Escuelas y carreteras

El título del artículo: Los puentes de Obama hacia ningún sitio

«Quiere gastar cientos de miles de millones en carreteras y escuelas. Mala idea.»

Como bien apunta Caro, seguro que el señor Spitzer tiene algunas sugerencias para gastar el dinero de formas más obscenas.

Vote 4 Hope



Los vídeos que siguen apareciendo hechos por gente a favor de la campaña de Obama no dejan de sorprenderme.

Cuando ví este lo primero que pensé es que hacía mucho tiempo que un político no hablaba de interconectedness, equality, friends, liberty, the porsuit of happiness. El vídeo da la idea de cooperación, de unidad entre personas muy diferentes, y a pesar de la cantidad de banderas estadounidenses que hay, el público al que se dirige es mundial.

Lo más fácil en el discurso político es apelar a los nacionalismos, o hacer grupos de cualquier tipo, nosotros contra los que son diferentes a nosotros. Son enunciados simples que se dirigen a nuestros instintos básicos, ignorando los siglos de avance de la cultura y la inteligencia humanas. O tratándonos como animales. Y lamentablemente, como demuestra la semiótica, casi siempre funciona, en diferentes países, en diferentes épocas, con diferentes sociedades.

Obama está diciendo cosas radicalmente diferentes. Obama está inspirando y está haciendo política de la buena y la necesaria. Qué ganas de votar.

(vía Alt1040)

El rol de los social media en las campañas electorales

Cuando resulta fácil imaginarse ese titular que le vas a poner a tu artículo, las cosas suceden de otro modo y te estropean la frase. Lo que se denomina Nuevos Medios, que no es otra cosa que the social media, o sea todas estas nuevas formas de conversación en la red, desde los blogs hasta el instant messaging pasando obviamente por Twitter, están influyendo sobre el desarrollo de estas elecciones en EE.UU., pero no de la manera más obvia, según Steve Gillmor en Techcrunch.

En esta campaña electoral no hay mayores filtraciones de secretos de los candidatos o revelaciones que puedan dar vuelta la elección:

Ironically, the very ubiquity of cameras, recorders, texting, and the rest of the *Phone tools has made it both mandatory and easier to keep things secret.

[Irónicamente, la misma ubicuidad de las cámeras, grabadoras, lo textual y el resto de herramientas del *Phone ha logrado que mantener cosas en privado sea ambas cosas, obligatorio y más fácil]

Gillmor apunta que en estas elecciones quizás un elemento no tecnológico esté actuando: con la aparición de un candidato disruptivo como Obama, la gente espera de los medios menos drama, no más.

Se me ocurre que en la época donde los comunicadores han aprendido que mostrar y mostrarse es más eficiente que esconder, deja de funcionar el esquema del secreto y la revelación del mismo como premio al cazanoticias.

El impacto de los social media viene dado de una forma más sutil y a la vez más poderosa: estas elecciones y los eventos relacionados con ellas serán los más grabados de la historia, y entonces es cuando cambian las cosas. Porque, según Gillmor, allí es donde veremos la diferencia sustancial entre la búsqueda y el tracking:

Search produces analysis after the fact, while track produces interactions that change the events themselves. (…) While we may not see the obvious signature of the social media revolution in scoops and headlines, it will be hard to miss in the rear view mirror.

[La búsqueda produce análisis después de sucedido el hecho, mientras que el track produce interacciones que cambian a los mismos eventos. Mientras podemos no ver la marca obvia de la revolución de los medios sociales en exclusivas y titulares, será difícil perderla de vista en el espejo retrovisor.]

How the Valley put Obama over the top

Suck on it, Clintstones. And note to the rest of America — we may not be as sexy as Hollywood or Wall Street, but you know what? We’ve got a shitload of money, and we know how to organize. We’re a powerful bunch of khaki-wearing, gay-marriage-supporting, arugula-eating, Mac-using elitist nerds out here. To all of you racist homophobic non-Californian dumb fucks who find that annoying? Tough shit. We outsmarted you. We out-spent you. And now for the next eight years we’re going to be running this country. We’re going to give equal rights to gay people, fund stem-cell research, teach evolution, take down the fence on the Mexican border, and make sure abortion stays safe and legal. We’re going to pull out of Iraq, shut down Gitmo, and stop torturing people. And yeah. A black dude with a Muslim-sounding name and degrees from Columbia and Harvard is going to be in charge. So sit back down, strap yourself in, and shut the fuck up, crackers.

From: The Secret Diary of Steve Jobs

Blog Widget by LinkWithin