Marilink 1 – Wanadoo 0

La guerra contra Wanadoo ha terminado. Después de 8 meses de cartas, amenazas, infinitas llamadas a un 902 para que me diesen siempre las mismas respuestas de chuleta, y en el final, solamente respondiendo a la reclamación que dirigí a la Secretaría de Telecomunicaciones, Wanadoo ha decidido «perdonar» una deuda de 73 euros que se habían inventado ellos. Correspondía a los meses en que no había tenido acceso a internet, pese a mis reiteradas llamadas al servicio técnico sin respuesta para que arreglasen el problema.

La Secretaría de Telecomunicaciones me envía copia del informe que les ha enviado Wanadoo, donde intentan justificar lo injustificable, omitiendo datos y mintiendo, para finalmente mostrar su buen corazón perdonando mi deuda y dar así por cerrada la reclamación.

Ha salido en los medios la noticia que ya no puede taparse más, pese a todos los esfuerzos publicitarios y lobbísticos de Wanadoo. Los usuarios de internet en España son consumidores indefensos, que pagan mucho por un servicio malo, que no pueden cambiarse de compañía cuando quieren; que, cuando ante problemas técnicos y cortes reciben un teléfono 902 sin técnicos pero con telefonistas que aseguran que la solución es esperar.

Aparece hoy esto en El País.com

LA QUEJA
Queda prohibido cobrar por nada

CIBERP@ÍS
EL PAÍS – 16-02-2006

La Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones (www.usuariosteleco.es) resolvió el pasado año 12.255 reclamaciones e impuso multas de seis millones de euros, según Francisco Ros, secretario de Estado de Telecomunicaciones. La «preocupación», sostiene Ros, que ha generado en el Gobierno el aumento de las quejas sobre el acceso a Internet le ha llevado a adoptar nuevas normas que serán publicadas este mes.

La futura orden ministerial de Calidad obligará a los operadores a medir y publicar sus niveles de calidad de acuerdo con los criterios armonizados europeos, lo que permitirá al público las comparaciones entre compañías.

Otra novedad persigue el fraude de los operadores en la contratación de servicios, un problema de especial relevancia en Internet, que supone 6 de cada 10 quejas. A partir de la nueva norma, los operadores tendrán que acreditar la solicitud de contratación de los servicios y asumirán los gastos originados a los usuarios en caso de alta fraudulenta. También estará prohibido el cobro de penalización o cuota alguna cuando el consumidor decida dar de baja un servicio del que no ha disfrutado. Los operadores también tendrán que dar de baja automáticamente la facturación cuando el consumidor decida cambiar de compañía, e indemnizar al cliente en caso de interrupción del servicio.

La oficina recibió el pasado año más de 43.000 consultas, de las que el 51% correspondió a Internet; 32% a telefonía fija, y 17% a la móvil. Amena fue objeto de 0,7 quejas por cada 10.000 abonados, mientras que Vodafone y Movistar generaron el 0,2.

El operador de Internet peor parado es Wanadoo, con 25 reclamaciones por cada 10.000 abonados; seguido de Ya.com, con 11,4; Jazztel, 8,7; Terra, 7; Auna, con 4,3, y Telefónica, 1,3.

Ha terminado mi pesadilla y prefiero parecer una ganadora de un Oscar con su lista de agradecimientos a ser ingrata.

Gracias al inestimable apoyo de la gente de Defiende Tus Derechos (antes era un foro en msn), en especial Elwuan, quien me asesoró y me dió ánimos en los peores momentos, es que puedo sentir que se ha hecho algo contra los abusos contra Wanadoo.

Sé que hay casos peores, y aunque así no lo sea, animo a todo el que sufre falta de servicio por parte de cualquiera de estas compañías a exigir y hacer valer sus derechos.

Cuando se ha intentado llevar este tema a los medios, se nos decía que el número de usuarios que tiene problemas con estas compañías es pequeño en comparación con la cantidad de usuarios que existen. Wanadoo invierte mucho dinero en publicidad como para que los medios quieran alegremente tratar el tema. El problema existe: todo el mundo tiene un amigo o conocido que ha tenido problemas de este tipo, o los ha sufrido en persona, y las reclamaciones presentadas sólo son un mínimo porcentaje de los abusos que cometen estas compañías. Por eso es importante reclamar, asesorarse, reclamar ante la compañía y si no tenemos respuesta (como ocurre en la mayoría de los casos), reclamar ante la Secretaría de Telecomunicaciones. Es un proceso largo, tedioso y desalentador: cuentan con ello.

Ánimos.

Capítulos de mi pesadilla
Víctimas de Wanadoo, uníos
Vuelvo a la vida online

[Update:
Aquí una valiosa tabla con el ranking de reclamaciones, vía Nacho. En su post también hay unos links para saber cómo reclamar.]

Blog Widget by LinkWithin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.