Gestiona tu cartera de clientes con un CRM

Si manejar la comunicación con un solo cliente puede ser complicado, imagínense lo que puede suceder cuando empiezan a multiplicarse, y además conversan con distintos miembros de la organización de mil modos diferentes, en esta era de redes sociales y múltiples canales de comunicación.

1

Cuidarlos y gestionar adecuadamente sus datos y comunicaciones es algo que ninguna empresa, grande o pequeña, debe dejar de lado. Para eso existen los CRM (Customer Relationship Management): programas que centralizan todos aquellos ficheros de información de los clientes para que varias personas de una empresa tengan acceso y puedan tener una visión global de los contactos con los que la organización trabaja.

Highrise

Highrise

Hay programas más o menos complejos de acuerdo a las necesidades de cada organización. Para pequeñas y usuarios individuales existen algunas como Highrise, la solución de 37signals. Highrise en primer lugar tiene un diseño muy bonito, lo que lo hace muy fácil de usar. Permite importar y exportar contactos, agregar tareas relacionadas a contactos y usuarios (Tasks) y crear Cases, que son carpetas donde podemos poner toda la información relacionada con un tema. Tiene una muy buena integración con el email, de forma que si en la copia oculta de las conversaciones que mantengas con tus contactos, agregas un email que Highrise te da, copiará esos emails en el archivo dentro de Highrise para que cualquier persona tenga acceso a lo que se habló con el contacto en cuestión. También se integra con LinkedIn, por lo que muestra todos los datos que tus contactos tienen en esta red social.

Streak

Streak

No son pocas ni tan pequeñas las empresas que usan varias o alguna de las Google Apps, desde Gmail a otros servicios. Si es tu caso, puede interesarte conocer Streak, una extensión para Google Chrome que hemos recomendado ya en Bitelia.

Streak, al conectar con Gmail, modifica su interfaz ligeramente para unificar los mensajes de los clientes, hacer un seguimiento de ventas e incluso programar el envío de mensajes para determinadas horas. Mediante «Boxes» y otras opciones que se integran en tu emails podrás configurar lo que necesites según tu actividad. Tiene por ejemplo opciones para que un editor pueda hacer el seguimiento de temas sobre los que su equipo está escribiendo, o para ventas y seguimiento de inversiones. El cambio de la interfaz de Gmail es mínimo y nada invasivo, con las opciones que agrega es sin dudas muy práctico y útil.

Heap CRM

Heap-CRM

Una aplicación de Chrome pero separada del email es Heap CRM. Su diseño no es lo más notable del mundo pero incluye muchas funciones que pueden ser muy útiles para profesionalizar la gestión de clientes de cualquier organización.

Tiene herramientas de automatización para hacer seguimiento a través de email o Google Docs. Aparentemente permite importar contactos desde CSV, pero a mí esto me ha dado algunos problemas durante días y no he logrado poder hacerlo. Espero que sea algo temporal.

Además de calendarios, integración de mensajes e email, posibilidad de integrar Google Apps, Chrome y Twitter, y plantillas para eventos, permite la generación de informes, incluyendo informes de búsquedas. Ofrece también acceso offline desde varios dispositivos móviles, como BlackBerry 6, Palm Pre/Pixi, Android, iPhone, iPod Touch y iPad. Hay una opción de prueba gratuita para un usuario, si quieres agregar más, hay que pagar 9 dólares por el primer usuario y 5 por los siguientes. Hay más información en la web de WBP Systems.

Sugar CRM

Sugar-CRM

Sugar CRM permite hacer una prueba con hasta 5 personas y datos suficientes para usarlo en los puestos necesarios de una empresa. Cada uno de esos usuarios son roles: personal de ventas, de marketing o administrativo, y podemos elegir cuál usaremos para probarlo.

Se integra con Twitter para monitorizarlo desde dentro de la herramienta. También tiene listas de tareas, posibilidad de generar informes en PDF y enviarlos, así como generar documentos y una base de conocimiento con artículos dentro de la misma aplicación. Integra RSS y tiene automatización para gestionar distintos procesos: previsión de ventas, gestión de documentos, seguimiento de oportunidades, equipos de ventas y territorio.

Cuenta con apps desarrolladas para iPhone y Android. El plan más barato parte de 30 dólares al mes. Para probarlo, dan 7 días de un demos con todos los datos precargados.

Foto: Truthout.org

Este post fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

 

Amazon cloud player y Tienda MP3

La música encontró en internet un vehículo para circular, y ya no saldrá de ahí. Desde que eso sucedió, han surgido servicios como Spotify, que buscan una nueva forma de distribuir música vía internet, proponiendo un modelo de ingresos para los artistas y las discográficas. Hace apenas unas semanas, Google nos presentaba su plataforma de música, Google Play Music, y a raíz de eso, quisimos reseñar también un servicio similar, Amazon Cloud Player y su Tienda MP3.

Amazon Cloud Player

Con más de un millón de álbumes a la venta en España, Amazon abrió en octubre su Tienda MP3, que se puso a disposición de los usuarios junto el servicio Amazon cloud player, para reproducir en diferentes dispositivos tanto la música comprada como la que ya tenemos en nuestra librería musical propia.

 

Amazon cloud player

El servicio de Amazon es muy similar en funciones y apariencia a Google Play Music, pero su gran diferencia es la cantidad de canciones propias que nos permite importar a la nube: Amazon cloud player nos deja subir 250 sin costo, mientras que en Google Play Music esta cantidad es de 20.000. Si queremos importar más canciones en el servicio de Amazon, podemos subir hasta 250.000 pagando 24,99 € al año. Las canciones se importan con una calidad de 256 Kbps.

Basándose en nuestra cuenta de Amazon, el servicio nos ofrece crear una librería donde podremos importar las canciones para tenerlas disponibles vía web o descargadas, tanto en PC y Mac como en los siguientes dispositivos: Kindle Fire, iPad, iPhone, iPod touch y los que utilicen Android.

Cómo empezar

Al entrar en Amazon cloud player deberás usar tu cuenta de Amazon. Una vez que has creado tu player, verás una librería vacía, con lo que el sistema te ofrece 2 opciones: importar tu música (hasta 250 canciones de forma gratuita) o comprarla en la Tienda MP3 de Amazon.

1

 

Si eliges Importar, deberás descargar un programa, Amazon Music Importer, mediante el enlace que encontrarás allí mismo. El importador de canciones funciona con Adobe Air, por lo que si no lo tienes instalado o actualizado, es algo que deberás tener en cuenta. La instalación tarda unos instantes si va todo bien y a partir de ahí ya puedes empezar a importar tu librería de música, que aparecerá automáticamente en la web y en los dispositivos que tengas autorizados.

2

Los formatos de archivos compatibles con el Amazon Music Importer son:

  • .mp3- Formato de archivo estándar, sin protección DRM (incluye los archivos comprados en la Tienda Amazon MP3)
  • .m4a – Archivos AAC (Windows y Mac, incluyendo archivos comprados en la tienda de iTunes) y archivos Lossless de Apple* (sólo Mac OS)
  • .wma* – Archivos del Reproductor de Windows Media (sólo Windows)
  • .wav* – Archivos de música no comprimidos
  • .ogg* – Archivos de audio Ogg Vorbis
  • .flac* – Archivos en formato Free Lossless Audio Codec
  • .aiff* – Formato de audio Audio Interchange

En los casos marcados con asterisco, Amazon los importará siempre que coincidan con su catálogo.

Para autorizar los 10 dispositivos que te permite el servicio, tienes que ir a tus ajustes de cuenta. Puedes anular la autorización de un dispositivo, pero ese espacio tardará 30 días en estar disponible. Una vez al año, Amazon te permite borrar todos los dispositivos autorizados inmediatamente.

Cuando haya terminado la importación, verás tu librería y ya puedes empezar a escuchar tu música. Tienes diferentes opciones para buscarla: canciones, álbumes, artistas, géneros, comprados, importados o las listas que tú quieras hacer. Desde cada canción también tienes opciones para editar la información de la canción, agregarla a una lista de reproducción, descargarla, borrarla o compartirla en Twitter o Facebook.

3

Al compartirla menciona los datos de la canción que estás escuchando e incluye un enlace en el que se pueden escuchar los primeros segundos de la canción.

Como vemos, una de las opciones es la de la descargar la música que tenemos en la librería, sea comprada o importada previamente. En las pruebas que hice no aparecieron rastros de DMR, por lo que compruebo con satisfacción que también este sistema es transparente con el usuario y le permite instalarlo en cualquier dispositivo donde pueda reproducir el archivo.

4

Para descargarla sin ir tema por tema, Amazon pone a nuestra disposición otro programita, el Amazon MP3 Downloader. Podremos preconfigurar desde los ajustes si queremos que las descargas se ejecuten automáticamente al comprar música nueva. También podremos definir si descargamos directamente a iTunes o a la carpeta que definamos.

Tienda MP3

Como nos tiene acostumbrados Amazon, peligrosamente para nuestro presupuesto, comprar es muy fácil y casi instantáneo, también en música, y las canciones que compremos se descargarán instantáneamente en nuestro player.

Hay más de un millón de álbumes donde elegir en la Tienda MP3, pero si apenas entrar te encuentras a Pablo Alborán, no te desanimes. También en música, Amazon sabe lo que prefieren sus usuarios y por eso, una de las mejores cosas de su tienda son sus recomendaciones. Se puede hacer una escucha previa de algunos segundos de las canciones antes de comprarlas, algo que puede ser interesante para los cazadores de música nueva.

5

Los precios parten desde 0,99 euros por canción, y la mayoría de los álbumes se encuentran en torno a los 10 euros, aunque Amazon también nos deja elegir por precio y hay 3 selecciones de álbumes a precios especiales: menos de 2,99 euros, de 3 a 5,99 euros y de 6 a 9,99 euros. En muchos casos, hay precios bastante más económicos comprando el álbum completo.

6

Conclusión: 7/10

Como en otros servicios de Amazon, han cuidado al máximo la experiencia de usuario también en su Tienda MP3, haciendo que todos los procesos de compra sean rápidos y eficientes. Si a esto le sumamos que incluyas tu música en el ecosistema que Amazon tiene creado, parece una muy buena solución para quienes utilizan sus dispositivos que tiene audio incorporado.

La variedad de su catálogo es sumamente interesante y para mí suma muchos puntos a este servicio. Puedes encontrar con facilidad casi cualquier género o artista que busques. Haciendo un par de búsquedas encontré artistas y álbumes que no había visto en otros servicios similares. Las descargas funcionan igualmente bien después de comprar los temas o discos: son prácticamente instantáneas, y nos dan la tranquilidad de saber que podemos tenerlas en cualquier dispositivo o carpeta.

Echo de menos un espacio que dé la posibilidad a artistas desconocidos para que puedan subir su propia música, o algún sistema similar de recomendaciones.

Las 250 canciones que permite incorporar gratuitamente se me quedan un poco cortas cuando las comparo con el impresionante número de las 20.000 de Google Play Music, pero por otro lado la disponibilidad de la librería en todos los dispositivos, incluido iOS, es algo con lo que no cuenta (aún) Google, por lo menos de forma nativa.

Esta reseña fue publicada originalmente por mí en Bitelia.

10 herramientas de software libre para gestionar proyectos

Para trabajar de forma profesional en un proyecto, muchas veces necesitamos algo más que una lista de tareas, y es el momento de buscar una solución en software, tanto si es un trabajo que vamos a llevar a cabo solos como si hay otras personas en el equipo. Si los clientes son varios, entonces ya es imprescindible encontrar algún buen programa de gestión de proyectos, estable pero también flexible. Los programas desoftware libre son ideales porque además de ser potentes, cuentan detrás con una comunidad de desarrolladores y pueden hacernos ahorrar bastante en costos.

El equipo de Flickr

Hemos hecho una lista de herramientas de software libre abiertas y disponibles, así cualquiera que lo necesite pueda tener a mano un sitio donde buscar y probar distintos programas que han sido recomendados por sus usuarios. Si usan otras y les parece que deberíamos conocerlas, no olviden mencionarlas en los comentarios.

colabtive: A los fans de Basecamp les gustará esta herramienta, porque es la alternativa open source a herramientas propietarias como esta. Permite importar desde Basecamp e incluye funciones similares como la gestión de diferentes proyectos, los Milestones y las listas de tareas. También mide el tiempo dedicado a las tareas, emite informes y cuenta con varios plugins para extender sus funciones. Sólo en inglés.

Project HQ: También similar a Basecamp, Project HQ está construido sobre Python, Pylons y SQLAlchemy, y su base de datos es totalmente independiente. Gestiona distintas compañías, miembros y proyectos y cuenta con minestrones y listas de tareas. Es configurable visualmente usando CSS.

Gantt PV: Gratuito, es un programa simple, sin complicaciones, que se basa en diagramas de Gantt para planificaciones de proyectos y seguimiento de tareas. Está disponible para Windows, Mac OS X y Linux.

Clocking IT: también tiene diagramas de Gantt interactivos, más otras utilidades como contador de tiempo, varias formas de comunicación, seguimiento e indexación de los cambios, con unos muy buenos informes de avance. Disponible en 14 idiomas, entre ellos el español.

TeamWork: Una excelente interfaz para una herramienta online que permite hacer un seguimiento de distintos proyectos y equipos de trabajo, con una versión optimizada para acceder desde móviles. Tienen licencias gratuitas para organizaciones sin ánimo de lucro y bloggers. Disponible para Mac OS X, Linux y Windows.

iceScrum: Tiene el mismo interfaz para todos los roles. Incluye registros de historias de usuario (backlogs), de asuntos, de problemas y pruebas, chat en línea, timeline e indicadores de producto.

Achievo: Disponible en 20 idiomas, además de la utilidad de gestión de proyecto, que divide según el tiempo de su ejecución, incluye calendarios, estadísticas, plantillas y notas. No hay tarifas de licencia o limitaciones para su uso.

dotProject.net: Otra herramienta basada en la web, dotProject lleva un tiempo y no hay ninguna empresa detrás de ella, está sostenida por los voluntarios y usuarios. Permite la gestión para múltiples clientes, con herramientas para gestión de tareas, agendas y comunicaciones.

GanttProject: Un programa de escritorio multiplataforma que corre sobre Windows, Mac OS X y Linux, totalmente gratuito. Incluye diagramas de Gantt, asignación de las personas que trabajarán en el proyecto, y permite exportar los diagramas como imágenes, mientras genera informes en PDF y HTML. Permite interoperar con Microsofot Project, importando y exportandolos a sus formatos.

TaskJuggler: Un gestor de proyectos realmente potente y superior a otros que usan herramientas para editar diagramas de Gantt. Cubre todos los aspectos de desarrollo de un proyecto, desde la primera idea hasta su fin. Ayuda a medir su campo de alcance, asignación de recursos, esquema de costos y ganancias, riesgo y gestión de las comunicaciones.

Este post fue publicado por mi originalmente en Bitelia.

 

Google Play Music

La distribución de la música en internet tiene un campo prometedor por recorrer, en el que ya están moviéndose muchas empresas y artistas. Obviamente Google no quiere quedarse fuera de eso y ayer abrió su servicio de música, Google Play Music, para Europa, agregando funciones a su app para Android.

Google-Play-Music

Además de Spotify, el referente obligado en este nuevo modelo de distribución online de música, en Bitelia hemos analizado otros servicios similares como Deezer o Grooveshark y también veremos aquí qué trae el servicio de música del gran Google, que hace un año lo lanzó en Estados Unidos, y desde ahora podemos probar también en España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia. Google Play Music ha firmado acuerdos con grandes discográficas: Sony Music, Warner Music, Universal Music y Emi, más varios sellos independientes.

Qué podemos hacer con Google Play Music

Google Play Music es un servicio en la nube por el que se puede escuchar música mediante streaming,comprar canciones o álbumes, y almacenar hasta 20.000 temas que tengamos en nuestra librería musical, para poder acceder después a ella desde cualquiera de nuestros dispositivos, hasta 10 por usuario. Google Play Music realmente cumple con lo que ofrece y la música que compres se puede descargar posteriormente para guardarla donde quieras, sin DRM y sin trabas, haciendo valer un reclamo ciertamente controvertido: Set your music free.

La carga en la nube de tu librería musical se realiza mediante un programa propio llamado Music Managerque tienes que instalar. El sistema es como el de Amazon Cloud Player, con la gran diferencia de magnitud del almacenamiento al que Google nos tiene acostumbrados: las 250 canciones que permite importar Amazon se nos hacen pocas al lado de las 20.000 que nos deja subir Google gratuitamente, y que es la característica que hace destacar a este servicio.

Los precios son similares a los que nos tiene acostumbrados iTunes, Spotify o Amazon y rondan en torno a un euro (o 1,29 dólares) por canción por ejemplo.

Google-Music-Store

En la tienda de Google Play, además de las aplicaciones Android, películas y libros, ahora veremos la sección Música, donde podremos buscar todas las bandas y álbumes que queramos comprar. Cuando Google Play Music se lanzó en Estados Unidos hace un año había canciones gratuitas, pero en este lanzamiento europeo no las hay. La clasificación por categorías (aún) no está muy afinada, ya que por ejemplo entrando en Comedia podíamos encontrar a Justin Bieber, Mariah Carey y Michel Bublé; será algo que tendrán que pulir.

Debemos decir que el resto de la plataforma funciona muy bien: tanto el streaming como la subida y descarga de música son rápidos y van fluidos. Una opción muy buena que tiene es la de compartir la música que has comprado con tus círculos de Google+, y de esta manera, tus contactos tienen la oportunidad de escuchar de forma completa las canciones que compartas, aunque sólo una vez.

Novedades en la app de Android

google-play-music-en-Android-300x225-3Google Play Music agrega una serie de nuevas funciones en su app de Android, y la más interesante es probablemente el soporte para la reproducción offline. También incorpora lo que llaman «Instant Mixes», para crear rápidamente listas de reproducción basadas en los últimos temas escuchados, y otra novedad es la de la reproducción sin silencios entre tema y tema (gapless playback). Google Play Music para Android es gratuita y compatible con Android 2.2 Froyo o superior.

Cómo empezar a usarlo

Lo primero es ir al sitio web de Google Play Music. Allí al empezar, después de ingresar con nuestra cuenta de Google, lo primero que nos pide son los datos de nuestra tarjeta de crédito o débito para activarlo, aunque no se nos hace ningún cargo por esto.

Una vez que lo hacemos, tendremos que bajar Music Manager para poder subir nuestra librería a esa espaciosa nube de Google Play Music. Por ejemplo si usas Mac, te preguntará dónde guardas tus canciones: en iTunes, en la Carpeta Música o en otras carpetas. Atención con este paso porque luego te preguntará si ese será el lugar donde buscará luego para subir temas automática y constantemente, y tienes que recordar que después de las 20.000 canciones ya no es gratuito. Si tu disquería es grande, la subida puede tardar un tiempo, y el sistema te dará entonces la opción de escuchar un poco de música mientras termina.

Google-Play-Music-Genres-4

Una vez dentro podrás ver todas tus canciones, ordenadas por álbum, artistas, canciones y géneros. También tienes a mano las listas de reproducción formadas por las canciones que has puesto en cola, a las que has dado un thumbs up (pulgar arriba), las últimas agregadas, las compradas, las compartidas por tus amigos y las recomendadas por Google Music. Abajo de la página se ve el reproductor, con los botones e información del tema que se está reproduciendo, a la misma manera que en Grooveshark por ejemplo.

Google-Play-Music-open-5

Sus Labs

En Google Play Music hay una pestaña con Labs, funciones experimentales que Google va probando en sus productos. En este servicio por el momento hay 4:

  • Desktop Notifications (Notificaciones en el escritorio): Para saber, cuando comienza una canción, qué es lo que está sonando, despliega una notificación en tu escritorio con el nombre, artista, título del disco e imagen de la tapa. Sólo se puede usar en Chrome.
  • HTML5: Para poder escuchar música sin usar Flash. Funciona en Chrome, Safari 3.1+ e IE9+.
  • Star Ratings: Para cambiar la forma de dar puntos a las canciones, en vez de los pulgares que vienen por defecto, podemos hacerlo con estrellas.
  • View Track Comments (Ver comentarios de las pistas): Habilita un campo de comentarios que puede verse y ser editado al reproducir cada canción.

Artist Hub

Algo que pasó un poco desapercibido en su lanzamiento es una de las oportunidades que considero más interesantes: la posibilidad que da Google Play Music a casi cualquiera de vender su música. Además de haber firmado acuerdos con las principales discográficas y cientos de sellos indie, Google Play Music ofrece a artistas independientes su Google Play Artist hub, una forma de que puedan vender directamente su música a quien quiera comprarla. De esta manera es posible tener su propia página en la Google Play Store y decidir el precio y la publicación de sus álbumes.

Para darse de alta es necesario pagar una tarifa de 25 dólares, que les permite publicar un número ilimitado de contenido original. Una vez que se completa este paso, no se puede cambiar el nombre del artista ni la dirección de correo electrónico asociada al mismo, así que mejor tener esto pensado antes de abrirla.

Lo que no nos convence

Todo sería maravilloso, si no hubiera algo que nos genera dudas. Hicimos algunas pruebas sobre la cantidad de datos 3G que gasta escuchar canciones con Google Play Music, y estos fueron los resultados:

  • En un paseo de 20 minutos, donde conectamos el 3G y escuchamos 3 canciones, Google Play Music usó 44 MB de datos. Las canciones estaban a la máxima calidad, 320kbps.
  • La canción de Adele, Rolling in The Deep, original a 320kbps pesa 8,76 MB. Después de escucharla medimos y vemos que ha consumido algo más de 7 MB, prácticamente lo que pesa la canción. La misma prueba con el servicio de Spotify consume 4 MB, a misma calidad, casi la mitad de consumo.

Casi 10 MB por canción de gasto de datos cuando estamos en 3G es algo que puede desalentar a quien no tenga un plan ilimitado de datos.

Una opción por supuesto, es usar el modo offline, que es una de las novedades de la app móvil, pero aquí empezamos a restar espacio disponible en nuestro móvil. Por otro lado, aunque no uses el modo offline, la primera vez que reproduces una canción Google Play Music la guarda en el caché, por lo que debes saber que allí también estarás ocupando espacio en tu smartphone.

Conclusión: un 7,5/10

Sin dudarlo, tener 20.000 canciones en la nube es un gran regalo, y poder acceder a ellas desde todos los dispositivos es maravilloso. El hecho de que luego realmente puedas bajarlas otra vez, traerlas y llevarlas, sin DRM, dándote control REAL sobre lo que compras (algo que también fue una sorpresa para Ricardo Galli, que lo probó en Linux) me parece fair play y un modelo que sienta buen precedente.

La interfaz del navegador está cuidada y es muy fácil de usar, y la subida y bajada de los archivos es rapidísima. Esas son las primeras impresiones de una idea genial pero que quizás le falte afinarse en la ejecución, como hemos visto más arriba con la cantidad de datos que consume cuando reproducimos usando 3G en el móvil.

Por otro lado, me pregunto si como consumidores de música no estamos un poco más allá de la descarga de canciones… Mi impresión es que al final es un servicio de compra al mismo precio que otros, bien implementado (y por eso lo usaré), que me ofrece gran cantidad de almacenamiento de mi librería. Pero me quedo pensando que por el precio de 5-10 canciones por mes (unos 10 euros), puedo tener mucho más en un servicio de streaming online ilimitado como Spotify, que no me pide pagar por la descarga si lo voy a escuchar desde la nube.

¿Pagar por la descarga individual de canciones o pagar por el acceso a un catálogo inmenso en todo momento? Hay posibilidad de las dos: mientras Spotify me cobra una «tarifa plana» a modo de suscripción para acceder a lo que se me ocurra o a artistas que aún ni siquiera conozco, Google Play Music me «regala» almacenamiento y me deja subir mis canciones gratuitamente, pero me cobra la venta de cada una de las que quiera escuchar (y no tenga ya).

Dependerá de la opción que cada usuario prefiera de acuerdo a sus circunstancias (y me gustaría escuchar sus opiniones), pero desde luego que teniendo cada vez más acceso permanente a internet (conexiones de banda ancha o fibra en hogar y oficina, y 3G estable en el móvil) la opción de almacenar archivos gastando espacio y recursos en moverlos se hace obsoleta e innecesaria para muchos de nosotros.

Google Play – Music from John Douglas White on Vimeo.

Esta reseña fue publicada originalmente por mí en Bitelia.

 

Audiobooks o cuando los libros no son sólo texto

En estos tiempos en los que el transporte cotidiano de un lado a otro en las ciudades suele quitarnos más tiempo del que quisiéramos, los audiobooks o audiolibros son una opción interesantísima para no dejar de leer por falta de horas de sofá. Cuando pensamos que un libro no tiene por qué estar hecho de papel, empezamos a encontrar otras opciones para disfrutar de obras largas o cortas, pero que de otras maneras se nos haría complicado leer.

Un audiobook es básicamente la grabación de un texto leído. Si es su autor quien lo lee (atención editores que publican en digital) tenemos un extra en la experiencia de lo que nos está contando y una oportunidad de acercarnos al escritor a través de una sensibilidad diferente. Aunque también existen programas que reproducen texto en modo de audio, que «leen», con una voz más o menos robótica. No recomiendo para nada usar esta modalidad para lecturas de ocio o placer, a menos que sea absolutamente necesario, pero es bueno tenerlo en cuenta para, por ejemplo, un documento que necesitemos tener leído y no tengamos el espacio, tiempo o las condiciones para hacerlo.

audiobook-en-bici

Aquí de todas maneras, me referiré a los audiolibros como una forma alternativa de estar en contacto con autores y sus libros, sobre todo para quienes ya no tenemos el tiempo de sentarnos a disfrutar un libro durante un par de horas y cada vez más vemos en las opciones digitales disponibles soluciones maravillosas para no perder el contacto con obras literarias.

Algunas personas dicen que no se concentran de igual manera con el sonido de la lectura que con el texto, pero esto depende un poco del contexto en el que lo usemos. Si ya no tenemos vidas que nos permiten horas de lectura, no deberíamos renunciar a conocer nuevos libros o autores por eso, justamente en una época donde se publica más que nunca y hay tanto por descubrir.

Un ejercicio que te propongo: cuenta al final de tu día o semana cuántas horas pasaste en las siguientes situaciones:

  • Transporte público o atascos de tráfico
  • Horas de gimnasio, o de ejercicio, o corriendo en el parque
  • Limpieza y orden en el hogar
  • Salir a pasear el perro
  • Ratos muertos: salas de espera, médico, trámites varios.

Suma las horas y dime cuántos libros escucharías en un mes con este sistema. Estoy segura que más de cuatro.

Recursos para empezar

Hay mil formas de encontrarnos con los audiolibros y utilizar este sistema para nuestras lecturas, dependerá de los dispositivos y formatos que usemos, pero vamos a recomendar aquí algunas opciones para quienes quieran empezar a escuchar a sus autores favoritos.

  • Apps para smartphones: Audiobooks es una aplicación disponible para tanto para Android como paraiPhone y iPad. Con un catálogo de 5.154 audiolibros gratuitos en iOS y más de 2.800 para Android, permiten acceder a los libros por stream o descargándolos y por supuesto, cuando vuelves al libro, encuentras la «audiolectura» en el punto en el que la dejaste. Para darse cuenta de la cantidad de opciones que tenemos sólo basta hacer una búsqueda con la palabra «audiobooks».
  • Audible.com es una compañía de Amazon que pone 100.000 títulos a disposición de los lectores de Kindle u otros dispositivos con el sistema Whispersync for Voice, que permite cambiar entre la versión de texto en el Kindle y el audiolibro, de modo que si estamos leyendo «con la vista» en casa y tenemos que salir, podemos pasar a la versión audiolibro para seguir escuchando la lectura a partir de allí, y volver al libro escrito cuando queramos. Además para que estés satisfecho con lo que compras, te permiten devolver el libro durante los siguientes 12 meses después de que lo hayas comprado, sin hacer preguntas. Tienen distintos planes, pero para empezar hay un período de 3 meses por el que cobran 7,49 dólares. Pasados esos meses, la cuota mensual son 14,95 dólares, con la posibilidad de acceder a un audiobook por mes.
  • Spotify: Con el gran servicio que provee Spotify y un plan de suscripción por 10 euros/dólares por mes que permite escuchar audio desde el móvil en modo offline, es lógico preguntarles por la idea de audiobooks para Spotify como un servicio agregado o diferenciado de las pistas de música. Pero la compañía ha dicho que prefiere enfocarse en el mundo de la música y no en el editorial, pese a nuestras ganas de tener un Spotify Audiobooks. De todas maneras, muchas de sus pistas no son canciones sino libros locutados y haciendo una búsqueda en la aplicación podemos encontrar audiobooks, en general clásicos u obras de dominio público.

Foto: josemanuelerre

Este post fue publicado originalmente por mi en Bitelia.

 

Maily: el email seguro para niños desde iPad

Maily-100x100Maily es el primer email para niños que permite que se comuniquen independientemente con sus familiares y amigos. Lo primero que se preguntarán muchos padres es por su seguridad. Y es que una de las inquietudes permanentes de quienes tienen niños a su cargo es ese difícil equilibrio entre la libertad y la seguridad: hacer conocer el mundo a sus pequeños sin que corran riesgos. Al fin y al cabo, y conseguir ese balance entre evitar frenar su curiosidad y sus ganas de comunicarse con otros; y esa lógica preocupación por los riesgos que pueden existir en un entorno abierto donde nuestro hijo se pueda encontrarse expuesto a desconocidos sin nuestra supervisión.

Maily resuelve esto de una manera muy eficaz, porque permite que configuremos una cuenta para los pequeños muy pequeños (incluso si no saben escribir, porque permite que envíen dibujos y no necesitan saber leer para usarla) y mantengamos el control sobre la misma. Los niños desde los 4 años de edad podrán entrar en la app libremente, dibujar o agregar texto y fotos y finalmente enviar sus composiciones a los contactos que preconfiguremos en su cuenta. Podemos establecer que la app nosnotifique cada vez que el niño envía un mensaje e incluso autorizarlo.

maily2

 

La aplicación es muy divertida e intuitiva para los niños y tiene varias opciones. Permite dibujar con una paleta básica de colores que incluye pinceles y lápices, escribir textos con el teclado, incluir imágenes de personajes y objetos ya hechos, hacer fotos con cualquiera de las cámaras del iPad (por defecto sale la frontal), con opción de timer y establecer fondos para los mensajes.

Todos los contactos a los que los niños envían los dibujos o mensajes pueden contestar desde la aplicación y sus mensajes también serán vistos por nosotros. En el nuestra bandeja de correo iremos viendo todos los emails que se han enviado y a qué contactos, y tenemos la opción de seguir agregando o quitando contactos, así como de configurarlos con una foto propia o un apodo por el que el niño los conozca. En la galería abajo hay más capturas de pantalla para que veáis cómo se ven los mensajes desde el panel de control del adulto, cuál es el email que reciben y cómo los ven los niños.

maily3

Una aplicación pensada para el iPad y que sin dudas explota todas sus posibilidades y la facilidad e intuición de los niños para usarlo, y también una forma excelente de empezar a familiarizarlos con una herramienta de comunicación tan usada y que será tan necesaria para su vida futura como el email. Es gratuita y puede descargarse en la App Store.

Este post fue publicado originalmente por mí en Bitelia.

 

Mejora tu productividad, trátate como a un perro

No se asusten, blanditos. No es literal. Pero se parece mucho. Cuando tenemos que incrementar nuestros resultados en el trabajo, y mucho más aún si somos nuestros propios jefes, nos puede venir bien aplicar algunas de las técnicas que enseñamos a nuestros animales de compañía más fieles.

Perro

Nunca está de más algo de disciplina, sobre todo para los que trabajamos enfrente de un ordenador: ya está bien de tanta procrastinación, tanto Facebook y tanto Twitter. A continuación te voy a explicar los comandos básicos que debes aplicarte a ti mismo para obtener la máxima productividad en tus horas de trabajo.

1. Organízate

Divide una tarea grande en muchas pequeñas, haz una agenda. Vale, un perro no lo hace, pero su entrenador sí debe por lo menos hacer un plan para enseñarle de a un truco por vez. Establece objetivos y prioridades, ponte plazos y ve paso a paso. De nada sirve que un día te sientas con energías para hacer el 120% si al día siguiente no das ni el 50%. Recuerda: un truco por vez.

Hay muchas herramientas para organizarse en internet, tanto descargables como en la nube, sólo es cuestión de buscar la que más se adapte a tus necesidades. Si no quieres perder el tiempo, una simple agenda o calendario puede recordarte los plazos que tienes y una lista de tareas (como Google Tasks) hará el resto.Gestores de proyectos como Trello y Asana, además de usarse para coordinar equipos, pueden servir para organizarnos en nuestros propios proyectos.

2. Enfócate

El multitasking es un mito, algo de lo que todo el mundo habla pero pocos han visto. Los perros no multitaskean. Quieren comida, buscan comida, comen. Las cosas se hacen en poco tiempo cuando te enfocas en lo que hay que hacer, y cuanto antes lo logres más tiempo libre tendrás luego. Muchos desarrolladores son conscientes del riesgo de las distracciones en este ámbito, y por eso hay muchas herramientas distintas que te ayudan a concentrarte, desde editores de texto minimalistas y simples que hacen magia con tu poder de concentración, como IA Writer, hasta utilidades simples con la técnica Pomodoro para enfocarte durante períodos de tiempo sin olvidarte de hacer pausas.

3. Date consignas claras

¿Qué pasa si a un perro no le das órdenes cortas, breves, claras, concisas? Pues que no hará caso. Aquí igual, si no tienes bien definido lo que quieres hacer, por qué lo quieres hacer y cómo lo vas a hacer, puedes empezar a perder mucho tiempo en el camino. Lo mejor es invertir esas horas al principio, pensar el proyecto y los recursos, antes de enredarte en otras cosas. Al tenerlo claro, las pautas que te marques serán mucho más fáciles de cumplir. Al darte instrucciones directas y concisas serás más fiel a los plazos que te has puesto y evitarás demoras innecesarias.

4. Prémiate

Tan importante como trabajar es recompensarte a ti mismo por haberlo hecho. All work and no play makes anyone a dull boy, y lo peor es que si estamos cansados, aburridos, o demasiado agotados, no trabajamos igual y se nota en la calidad de nuestros resultados.

Y no me refiero sólo a premiarte al final de tu proyecto, sino a darte pequeñas compensaciones a diario o cuando cumplas las tareas de tu plan. Puede parecer innecesario, pero la motivación es diferente si sabemos que al terminar de escribir este artículo podremos por ejemplo, revisar Twitter, o que al terminar la jornada podremos ver un capítulo de nuestra serie favorita, porque así también nos enfocamos en una sola cosa, sabiendo que haremos lo que nos gusta después de terminar con nuestro trabajo. Cada uno es el que mejor sabe qué le funciona y cómo puede manejarlo. Si estás enganchado a Facebook, una buena forma de automotivarse es permitiéndote mirarlo y escribir allí sólo cuando terminas con determinada tarea, por ejemplo. Un perro no te dejaría sin premio, no te quedes tú sin él.

Foto: Patti Haskins

Este artículo fue publicado por mí originalmente en Bitelia.

 

Blog Widget by LinkWithin