la tecnología: invisible pero útil. Al punto que cuando no la tengas la necesites, pero mientras la uses, el dispositivo no distraiga tu atención sino que te permita hacer mejor lo que tienes que hacer, y en el caso del Kindle esto es leer.

Aquí llegamos a uno de los principales problemas que tengo con el Kindle Touch y es que su objetivo declarado a todas luces es que puedas pasar las páginas con una sola mano mientras lees, gracias a una tecnología explícitamente llamada EasyReach. Y esto es posible, pero siempre que la sostengas con la mano derecha y siempre vayas hacia adelante en el libro. De lo contrario tendrás que usar las dos manos. ¿Por qué? Pues sosteniéndolo con la mano derecha, mi dedo no alcanza la zona donde hay que pulsar para que la página vuelva atrás. Y eso que no voy a entrar a contarles que soy zurda porque no somos mayoría.

En mi opinión, por querer quitar todos los botones, se llevaron por delante esas dos aletas pequeñísimas que tiene el Kindle básico a ambos lados y que bellamente permiten pasar páginas para adelante y para atrás con cualquiera de las dos manos con que sostengas el dispositivo.

Teclado virtual

Uno de los puntos fuertes del Kindle Touch es el teclado virtual, lo que por otro lado es esperable si lo que vendes en este modelo es la comodidad de una pantalla táctil. Si realmente usas mucho el teclado en tu lector electrónico, si no sólo lees sino que te gusta escribir y poner muchas notas, entonces probablemente el Kindle Touch sí haga la diferencia para ti.

El teclado virtual funciona con agilidad, la sensibilidad es buena y permite «teclear» sorprendentemente rápido cuando te acostumbras. Por el contrario, si quieres un Kindle preferentemente para leer o si tu actividad de escritura se desarrolla en otros dispositivos, sólo por esta característica probablemente el Kindle Touch no sea tu opción.

El botón «Home»

Kindle Touch

El Kindle Touch ha recortado drásticamente la cantidad de botones, dejando sólo dos. Uno es el botón de encendido y otro el botón de Home, esa referencia física constante. Ese faro que nos guía cuando estamos perdidos en algún menú y ya no sabemos cómo volver. No importa dónde estés, con el botón Home volverás a la lista de tus ebooks, como si miraras la biblioteca de tu salón y te sintieras en un lugar seguro.

Funciones y menús

Se mantienen prácticamente las mismas funciones que en el Kindle 4, pero ahora manejadas a través de la pantalla táctil.

Pulsando la zona superior de la pantalla aparece un buscador, un acceso a la tienda Kindle y un menú de opciones. Los menús son contextuales, es decir que cambian dependiendo en la pantalla en la que estés. Durante la lectura de un libro aparece otro menú en la parte inferior de la pantalla, donde podemos configurar el tamaño del texto, y tenemos la función «Ir a» para navegar entre páginas. También hay una opción «X-Ray» que explora entre los contenidos de todo el libro. Si la función no está disponible para ese libro, se muestra el botón Sincronizar, que sincroniza el punto en el que estás leyendo con otros dispositivos y aplicaciones Kindle.

Cuando estás escuchando un audiolibro, en la parte inferior aparecen las opciones de avanzar, retroceder y otras de sonido para controlar su reproducción.

Audio

Una de las novedades de este Kindle es la función de audio que incorpora. Mediante un conector para auriculares y unos altavoces situados detrás, permite habilitar algunas funciones:

  • Música de fondo: Transfiriendo archivos MP3 desde el ordenador a la carpeta música del Kindle
  • Audiolibros: No está disponible para muchos de los libros publicados, sólo para aquellos cuyos titulares de derechos lo permitan.
  • Texto a voz: Contenido leído en voz alta mediante esta función, aunque hay que decir que aún en español (¿aún?) suena un poco robótico.

Funcionalidades experimentales

Precisamente dos de las que Amazon llama «Funcionalidades experimentales» en el Kindle, están relacionadas con el audio: el reproductor MP3 y la función de Texto a voz.

La otra función es la navegación web. Kindle Touch 3G es uno de los pocos lectores de ebooks que incorpora conexión 3G y en este caso no se necesita pagar por la conexión: Amazon corre con los gastos para descarga de libros y la navegación web, que va bastante rápida. También se conecta via Wi-Fi cuando hay redes disponibles.

En España, las funciones disponibles en Kindle son además de la lectura, la de texto a voz y los diccionarios. En otros países trae juegos y tiene otras opciones, como la de tomar prestados libros de las bibliotecas públicas, con una disponibilidad de más de 11.000 bibliotecas en Estados Unidos.

Batería y carga

Otra de las ventajas de este Kindle sobre modelos anteriores es la duración de la batería, que se extiende hasta 2 meses. Se carga con un cable USB (incluido) a través de una conexión micro-USB conectándolo directamente a un ordenador. También puede cargarse en una toma de corriente comprando un adaptador de CA para el USB que se vende por separado.

¿Cuál elijo? Diferencias con el Kindle 4ta Generación

Kindle

A primera vista las diferencias no son muy grandes y los dos modelos son prácticamente iguales. Quizás por eso es necesario hacer la comparación con el otro modelo disponible en Amazon.es para quien está pensando en comprarse uno. ¿Por qué debería pagar 90 euros más por el Kindle Touch? La pantalla es el «feature» más importante pero no es la única diferencia.

Peso y tamaño: El Kindle Touch es 43 o 50 gramos más pesado que el Kindle de cuarta generación según sea el modelo 3G o no, y 15 mm más grueso. También es un poquito más grande: 0,70 cm más de largo y 0,60 de ancho. No es mucha la diferencia y el lector sigue siendo muy cómodo de llevar a diario.

Kindle

Memoria: A cambio el Kindle Touch ofrece más espacio interno para libros, y dobla los 2Gb que ofrecía el Kindle básico, llegando a los 4Gb de almacenamiento.

Duración de batería: El nuevo Kindle dice ofrecer 2 meses de duración de batería en una sola carga. Realmente yo con un mes de duración estaba feliz, no me parece una ventaja diferencial. Como decían en algún sitio que no recuerdo, el problema va a ser encontrar el cargador después de tanto tiempo sin cargarlo.

Audio: Esta es otra de las grandes novedades del Kindle Touch pero creo que se ha quedado a mitad de camino. El poder escuchar música en el Kindle sin tener que cargar otro dispositivo sería una buena idea si el Kindle fuera ya un dispositivo para la música. Yo no dejaré de cargar la música en mi teléfono o mi iPod, con lo que tendré que estar preocupándome de cargar música en varios dispositivos que no se sincronizan. Es de esas ideas que parecen buenas pero que a mí en la práctica no me funciona y al final prefiero terminar leyendo sin música que preocuparme de estar cargando música en varios dispositivos.

Lo que sí me parece muy buena idea es la función de audiolibro que incorpora el audio. Pensemos en la cantidad de gente que por una causa u otra no pueden leer en ciertos momentos pero que podrían consumir libros de esta manera (personas con problemas en la visión, ambientes oscuros, o personas que hacen deporte por ejemplo). Pero lamentablemente esto se ha quedado en una buena idea porque la voz que nos lee los libros es ese sonido tan metalizado propio de robots, que aún no logra ser agradable, por lo menos en español. Una pena pero esperamos que mejore en próximas versiones.

Pantalla: Hay muchas expectativas puestas en la pantalla de un Kindle cuando es la primera vez que se hace táctil, y Kindle no las defrauda. La pantalla, siendo en blanco y negro y con ese toque tan deliciosamente retro que siempre tuvo Kindle, responde correctamente. Es asombrosamente ágil y mantiene la misma apariencia del texto a la que nos acostumbró el Kindle básico. Al pasar páginas noté que era ligerísimamente más lento, pero esto no llega a representar ninguna desventaja.

Especificaciones del Kindle Touch

  • Pantalla: Pantalla de tipo E Ink de 6 pulgadas, resolución de 600 x 800 píxeles, escala de grises en 16 niveles.
  • Tamaño: 172 mm x 120 mm x 10,1 mm
  • Peso Kindle Touch 216 gramos, Kindle Touch 3G 222 gramos.
  • Almacenamiento: 4 Gb de almacenamiento interno, con 3Gb disponibles para el usuario
  • Audio: Toma estéreo de auriculares de 3,5 mm y altavoces incorporados.
  • Alimentación: Adaptador de corriente alterna (se vende por separado) y batería recargable de polímero-litio.
  • Conectividad: USB 2.0. Módem inalámbrico 802,11b/g/n en Kindle con tecnología inalámbrica internacional.

Conclusión

6/10

Cuando reseñé el Kindle de cuarta generación en Gizmología, y después de un par de libros leídos, me costaba no mostrar mi entusiasmo por un gadget que me devolvió a los libros. En ese momento lo que me hizo recomendarlo fue la simplicidad y eficacia de sus prestaciones. ¿Es una tablet? No. ¿Es un teléfono? No. Es un dispositivo para leer. Y hace que leas. Punto. Hace que te olvides del dispositivo y te sumerjas en el libro. Eso es mágico, eso son los libros y eso es lo que adoro de Kindle.

Cuando aparece el Kindle Touch yo me preguntaba qué podía tener para mejorar mi experiencia de uso de un lector electrónico. La pantalla es buena, la función táctil está muy lograda y realmente se puede escribir bien en su teclado. Pero yo no quiero escribir largo en un Kindle, ya tengo otros dispositivos para eso, yo quiero usar el Kindle para leer. Para dar vuelta la página tengo que tocar la pantalla y no un botón, no es una diferencia significativa. El audio, como decía arriba, también me parece una buena idea, pero en la práctica no está logrado.

Amazon aún no logra convencerme que gaste 30 o 90 euros más para no elegir su modelo básico. Y el problema es que no es que el Kindle Touch sea mal producto, sino que el Kindle básico ya es muy bueno. YKindle Touch con o sin 3G por suerte sigue teniendo lo mejor que tenía el Kindle de cuarta generación: la experiencia de lectura y la transferencia inmediata, automática, impulsiva de libros con sólo tocar un botón en la tienda.

Este artículo se publicó originalmente por mí en ALT1040.

 

Cómo nació Twitter

Para hablar del origen de Twitter, hay que empezar desde un poco más atrás en la historia, hablar de otras compañías y sobre todo de otro de los fundadores: Evan Williams.

Williams había fundado Pyra Labs, la startup de la que surgiría Blogger.com, una de los primeros servicios en la web para crear y gestionar blogs. Williams inventó el término “blogger” y en 2003 fue reconocido por el Technology Review del MIT como uno de los top 100 innovadores menores de 35 años en el mundo. En ese mismo año, Google compró Pyra Labs.

Williams dejó Google en 2004 y se fue a fundar Odeo, una compañía de podcasting, junto con Biz Stone, otro ex-Google al que llamó a unirse al proyecto.

twttr

Odeo se transladó a una oficina, el antiguo apartamento de Evan Williams, y comenzó a contratar empleados. Entre ellos, un programador joven, Jack Dorsey, y un ingeniero llamado Blaine Cook.

El problema apareció cuando Apple anunció que iTunes incluiría una plataforma de podcasting: esto implicaba un competidor arrollador con los 200 millones de iPods que Apple tenía previsto vender, y todos en Odeo empezaron a darse cuenta del punto muerto en el que estaban. Williams decidió cambiar de rumbo y empezaron a pasar jornadas enteras trabajando en nuevos proyectos.

Allí fue cuando Jack Dorsey contó a Williams una idea en la que venía pensando desde hacía años: un servicio basado en mensajes de “status” que un usuario pudiera enviar mediante SMS para comunicarse con un grupo de gente.

Un pequeño grupo se puso a trabajar en ello: Noah Glass estaba a cargo del proyecto, Florian Weber y Dorsey programaban, Stone diseñaba y todos estaban bajo la dirección de Odeo y Williams.

Twitter old logo

Uno de los primeros logos de Twitter

 

Noah Glass llamó originariamente “twttr” al nuevo proyecto, inspirado por Flickr. Cuando buscaron la palabra “twitter” en el diccionario, vieron su significado: ‘a short burst of inconsequential information’, (un exabrupto corto de información inconsecuente) y ‘chirps from birds’ (gorjeos de pájaros). Allí se dieron cuenta que reflejaba exactamente lo que el producto era.

 

182613360_6d76db726a_b

Un boceto de un temprano proyecto de Jack Dorsey, stat.us, foto de su Flickr

En marzo de 2006 ya tenían un prototipo funcionando internamente. El primer tweet no automatizado fue publicado por Dorsey el 21 de marzo a las 12:50 PM (PST), y decía: “inviting coworkers”.

Cuatro meses después, lo abrían al público. En abril de ese año, un pequeño terremoto en la zona se extendió rápidamente en Twitter entre las cientos de personas que ya lo usaban, que experimentaron ese momento de asombro ante la instantaneidad del servicio.

A fines de 2006, Williams, Dorsey y Stone fundaron Obvious Corp. para adquirir las propiedades de Odeo, entre las que estaba Twitter, y en abril del siguiente año, ésta se convertiría en una compañía propia. Evan Williams presentaba una carta a los inversores de Odeo en la que les decía que la compañía no iba a ningún sitio y él no se sentía bien con eso, por lo que les proponía comprar sus acciones para que no perdieran. En cuanto a Twitter, en esa carta, Williams decía:

“Twitter es una de las piezas de valor que veo en Odeo pero es demasiado pronto para decir qué hay allí. A casi dos meses de su lanzamiento, Twitter tiene menos de 5.000 usuarios. Yo continuaré invirtiendo en Twitter pero es difícil decir que justifica la inversión que Odeo ha recogido, especialmente teniendo en cuenta que esa inversión estaba dedicada a un mercado diferente”.

Los inversores estuvieron de acuerdo y la venta se realizó. La cantidad que se pagó nunca fue conocida públicamente.

En abril de 2007, Twitter se convirtió en una compañía propia, con Jack Dorsey como CEO (director ejecutivo). Realmente en ese momento no había una percepción más o menos general de que Twitter pudiera funcionar, hasta que llegó el festival de South by SouthWest (SXSW), en Austin, Texas, en el que Twitter fue definitivamente la estrella. La gente de Twitter llenó las salas con pantallas de plasma gigantes con streamings de Twitter y su popularidad despegó. Los ponentes y panelistas mencionaban a Twitter a cada rato y los bloggers lo promocionaban. La cantidad de tweets enviados durante el evento subió de 20.000 a 60.000.

Mientras Dorsey estuvo ocupando el puesto de CEO, la compañía recibió dos rondas de inversión, la primera por una cantidad no confirmada pero que según los rumores fue de uno a cinco millones de dólares, y la segunda por 22 millones.

En octubre de 2008 Williams pasó a ser CEO y Dorsey quedó como presidente del consejo de administración, un poco alejado del día a día de la compañía. Hasta ese momento, y ante el rápido crecimiento de la cantidad de usuarios, la prioridad de Dorsey había estado en la estabilidad en el funcionamiento del servicio, dejando de lado la búsqueda de una forma de obtener ingresos.

Twitter había entrado en un fuerte ritmo de crecimiento. En 2007, se publicaban 400.000 tweets por trimestre, que pasaron a ser 100 millones sólo un año después. Según Compete.com, Twitter se movió desde el puesto número 22 en el ranking de redes sociales al tercero. La magnitud de Twitter empezó a verse en eventos mundiales. Con la Copa Mundial de Fútbol se quebró un primer record al escribirse 2.940 tweets por segundo en el partido de Japón contra Camerún, el 14 de junio de 2010. El récord actual se registró en 2011 durante la final de la Copa Mundial fe- menina entre Japón y Estados Unidos, cuando 7.196 tweets fueron publicados por segundo.

En abril de 2010, se abrían 300.000 cuentas de Twitter por día, y Twitter recibía 180 millones de usuarios únicos por mes. El 75% de ellos viene desde fuera de su web, Twitter.com. En septiembre de 2011 anunciaron 100 millones de usuarios registrados.

Mientras tanto, en octubre de 2010, Williams anunciaba que dejaba el cargo de CEO a Dick Costolo, el antiguo COO, director general de operaciones. A pesar de que se dijo que Williams se quedaba para enfocarse completamente en estrategia de producto, según PC Magazine, ya no estaba implicado en el día a día de la compañía. Williams se dedicó a formar una nueva startup y pasó a ser parte del consejo de administración, prometiendo ayudar en todo lo que pudiera de ahí en adelante.

Jack Dorsey volvió a la compañía en marzo de 2011 como director ejecutivo encargado del desarrollo de producto, y muchos vieron en esto una necesidad de la Twitter de volver al espíritu original en la visión de su creador.

Hasta la fecha, Twitter habría recibido unos 1.035 millones de dólares en inversión de capital de riesgo, aunque los números exactos no han sido declarados públicamente. En agosto de 2010 recibía lo que se ha llamado la mayor inversión de riesgo en la historia, 800 millones de dólares por parte de Digital Sky Technology, dejando la compañía valuada en 8,4 mil millones de dólares.

En julio de 2009, se conocieron documentos internos de Twitter obtenidos por un hacker denominado Hacker Croll. En ellos se proyectaban ingresos de 1,54 mil millones de dólares para fines de 2013, pero no había información sobre cómo lograr esos números. Al año siguiente, Twitter anunciaba los “Promoted Tweets”, un servicio de pago para las compañías que quisieran aparecer en los resultados de búsquedas en el sitio de Twitter. Sony Pictures, Red Bull, Best Buy y Starbucks fueron algunas de las primeras empresas que usaron el servicio, y aunque sus ingresos anuales en 2010 fueron de 45 millones, Twitter operó con pérdidas durante la mayor parte de 2010. Las previsiones en ese momento estimaban ganancias de 100 a 110 millones de dólares en 2011.

[Este artículo es parte del ebook «Twitter: 5 años, un recorrido por la herramienta que se convirtió en plataforma», cuya publicación dirigí y que está disponible para su descarga gratuita en PDF o vía Amazon su versión para Kindle]

Kindle, volver a los libros, pero hacia adelante

Desde que apareció el Kindle, allá por 2007, me gustaba pensar que tarde o temprano dejaríamos de hablar de la tinta electrónica para volver a recomendarnos autores y comentar sobre los libros que leíamos. Eso está pasando, y más que nunca lo vemos en estos días post-vacaciones. Amazon llegó hace unos meses a España y los números de ventas del dispositivo en las pasadas navidades han sido notables: 4 millones, sin incluir las ventas de Reyes, convirtiéndolo no sólo en el producto más vendido en Amazon ES sino también en el que está en más whishlists (listas de deseos) de usuarios.

¿Qué provoca que tanta gente quiera y tenga uno? ¿Cómo funciona? Desde hace unas semanas estoy probando un Kindle y quiero contarles mi experiencia y lo que no siempre se lee en las reseñas técnicas.

El Kindle que estuve probando es el dispositivo que se puede comprar actualmente en Amazon.es, también llamado Kindle de cuarta generación. Vino después de los primeros modelos, del Touch y del Keyboard Kindle. Este Kindle es un lector electrónico en su versión más pura, que sacrifica la pantalla táctil y el teclado físico por un precio más accesible: 99 euros para España o 139 dólares más envío para el resto del mundo.

La experiencia de olvidarse de todo

Sus apenas 170 gramos y su diseño lo hacen ser tan ligero como para poder sostenerlo con una sola mano, y olvidarnos del peso de un libro. Kindle ha diseñado su tableta para que toda nuestra atención pueda irse a la historia que estamos leyendo y no al dispositivo.

Estamos tan acostumbrados ya a leer en pantallas que nos hemos olvidado de que hay otra experiencia de lectura: Kindle es como un volver a los libros, pero hacia adelante.

La tinta electrónica, para quienes nunca hayan visto un Kindle, se ve y se siente como el papel impreso: no hay retroiluminación como en una pantalla y por eso la batería puede durar tanto. No hay reflejos y permite la lectura a plena luz del sol. Por lo mismo, también necesitarán una lámpara tipo clip si quieren usarlo en la oscuridad, por ejemplo al leer en la cama de noche o en un avión o tren para no molestar a los demás.

Las comparaciones: Kindle versus biblioteca

Confieso que solía ser bastante escéptica con respecto a Kindle porque me parecía absurdo tener que cargar con un dispositivo más para hacer algo que ya podía hacer en mi netbook o en una tablet. Después de usarlo el primer día me dí cuenta de que no podía estar más equivocada. Es un gran error comparar un Kindle con una tablet: aunque podamos leer en los dos, el Kindle es específicamente para leer: Kindle es una caja con muchos libros, incluso los que aún no sabemos que leeremos.

Un Kindle de 170 gramos en tu bolso sólo puede ser comparado con una biblioteca de 1400 libros de papel: y allí no quedan dudas de que es un invento estupendo para los devoralibros.

Cosas que puedes hacer en tu Kindle de cuarta generación

El funcionamiento de Kindle es bastante básico. Este modelo te permite conectarte mediante wifi a Amazon Kindle Store y comprar tus libros en un solo click mediante Whispernet. También puedes comprarlos desde otro PC, y que los libros aparezcan en tu Kindle automáticamente. Está preparado para que puedas empezar a usarlo sin conectarlo a un ordenador, y descargarte directamente cualquiera de los 900.000 libros de su catálogo, entre los que hay ya 1600 ebooks gratis en español, y muchas publicaciones exclusivamente digitales, como los ebooks de Hipertextual, por precios menores a los 3 euros.

Debo avisar en este punto algo bastante notable que sorprendentemente muchas editoriales siguen sin advertir: comprar libros electrónicos es tan instantáneo y placentero que se vuelve adictivo, tengan mucho cuidado.

Otra opción es descargar libros digitales gratuitos y usar Calibre para gestionar tus libros electrónicos desde tu PC (hay versión para Windows, Linux y Mac), convirtiéndolos a los formatos soportados por Kindle.

Como otros lectores electrónicos, la forma de visualizar el texto es bastante ajustable: 8 tamaños, 3 tipos de letra, 3 tipos de interlineado y 3 opciones de palabras por línea hacen que prácticamente enseguida encontremos la opción más cómoda a la vista.

También tiene diccionarios integrados con búsqueda instantánea, tanto el de la RAE en español como el Oxford para las lecturas en inglés, y es posible ver la definición de una palabra en la misma página en la que estamos leyendo. Kindle también permite buscar en Wikipedia o en Google, aunque la navegación en otras páginas no es buena.

Algo maravilloso que se llama Whispersync permite que tus lecturas, marcadores y notas se sincronicen, por lo que puedes dejar la lectura en una página y retomarla desde una aplicación de Kindle en otro dispositivo (por ejemplo tu smartphone o tu ordenador) y siempre entrarás en la página donde lo dejaste.

Dije marcadores y notas porque podemos también subrayar o seleccionar un pasaje, agregar o no una nota, y guardarlo o compartirlo con nuestros contactos en Amazon, Twitter y Facebook. Hay una opción para que podamos ver los fragmentos más subrayados por los lectores, lo que no deja de ser interesante y revelador de lo que otros consideraron, nunca mejor dicho, remarcable. Para el animal social que hay en nosotros, esta opción representa una forma rápida de saber qué están leyendo nuestros amigos y conversar con ellos sobre nuestras lecturas.

Amazon nos permite habilitar un perfil en su web donde van quedando todos nuestros pasajes marcados y notas, además de los libros que hemos leído o leeremos, todo esto con opciones de privacidad para mantenerlo privado o compartirlo.

Los datos técnicos

  • Pantalla de tinta electrónica E Ink de 6 pulgadas.
  • Resolución de 600 x 800, 167 ppp, 16 escalas de grises.
  • Medidas: 16,6 cm x 11,4 cm x 0,87 cm
  • Peso: 170 g.
  • Capacidad de hasta 1.400 libros o 2 GB de memoria interna (aproximadamente 1,25 GB disponibles).
  • Batería: Con una sola carga, puede durar hasta un mes (con el wifi desactivado y tomando como referencia un hábito de lectura de media hora al día). En caso de tener el wifi siempre activado, la batería puede durar hasta 3 semanas. Se carga en tres horas completamente.
  • Conexión Wifi.
  • USB 2.0 (conector micro-B).
  • Formatos de lectura: Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección y PRC en su formato original; HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG, BMP por conversión.

Conclusiones

El libro electrónico ha llegado muy rápido y muy tarde a la vez. Las editoriales y los principales periódicos deberían estar regalándonos lectores electrónicos, deberían hacer lo que sea para que todos tuviéramos uno, asegurarse de aprovechar esa adicción tan maravillosa a los libros y ya deberían haber tomado nota de la impulsividad que existe cuando la compra es instantánea, cuando ves en un segundo aparecer casi mágicamente en tu mano aquel libro que quieres leer.

Si te gustan mucho los gadgets, pero nunca terminaste de leer un libro largo, quizás no necesitas un Kindle. Si te gustan los dispositivos portátiles y hasta ahora no te gustaba leer, quizás Kindle te haga entrar a un mundo nuevo. Si buscas navegar en internet, multitasking, jugar, colores y atractivo visual, no te compres un Kindle.

Si te gusta leer, un Kindle te hará muy feliz. Si has dejado de leer libros largos porque no te acostumbrabas a leerlos en pantalla, deberías probar un Kindle. Si alguna vez has dejado de leer algún libro porque no podías o querías cargar con él en tu día a día, un Kindle te hará fácil la vida. Si lees en inglés, estás perdiendo tiempo al no tener uno: hay muchísimos títulos disponibles en ese idioma.

Y nunca pienses en Kindle como un dispositivo y nada más, Kindle es el ecosistema que ha creado Amazon alrededor de él. Kindle no es la cajita: son los 1400 libros en tu bolsillo.

[nggallery id=1]

Este artículo fue publicado originalmente por mí en Gizmología.

Blog Widget by LinkWithin