Cómo nació Twitter

Para hablar del origen de Twitter, hay que empezar desde un poco más atrás en la historia, hablar de otras compañías y sobre todo de otro de los fundadores: Evan Williams.

Williams había fundado Pyra Labs, la startup de la que surgiría Blogger.com, una de los primeros servicios en la web para crear y gestionar blogs. Williams inventó el término “blogger” y en 2003 fue reconocido por el Technology Review del MIT como uno de los top 100 innovadores menores de 35 años en el mundo. En ese mismo año, Google compró Pyra Labs.

Williams dejó Google en 2004 y se fue a fundar Odeo, una compañía de podcasting, junto con Biz Stone, otro ex-Google al que llamó a unirse al proyecto.

twttr

Odeo se transladó a una oficina, el antiguo apartamento de Evan Williams, y comenzó a contratar empleados. Entre ellos, un programador joven, Jack Dorsey, y un ingeniero llamado Blaine Cook.

El problema apareció cuando Apple anunció que iTunes incluiría una plataforma de podcasting: esto implicaba un competidor arrollador con los 200 millones de iPods que Apple tenía previsto vender, y todos en Odeo empezaron a darse cuenta del punto muerto en el que estaban. Williams decidió cambiar de rumbo y empezaron a pasar jornadas enteras trabajando en nuevos proyectos.

Allí fue cuando Jack Dorsey contó a Williams una idea en la que venía pensando desde hacía años: un servicio basado en mensajes de “status” que un usuario pudiera enviar mediante SMS para comunicarse con un grupo de gente.

Un pequeño grupo se puso a trabajar en ello: Noah Glass estaba a cargo del proyecto, Florian Weber y Dorsey programaban, Stone diseñaba y todos estaban bajo la dirección de Odeo y Williams.

Twitter old logo

Uno de los primeros logos de Twitter

 

Noah Glass llamó originariamente “twttr” al nuevo proyecto, inspirado por Flickr. Cuando buscaron la palabra “twitter” en el diccionario, vieron su significado: ‘a short burst of inconsequential information’, (un exabrupto corto de información inconsecuente) y ‘chirps from birds’ (gorjeos de pájaros). Allí se dieron cuenta que reflejaba exactamente lo que el producto era.

 

182613360_6d76db726a_b

Un boceto de un temprano proyecto de Jack Dorsey, stat.us, foto de su Flickr

En marzo de 2006 ya tenían un prototipo funcionando internamente. El primer tweet no automatizado fue publicado por Dorsey el 21 de marzo a las 12:50 PM (PST), y decía: “inviting coworkers”.

Cuatro meses después, lo abrían al público. En abril de ese año, un pequeño terremoto en la zona se extendió rápidamente en Twitter entre las cientos de personas que ya lo usaban, que experimentaron ese momento de asombro ante la instantaneidad del servicio.

A fines de 2006, Williams, Dorsey y Stone fundaron Obvious Corp. para adquirir las propiedades de Odeo, entre las que estaba Twitter, y en abril del siguiente año, ésta se convertiría en una compañía propia. Evan Williams presentaba una carta a los inversores de Odeo en la que les decía que la compañía no iba a ningún sitio y él no se sentía bien con eso, por lo que les proponía comprar sus acciones para que no perdieran. En cuanto a Twitter, en esa carta, Williams decía:

“Twitter es una de las piezas de valor que veo en Odeo pero es demasiado pronto para decir qué hay allí. A casi dos meses de su lanzamiento, Twitter tiene menos de 5.000 usuarios. Yo continuaré invirtiendo en Twitter pero es difícil decir que justifica la inversión que Odeo ha recogido, especialmente teniendo en cuenta que esa inversión estaba dedicada a un mercado diferente”.

Los inversores estuvieron de acuerdo y la venta se realizó. La cantidad que se pagó nunca fue conocida públicamente.

En abril de 2007, Twitter se convirtió en una compañía propia, con Jack Dorsey como CEO (director ejecutivo). Realmente en ese momento no había una percepción más o menos general de que Twitter pudiera funcionar, hasta que llegó el festival de South by SouthWest (SXSW), en Austin, Texas, en el que Twitter fue definitivamente la estrella. La gente de Twitter llenó las salas con pantallas de plasma gigantes con streamings de Twitter y su popularidad despegó. Los ponentes y panelistas mencionaban a Twitter a cada rato y los bloggers lo promocionaban. La cantidad de tweets enviados durante el evento subió de 20.000 a 60.000.

Mientras Dorsey estuvo ocupando el puesto de CEO, la compañía recibió dos rondas de inversión, la primera por una cantidad no confirmada pero que según los rumores fue de uno a cinco millones de dólares, y la segunda por 22 millones.

En octubre de 2008 Williams pasó a ser CEO y Dorsey quedó como presidente del consejo de administración, un poco alejado del día a día de la compañía. Hasta ese momento, y ante el rápido crecimiento de la cantidad de usuarios, la prioridad de Dorsey había estado en la estabilidad en el funcionamiento del servicio, dejando de lado la búsqueda de una forma de obtener ingresos.

Twitter había entrado en un fuerte ritmo de crecimiento. En 2007, se publicaban 400.000 tweets por trimestre, que pasaron a ser 100 millones sólo un año después. Según Compete.com, Twitter se movió desde el puesto número 22 en el ranking de redes sociales al tercero. La magnitud de Twitter empezó a verse en eventos mundiales. Con la Copa Mundial de Fútbol se quebró un primer record al escribirse 2.940 tweets por segundo en el partido de Japón contra Camerún, el 14 de junio de 2010. El récord actual se registró en 2011 durante la final de la Copa Mundial fe- menina entre Japón y Estados Unidos, cuando 7.196 tweets fueron publicados por segundo.

En abril de 2010, se abrían 300.000 cuentas de Twitter por día, y Twitter recibía 180 millones de usuarios únicos por mes. El 75% de ellos viene desde fuera de su web, Twitter.com. En septiembre de 2011 anunciaron 100 millones de usuarios registrados.

Mientras tanto, en octubre de 2010, Williams anunciaba que dejaba el cargo de CEO a Dick Costolo, el antiguo COO, director general de operaciones. A pesar de que se dijo que Williams se quedaba para enfocarse completamente en estrategia de producto, según PC Magazine, ya no estaba implicado en el día a día de la compañía. Williams se dedicó a formar una nueva startup y pasó a ser parte del consejo de administración, prometiendo ayudar en todo lo que pudiera de ahí en adelante.

Jack Dorsey volvió a la compañía en marzo de 2011 como director ejecutivo encargado del desarrollo de producto, y muchos vieron en esto una necesidad de la Twitter de volver al espíritu original en la visión de su creador.

Hasta la fecha, Twitter habría recibido unos 1.035 millones de dólares en inversión de capital de riesgo, aunque los números exactos no han sido declarados públicamente. En agosto de 2010 recibía lo que se ha llamado la mayor inversión de riesgo en la historia, 800 millones de dólares por parte de Digital Sky Technology, dejando la compañía valuada en 8,4 mil millones de dólares.

En julio de 2009, se conocieron documentos internos de Twitter obtenidos por un hacker denominado Hacker Croll. En ellos se proyectaban ingresos de 1,54 mil millones de dólares para fines de 2013, pero no había información sobre cómo lograr esos números. Al año siguiente, Twitter anunciaba los “Promoted Tweets”, un servicio de pago para las compañías que quisieran aparecer en los resultados de búsquedas en el sitio de Twitter. Sony Pictures, Red Bull, Best Buy y Starbucks fueron algunas de las primeras empresas que usaron el servicio, y aunque sus ingresos anuales en 2010 fueron de 45 millones, Twitter operó con pérdidas durante la mayor parte de 2010. Las previsiones en ese momento estimaban ganancias de 100 a 110 millones de dólares en 2011.

[Este artículo es parte del ebook “Twitter: 5 años, un recorrido por la herramienta que se convirtió en plataforma”, cuya publicación dirigí y que está disponible para su descarga gratuita en PDF o vía Amazon su versión para Kindle]

Las nuevas tecnologías y el idioma español

Vuelve este debate sobre si las nuevas tecnologías (sigo sin saber por qué les llamamos nuevas, pero es tema de otro post) afectan a la salud del español. Cuando la gente de RTVE me invitó a participar en el programa especial dedicado al español en El Debate de La 2, pregunté en Twitter y muchas respuestas coincidían en que el lenguaje SMS empobrece el idioma y tiene la culpa de que los jóvenes (sic) no sepan escribir. Me llamó mucho la atención y pregunté si la culpa de que no supieran escribir la tenía el móvil o quienes forman a esos jóvenes: sus padres y su escuela. Yo por mi parte veo cada vez más gente interesada en escribir mejor, en las normas y la gramática, y cuando hablo de estos temas con mis querido equipo de bloggers, agradecen mucho cualquier manual o explicación de cómo mejorar nuestra escritura.

Vivimos en la época en la que más contenido se ha generado por persona en la historia, y en la que más cantidad de información se consume. Las nuevas tecnologías traen una multiplicidad de códigos nuevos que tenemos que aprender a manejar para comunicarnos, pero eso nunca empobrece el lenguaje sino todo lo contrario: abre nuestra mente a nuevos escenarios donde podemos encontrar nuevos medios de comunicar mejor nuestro mensaje.

Sigo recibiendo mensajes agradecidos de quienes vieron el programa y también de quienes no pudieron verlo, así que dejo aquí el enlace a la web de RTVE donde está el video. En el plató estuve con (desde mí a mi derecha): Xosé Castro, traductor y divulgador lingüístico; Benjamín Prado, novelista y poeta; María Casado, la presentadora del programa; Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes; Pedro Álvarez de Miranda, catedrático de Lengua Española y académico de la Lengua y Alberto Oliart, presidente de RTVE.es.

Twitter para periodistas

Twitter es una gran fuente de pistas informativas: a estas alturas de eso no cabe ninguna duda. Con 200 millones de usuarios lanzando 130 millones de tuits diarios, se ha convertido en una gigantesca red de alertas mundial. Un uso eficaz de Twitter es fundamental para cualquier periodista, por lo que apunto aquí algunas claves para ellos:

Abre una cuenta ya: Twitter es un buen termómetro de la actualidad. Si tu materia prima es la información, lo raro es que no estés ya allí.

Escucha: Los medios han estado desde siempre acostumbrados a ser emisores únicos y a controlar la información. Olvídate de eso. La información seguirá siendo la reina: tu protagonismo no interesa. En Twitter hay códigos nuevos y necesitarás aprender a escuchar.

Chequea fuentes: Un periodista tiene una responsabilidad con la información que emite y deberíamos chequear datos antes de distribuirlos. Evidentemente no siempre podremos llamar por teléfono al protagonista de la noticia pero hay otros métodos: desde contactar con la fuente mediante mensaje directo o reply en Twitter hasta buscar la información fuera para confirmar de dónde proviene. Otro consejo: nunca retuitees un enlace sin haber comprobado a dónde te lleva.

Da crédito: Decir el origen de tus datos es parte importante de esa información, y permite seguir completando la noticia. Retuitea, dí cómo te enteraste de algo, dónde estás. Si mencionas a alguien y tiene Twitter, pon su nick en vez de su nombre, porque así creas un enlace a su perfil. Ojo: cuando nombras así a alguien, le envías una notificación y leerá lo que escribas. Bienvenido al mundo de la conversación: ya nadie tiene el control de la noticia, pero eres responsable de lo que dices.

Sé –más que nunca– claro, conciso, directo: Lo que tengas para decir debe caber en 140 caracteres; si son menos, mejor, porque así tu mensaje será retuiteable. Quita adjetivos, simplifica, busca la palabra precisa. Recorta hasta hacer que cada palabra de tu tweet sea imprescindible.

Esta es una columna que escribí para Época, el suplemento dominical de La Gaceta el domingo. El reportaje completo se puede ver en pdf.

Twitterrevolución

Si hubieran escuchado lo accidentada que fue la entrevista que le dí a Delia Rodríguez vía telefónica, corriendo literalmente por las calles de Burgos, mientras casi perdía mi viaje de vuelta a Madrid desde el Congreso iRedes, se sorprenderían igual que yo de su gran talento para escribir un reportaje como el que publica hoy El País.

El País Semanal

Twitterrevolución cuenta lo que está pasando con Twitter, que con 200 millones de usuarios se ha convertido en una poderosa red de información en todo el mundo. España se sitúa como el país europeo con mayor crecimiento actual, con un 151% en un año.

“Al principio no éramos conscientes de que nuestra charla era tan pública, era casi un chat entre freaks”, cuenta Marilín Gonzalo , directora de contenidos de la red de blogs Hipertextual y usuaria pionera. De esa época queda el aire desenfadado de la red y su logotipo: un pájaro azul que adquirieron en un banco de imágenes barato. De hecho, tweet significa trino en inglés. Hoy, la empresa se toma muy en serio a sí misma: su objetivo es llegar a los 1.000 millones de usuarios, una meta compartida con Facebook, y algunos analistas financieros calculan que vale 10.000 millones de dólares.

Su secreto es volverse imprescindible para sus usuarios. Lo primero que hace Marilín por las mañanas es encender el ordenador y mirar Twitter, que se queda en segundo plano durante toda la jornada. Si sale a la calle, lo usa en el móvil, y antes de dormir, también. Desde que abrió su cuenta hace cuatro años, nunca ha estado más de tres días sin él. Célebre en la red, pero desconocida fuera de ella, esta periodista argentina es una de las mujeres más seguidas de España. Cada comentario suyo sobre un asunto de actualidad provoca docenas de respuestas, aunque ha aprendido que no tiene por qué contestarlas todas. A diferencia del correo electrónico, la etiqueta tuitera no requiere una respuesta inmediata… ni siquiera una respuesta. Tiene más de 105.000 followers. “A partir de cierto número de seguidores eres mucho más cuidadosa con lo que dices”, afirma. Suena lógico: es más popular que la mayoría de los medios de comunicación españoles.

Les recomiendo que lo lean entero en El País. Y si compran hoy el periódico en papel, viene con taza de Star Wars de regalo.

This is Twitter

Hay gente que tiene el don del resumen. Quien hizo este video supo comprimir en 40 segundos gran parte de lo que ha estado pasando estos meses en Twitter, con la Ley Sinde, la digna retirada de Alex de la Iglesia, los insultos de Alejandro Sanz, la respuesta de Juan Gómez Jurado y la iniciativa que surgió de esto donde el autor lleva conseguidos 30 mil euros en donaciones para Save The Children.

Me llega vía Twitter a través de @FamosoCantante

El T12 en Zaragoza

Marilín en T12 por Mc Callan

Vengo de Zaragoza con la garganta doliente pero muy contenta. Todo el frío que hacia en el valle de Ebro casi no se sintió al lado de la energía de su gente, muchos emprendiendo en internet y otros tantos empezando a conocer un mundo nuevo que les abren las redes.

Me habían invitado para hablar sobre Twitter en la edición número 12 de Twitterllón, unas reuniones que se vienen organizando hace tiempo en Zaragoza, de la mano de Gabriel del Molino. Antes les llamaban Bloguellón y desde hace unos meses han empezado a invitar a ponentes. El lugar de las conferencias es la antigua azucarera del Rabal reconvertida en Zaragoza Activa, un espacio de encuentro para empresas y personas financiado por el Ayuntamiento de Zaragoza, donde también hay una biblioteca con material multimedia y un semillero de emprendedores.

Helaba en la noche zaragozana y había no-cualquier-partido-de-fútbol sino un derby, y a pesar de eso el auditorio se llenó. Me puso muy contenta ver a conocidos, y desconocidos, y tanto interés en aprender y compartir.

En mi charla intenté mostrar cómo Twitter ha ido siendo parte indispensable cada vez de una forma más inmediata y necesaria en todos los acontecimientos importantes informativos, tanto a nivel internacional como nacional, y cómo ha dejado de ser una herramienta más para convertirse en una plataforma de información utilizada por cada vez más personas. Hice un recorrido histórico por los hechos de los últimos años dando cifras y datos. Tratando de definir lo que genera esta aplicación, que después de 4 años, sigue logrando que se organicen reuniones para hablar de ella.

Estuvimos comiendo en La Jamonería, donde Félix me sorprendió con unas natillas personalizadas. Debo agradecer también a Gabriel del Molino por la organización y a todos los que fueron a la conferencia y con los que charlé luego. Ellos hicieron que fuera el Twitterllón más concurrido, y hablando de Twitter, que ayer durante mi charla #T12 (Twitterllon 12) fuera trending topic nacional.

Foto: McCallan