Las cuentas de Twitter para salir a bolsa

Azotea-Twitter-HQ-Foto-urbanists_EDIIMA20131004_0422_13

Twitter, aquella startup que en 2006 era definida como un sistema simple de mensajería online, acaba de presentar sus cuentas como trámite previo a su salida a bolsa este año, convertida en una compañía con 2.000 empleados y millones de usuarios en todo el mundo. La herramienta que Jack Dorsey, Biz Stone y Ev Williams desarrollaron se convirtió en pocos años en una plataforma mundial de distribución de información que acompañó a la ciudadanía en el desarrollo de acontecimientos políticos y sociales a escala global.

Desde los primeros años de Twitter se especuló con su modelo de negocio, que fluctuaba entre la venta del acceso a sus datos masivos y la publicidad, pero no eran conocidos sus ingresos o pérdidas ni los planes de la compañía. Faltaba saber si el gran fenómeno de la comunicación que iniciaba primaveras políticas o salvaba blogueros presos era capaz de hacer dinero o sobrevivir como empresa.

Sigue leyendo en eldiario.es

Más sobre Twitter:

Twittervista

Una twittervista es una entrevista hecha a través de Twitter. ¿Ventajas? El tiempo real de Twitter le da agilidad cuando estamos entrevistando a personas a las que no tenemos la oportunidad de ver en persona o contactar por teléfono. El límite de caracteres obliga a la necesaria concisión en las respuestas del entrevistado. Y otros pueden sumarse al hashtag y sumar preguntas.

Ayer Javier Montes, de Soma Comunicación me hizo una twittervista que pueden leer entera en 360 grados press, donde hablo de medios digitales, de Twitter, de la neutralidad de internet, de Movistar Fusión, de la crisis y Latinoamérica. Eso sí, muy corto.

Herramientas para proyectar tweets en un evento

Uno de los mejores usos que podemos hacer de Twitter en un evento es el de usarlo como backchannel, así podemos escuchar todo lo que están comentando no sólo los asistentes sino también las personas que no están físicamente allí sino siguiéndolo desde otros lugares. Esta dimensión del evento es algo que nadie quiere perderse y una práctica que suele funcionar muy bien es tener una o varias pantallas que recojan permanentemente en tiempo real todos los tweets con determinado hashtag o usuario.

A todos nos ha pasado en una conferencia ver que algunos están mirando su Twitter y comentando lo que ahí se dice, mientras los ponentes o quienes moderan no tienen acceso a sus dispositivos y se pierden gran parte de lo que opina el público de su charla. Esta desconexión entre ponentes y asistentes hace que el panel se despegue de la realidad y que empiece a ser más interesante lo que se dice fuera que en la mesa. Sin embargo, es fácil de resolver mediante una pantalla estratégicamente situada que muestre Twitter a todos los presentes y conecte a público, ponentes y audiencia remota.

Twitter-en-evento

Para eso es necesario tener a mano alguna herramienta que permita desplegar esta cascada permanente de tweets, y si es posible, varias para probar y elegir la que más nos convenga, o tener varias configuradas por si uno de estos servicios no está disponibles o dan problemas el día del evento. Algunas de las que existen son:

Tweetwallpro

Un equipo belga lanzó hace 2 años una de las herramientas más convenientes y usadas para desplegar Twitter en pantallas en eventos: Tweetwallpro. De las que tienen versión gratuita, es la que más posibilidades de configurar el contenido nos ofrece y los resultados son bastante buenos, porque logran una visualización donde es fácil seguir la conversación y también atractiva a la vista. Nos da la posibilidad de elegir una animación en la que los tweets se despliegan de uno en uno o como una cascada. Podemos configurar el contenido con un hashtag o por medio de una lista, haciendo una para las personas cuyos tweets queremos mostrar, evitando tener que pedirles que agreguen el hashtag. También existe la posibilidad de moderación automática y manual en vivo. El servicio es de pago pero tiene una versión gratis durante 24h con anuncios de TweetWallPro cada 5-10 minutos.

tweetwllpro

Another tweet on the wall

Another tweet on the wall es una de las más simples de configurar porque simplemente requiere que pongamos un hashtag para comenzar a visualizarla, aunque también es de las que menos opciones tiene. No permite seguir una conversación en su totalidad pero su diseño y animaciones son impactantes y muy atractivas, con un buen despliegue de colores, avatares y tweets a toda pantalla.

Another-Tweet-on-The-Wall

Tweetthing

Una opción de pago que permite brandear la visualización a tu gusto es la que propone Tweetthing. La personalización incluye la posibilidad de agregar logos y gráfica en la cabecera, la barra lateral y el fondo. También se puede seleccionar los colores del texto y los enlaces. En cuanto al contenido, podemos configurar una búsqueda por palabras, frases, o hashtags y /o por localización. Permite moderación en la que se incluye la opción de banear determinadas palabras. Al final del evento o después de un tiempo podrás generar unreporte en PDF de las secciones activas.

Tweetthing

Twitterwall.me

Twitterwall está pensado para quienes necesitan seguir específicamente un hashtag durante un evento. Podemos personalizar el fondo con la imagen que elijamos, dándole una URL de esa imagen. No es mucho más configurable pero es una opción rápida de poner en marcha.

twitterwall

Wiffiti

Wiffiti despliega los tweets en una especie de tablero que se mueve y donde cada tweet invade la pantalla por un momento, haciendo que no sea muy fácil seguir toda la conversación, pero puede ser un buen recurso para eventos o ambientes donde la gente se mueve, porque llama la atención visualmente.

Este artículo fue publicado por mí originalmente en Bitelia.

Twitter suspende la cuenta de un periodista crítico con la NBC: ¿censura?

#NBCfail

Muchas son las voces que acusan a Twitter de ejercer censura al haberse sabido que suspendió la cuenta de Guy Adams, un periodista de The Independient, después de que criticara en varios tweets la cobertura de los Juegos Olímpicos.

El corresponsal en Los Ángeles para el periódico británico The Independient se quejó en Twitter de que la NBC retrasara 6 horas la transmisión la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres para que coincidiera con el horario prime-time en Estados Unidos.

America’s left coast forced to watch Olympic ceremony on SIX HOUR time delay. Disgusting money-grabbing by @NBColympics

(La Costa Oeste de Estados Unidos se ve obligada a ver la ceremonia de los Juegos Olímpicos con SEIS HORAS de retraso. Desagradable forma de ganar dinero por parte de @NBColympics)

I have 1000 channels on my TV. Not one will be showing the Olympics opening ceremony live. Because NBC are utter, utter bastards.

(Tengo 1000 canales en mi televisor. Ni uno solo muestra la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos en vivo. Esto es debido a que la NBC son unos hijos de puta totales)

Adams también volcó sus críticas en un artículo para su periódico, publicado hoy titulado As America succeeds at the Games, back home all the talk is about #NBCfail (“Mientras Estados Unidos triunfa en los Juegos, en casa de lo único que se habla es de #NBCfail”). En él calificaba a la cobertura de ridícula, se sumaba a los usuarios que durante todo el fin de semana habían hecho de #NBCfail un trending topic y comentaba:

At the centre of controversy was NBC’s attempt to leverage maximum revenue from the Games, for which they paid almost a billion dollars, by foregoing live coverage of high-profile events. Instead, it intends to footage on time-delay during evening prime time, when brands will pay a premium to advertise. The tactic may very well be the most lucrative for NBC, but it’s the least satisfactory for viewers, and seems to blithely ignore the advent of the internet era.

(En el centro de la controversia estaba el intento de la NBC de sacar el máximo rédito de los Juegos, por lo que pagaron casi mil millones de dólares, renunciando a la cobertura en directo de eventos de alto perfil. Por el contrario, intentan enviar las secuencias con retraso durante el primer tiempo de la tarde, cuando las marcas pagan un extra para publicitarse. La táctica puede ser efecto muy lucrativa para la NBC, pero es la menos satisfactoria para los espectadores, y parece ignorar alegremente el advenimiento de la era de Internet.)

Un poco después de escribir este artículo el domingo, Adams fue a revisar su cuenta de Twitter y se encontró con que estaba suspendida. La sorpresa llegó el lunes cuando Twitter contestó con un email donde una respuesta aparentemente automática le notificaba que su cuenta había sido suspendida por publicar información privada de un individuo, como su email privado, y a continuación estaba una copia de uno de sus tweets:

The man responsible for NBC pretending the Olympics haven’t started yet is Gary Zenkel. Tell him what u think! Email: Gary.zenkel@nbcuni.com

La NBC por otro lado, emitió un comunicado declarando que habían formulado una queja a Twitter porque uno de sus usuarios publicó información personal de uno de sus ejecutivos. Twitter hasta el momento no se ha pronunciado públicamente sobre estos hechos.

Adams escribió un email a la PR de Twitter en Europa:

Hi Rachel
They’ve dealt with this (see below). Would you mind if I give you a quick call to discuss? I’m of course happy to abide by Twitter’s rules, now and forever. But I don’t see how I broke them in this case: I didn’t publish a private email address. Just a corporate one, which is widely available to anyone with access to Google, and is identical to one that all of the tens of thousands of NBC Universal employees share.
It’s no more “private” than the address I’m emailing you from right now.
Either way, quite worrying that NBC, whose parent company are an Olympic sponsor, are apparently trying (and, in this case, succeeding) in shutting down the Twitter accounts of journliasts who are critical of their Olympic coverage.
Am I to presume, for example, that they decided to complain about me because of my recent article in the Indy’s news page about their various failures? (see link)

http://www.independent.co.uk/sport/olympics/news/as-america-succeeds-at-the-games-back-home-all-the-talk-is-about-nbcfail-7986147.html

And if so, isn’t it a bit rum that they succeed in shutting down my account?
Either way, thanks for expediting all of this.
Yours &c
Guy

Donde básicamente Adams pide comunicarse con ella y hace constar lo siguiente:

Estoy, por supuesto, feliz de cumplir con las reglas de Twitter, ahora y siempre. Pero yo no veo cómo las he incumplido en este caso: yo no he publicado una dirección de correo electrónico privado. Sólo una de empresa, que está ampliamente disponible para cualquiera con acceso a Google, y es idéntica a todas las decenas de miles que tienen los empleados de NBC Universal.
No es más “privado” de la dirección que te estoy enviando un correo electrónico desde ahora mismo.
De cualquier manera, es muy preocupante que la NBC, cuya empresa matriz es un patrocinador olímpico, está tratando aparentemente (y, en este caso, teniendo éxito) de cerrar cuentas de Twitter de periodistas críticos con su cobertura de los Juegos Olímpicos.
¿Debo suponer, por ejemplo, que decidieron quejarse de mí debido a mi reciente artículo publicado en la página de noticias de The Independient acerca de sus fracasos?

La situación es bastante seria porque desde que Twitter se define y va camino a desprenderse del papel de red social, para convertirse cada vez más en un “medio”, las acusaciones de censura pueden costarle caras en un servicio donde la comunidad lo es absolutamente todo.

Cada tanto surgen acusaciones de censura sobre Twitter, sobre todo en los Trending Topics, pero en todos los casos han sido causa de la desinformación sobre su funcionamiento y el hecho de que cuando un término está subiendo (“trendeando”) durante mucho tiempo, deja de ser Trending, como es lógico, y entonces sale de la lista de Trending Topics. Si no funcionase así, términos como “buenos días” o “café” serían trending topics continuamente.

Hasta ahora, Twitter siempre ha defendido a sus usuarios. No deberíamos olvidarnos en estos momentos que Twitter se resistió a entregar información sobre un usuario y presentó una moción en contra de la Fiscalía de Manhattan cuando ésta solicitó los datos de Malcom Harris, un activista que había participado en #OccupyWallStreet.

Sin embargo, la situación ahora no es la misma y el hecho clave de que Twitter haya cerrado un acuerdo estratégico con la NBC para cubrir estos Juegos Olímpicos da fuerza a las voces que hablan de censura.

Será interesante ver cómo una compañía que siempre ha defendido a su comunidad sobre jueces y gobiernos resuelve una petición de una empresa, justamente un medio de comunicación, que parece no haber tomado nada bien las críticas de un periodista en Los Ángeles, y si a esta hora no están redactando algo en su blog oficial, bien estaría que lo hiciesen pronto, antes de que #NBCfail deje de ser trending… O antes de que aparezca un nuevo hashtag con la palabra censura.

[Actualización] 31 de julio, 19:36

Twitter reestablece la cuenta de @guyadams, según sus propias palabras, explicándole en un email que han recibido un nuevo aviso de quienes se quejaron, quitando su solicitud inicial, por lo que la cuenta ha sido reestablecida. Ninguna disculpa o explicación por parte de Twitter más allá de esto.

Este artículo fue publicado originalmente por mí en ALT1040.

Twitter se disculpa por suspender la cuenta a Guy Adams

Tardaron pero llegaron. Unas disculpas o al menos una explicación por parte de Twitter era lo que más se pedía desde que se conocieran las circunstancias de la suspensión de la cuenta del corresponsal de The Independent, Guy Adams, en lo que a todas luces parecía un intento burdo de censura de lo que se había hashtagueado como #NBCfail.

nbcfail

El periodista, después de una serie de tweets y un artículo muy críticos con la cobertura de la NBC de los Juegos Olímpicos, vió suspendida su cuenta bajo la notificación de Twitter de que estaba violando la privacidad de los datos de un usuario.

El usuario en cuestión era Gary Zenkel, presidente de NBC Olympics y el responsable de la cobertura de NBC, cuyo email de empresa Adams publicó en un tweet, y justamente allí encontraba razones Twitter para justificar la suspensión de la cuenta. Pero la cosa empezaba a ponerse más turbia cuando poníamos en contexto otros datos:

  • NBC, cuya cobertura estaba siendo criticada no sólo por Adams sino por otros usuarios de Twitter también, y que fue quien puso la queja para que cerraran la cuenta de Guy Adams, es un importante socio estratégicode Twitter para este evento
  • El email publicado por Adams era su email de empresa, una dirección que no cabría considerar como privada o personal.
  • Como se conoció luego, fueron empleados de Twitter quienes, tras ver los tweets de Adams, aconsejaron a NBC interponer la queja para suspender la cuenta de Adams

Hace unas horas la cuenta de Twitter volvía a funcionar y él empezaba a tuitear allí mismo la respuesta que le había mandado Twitter en un email: una línea donde le decían que la cuenta era reestablecida porque quienes se habían quejado retiraban su solicitud.

La explicación y las disculpas llegarían después, cuando Adams ya estaba contando su caso en la CNN.

Alex Macgillivray (@amac), consejero general de Twitter, lanzaba un tweet con enlace a un artículo en el blog oficial donde explican su posición con respecto a la información privada de sus usuarios y sus procedimientos en estos casos.

 

El artículo explica que cuando se denuncia a una cuenta, ellos la suspenden hasta averiguar lo sucedido. Con respecto al email de empresa comentan que los usuarios pueden usar sus email de diversas formas, y que ellos no pueden saberlo de entrada, por lo que aplican este criterio para todas las cuentas. También confirman que parte del equipo que trabaja con NBC en los Juegos Olímpicos detectó un tweet que no estaba cumpliendo los términos del servicio y animó a la NBC a abrir un ticket para reportar al usuario. Lo más importante: piden disculpas por lo sucedido y agregan:

(…) we do not proactively report or remove content on behalf of other users no matter who they are. This behavior is not acceptable and undermines the trust our users have in us. We should not and cannot be in the business of proactively monitoring and flagging content, no matter who the user is — whether a business partner, celebrity or friend. As of earlier today, the account has been unsuspended, and we will actively work to ensure this does not happen again.

(…) nosotros no nos dedicamos a reportar proactivamente o borrar contenido en nombre de otros usuarios sin importar quiénes son. Este comportamiento no es aceptable y socava la confianza que nuestros usuarios depositan en nosotros. No debemos ni podemos estar proactivamente monitoreando y prohibiendo contenido, no importa quién sea el usuario, si un socio de negocios, un famoso o un amigo. Hoy la cuenta ha sido reestablecida y trabajaremos activamente para asegurarnos de que esto no vuelva a ocurrir.

Toda una declaración de principios que quienes usamos Twitter estábamos esperando porque hemos conocidootros casos en los que esta empresa ha defendido proactivamente a sus usuarios. La libertad de expresión y los derechos de quienes usan su plataforma sin duda alguna juegan un papel muchísimo más importante que cualquier patrocinio, y ellos lo saben perfectamente. Twitter arriesgaba mucho quedándose callado ante estas acusaciones de censura: la resolución del tema de Guy Adams y su declaración ha llegado justo a tiempo para demostrar que su comunidad sigue siendo no sólo su mayor activo sino también su prioridad.

Este artículo fue publicado originalmente por mí en ALT1040.

 

Cómo nació Twitter

Para hablar del origen de Twitter, hay que empezar desde un poco más atrás en la historia, hablar de otras compañías y sobre todo de otro de los fundadores: Evan Williams.

Williams había fundado Pyra Labs, la startup de la que surgiría Blogger.com, una de los primeros servicios en la web para crear y gestionar blogs. Williams inventó el término “blogger” y en 2003 fue reconocido por el Technology Review del MIT como uno de los top 100 innovadores menores de 35 años en el mundo. En ese mismo año, Google compró Pyra Labs.

Williams dejó Google en 2004 y se fue a fundar Odeo, una compañía de podcasting, junto con Biz Stone, otro ex-Google al que llamó a unirse al proyecto.

twttr

Odeo se transladó a una oficina, el antiguo apartamento de Evan Williams, y comenzó a contratar empleados. Entre ellos, un programador joven, Jack Dorsey, y un ingeniero llamado Blaine Cook.

El problema apareció cuando Apple anunció que iTunes incluiría una plataforma de podcasting: esto implicaba un competidor arrollador con los 200 millones de iPods que Apple tenía previsto vender, y todos en Odeo empezaron a darse cuenta del punto muerto en el que estaban. Williams decidió cambiar de rumbo y empezaron a pasar jornadas enteras trabajando en nuevos proyectos.

Allí fue cuando Jack Dorsey contó a Williams una idea en la que venía pensando desde hacía años: un servicio basado en mensajes de “status” que un usuario pudiera enviar mediante SMS para comunicarse con un grupo de gente.

Un pequeño grupo se puso a trabajar en ello: Noah Glass estaba a cargo del proyecto, Florian Weber y Dorsey programaban, Stone diseñaba y todos estaban bajo la dirección de Odeo y Williams.

Twitter old logo

Uno de los primeros logos de Twitter

 

Noah Glass llamó originariamente “twttr” al nuevo proyecto, inspirado por Flickr. Cuando buscaron la palabra “twitter” en el diccionario, vieron su significado: ‘a short burst of inconsequential information’, (un exabrupto corto de información inconsecuente) y ‘chirps from birds’ (gorjeos de pájaros). Allí se dieron cuenta que reflejaba exactamente lo que el producto era.

 

182613360_6d76db726a_b

Un boceto de un temprano proyecto de Jack Dorsey, stat.us, foto de su Flickr

En marzo de 2006 ya tenían un prototipo funcionando internamente. El primer tweet no automatizado fue publicado por Dorsey el 21 de marzo a las 12:50 PM (PST), y decía: “inviting coworkers”.

Cuatro meses después, lo abrían al público. En abril de ese año, un pequeño terremoto en la zona se extendió rápidamente en Twitter entre las cientos de personas que ya lo usaban, que experimentaron ese momento de asombro ante la instantaneidad del servicio.

A fines de 2006, Williams, Dorsey y Stone fundaron Obvious Corp. para adquirir las propiedades de Odeo, entre las que estaba Twitter, y en abril del siguiente año, ésta se convertiría en una compañía propia. Evan Williams presentaba una carta a los inversores de Odeo en la que les decía que la compañía no iba a ningún sitio y él no se sentía bien con eso, por lo que les proponía comprar sus acciones para que no perdieran. En cuanto a Twitter, en esa carta, Williams decía:

“Twitter es una de las piezas de valor que veo en Odeo pero es demasiado pronto para decir qué hay allí. A casi dos meses de su lanzamiento, Twitter tiene menos de 5.000 usuarios. Yo continuaré invirtiendo en Twitter pero es difícil decir que justifica la inversión que Odeo ha recogido, especialmente teniendo en cuenta que esa inversión estaba dedicada a un mercado diferente”.

Los inversores estuvieron de acuerdo y la venta se realizó. La cantidad que se pagó nunca fue conocida públicamente.

En abril de 2007, Twitter se convirtió en una compañía propia, con Jack Dorsey como CEO (director ejecutivo). Realmente en ese momento no había una percepción más o menos general de que Twitter pudiera funcionar, hasta que llegó el festival de South by SouthWest (SXSW), en Austin, Texas, en el que Twitter fue definitivamente la estrella. La gente de Twitter llenó las salas con pantallas de plasma gigantes con streamings de Twitter y su popularidad despegó. Los ponentes y panelistas mencionaban a Twitter a cada rato y los bloggers lo promocionaban. La cantidad de tweets enviados durante el evento subió de 20.000 a 60.000.

Mientras Dorsey estuvo ocupando el puesto de CEO, la compañía recibió dos rondas de inversión, la primera por una cantidad no confirmada pero que según los rumores fue de uno a cinco millones de dólares, y la segunda por 22 millones.

En octubre de 2008 Williams pasó a ser CEO y Dorsey quedó como presidente del consejo de administración, un poco alejado del día a día de la compañía. Hasta ese momento, y ante el rápido crecimiento de la cantidad de usuarios, la prioridad de Dorsey había estado en la estabilidad en el funcionamiento del servicio, dejando de lado la búsqueda de una forma de obtener ingresos.

Twitter había entrado en un fuerte ritmo de crecimiento. En 2007, se publicaban 400.000 tweets por trimestre, que pasaron a ser 100 millones sólo un año después. Según Compete.com, Twitter se movió desde el puesto número 22 en el ranking de redes sociales al tercero. La magnitud de Twitter empezó a verse en eventos mundiales. Con la Copa Mundial de Fútbol se quebró un primer record al escribirse 2.940 tweets por segundo en el partido de Japón contra Camerún, el 14 de junio de 2010. El récord actual se registró en 2011 durante la final de la Copa Mundial fe- menina entre Japón y Estados Unidos, cuando 7.196 tweets fueron publicados por segundo.

En abril de 2010, se abrían 300.000 cuentas de Twitter por día, y Twitter recibía 180 millones de usuarios únicos por mes. El 75% de ellos viene desde fuera de su web, Twitter.com. En septiembre de 2011 anunciaron 100 millones de usuarios registrados.

Mientras tanto, en octubre de 2010, Williams anunciaba que dejaba el cargo de CEO a Dick Costolo, el antiguo COO, director general de operaciones. A pesar de que se dijo que Williams se quedaba para enfocarse completamente en estrategia de producto, según PC Magazine, ya no estaba implicado en el día a día de la compañía. Williams se dedicó a formar una nueva startup y pasó a ser parte del consejo de administración, prometiendo ayudar en todo lo que pudiera de ahí en adelante.

Jack Dorsey volvió a la compañía en marzo de 2011 como director ejecutivo encargado del desarrollo de producto, y muchos vieron en esto una necesidad de la Twitter de volver al espíritu original en la visión de su creador.

Hasta la fecha, Twitter habría recibido unos 1.035 millones de dólares en inversión de capital de riesgo, aunque los números exactos no han sido declarados públicamente. En agosto de 2010 recibía lo que se ha llamado la mayor inversión de riesgo en la historia, 800 millones de dólares por parte de Digital Sky Technology, dejando la compañía valuada en 8,4 mil millones de dólares.

En julio de 2009, se conocieron documentos internos de Twitter obtenidos por un hacker denominado Hacker Croll. En ellos se proyectaban ingresos de 1,54 mil millones de dólares para fines de 2013, pero no había información sobre cómo lograr esos números. Al año siguiente, Twitter anunciaba los “Promoted Tweets”, un servicio de pago para las compañías que quisieran aparecer en los resultados de búsquedas en el sitio de Twitter. Sony Pictures, Red Bull, Best Buy y Starbucks fueron algunas de las primeras empresas que usaron el servicio, y aunque sus ingresos anuales en 2010 fueron de 45 millones, Twitter operó con pérdidas durante la mayor parte de 2010. Las previsiones en ese momento estimaban ganancias de 100 a 110 millones de dólares en 2011.

[Este artículo es parte del ebook “Twitter: 5 años, un recorrido por la herramienta que se convirtió en plataforma”, cuya publicación dirigí y que está disponible para su descarga gratuita en PDF o vía Amazon su versión para Kindle]

Twitter para periodistas

Twitter es una gran fuente de pistas informativas: a estas alturas de eso no cabe ninguna duda. Con 200 millones de usuarios lanzando 130 millones de tuits diarios, se ha convertido en una gigantesca red de alertas mundial. Un uso eficaz de Twitter es fundamental para cualquier periodista, por lo que apunto aquí algunas claves para ellos:

Abre una cuenta ya: Twitter es un buen termómetro de la actualidad. Si tu materia prima es la información, lo raro es que no estés ya allí.

Escucha: Los medios han estado desde siempre acostumbrados a ser emisores únicos y a controlar la información. Olvídate de eso. La información seguirá siendo la reina: tu protagonismo no interesa. En Twitter hay códigos nuevos y necesitarás aprender a escuchar.

Chequea fuentes: Un periodista tiene una responsabilidad con la información que emite y deberíamos chequear datos antes de distribuirlos. Evidentemente no siempre podremos llamar por teléfono al protagonista de la noticia pero hay otros métodos: desde contactar con la fuente mediante mensaje directo o reply en Twitter hasta buscar la información fuera para confirmar de dónde proviene. Otro consejo: nunca retuitees un enlace sin haber comprobado a dónde te lleva.

Da crédito: Decir el origen de tus datos es parte importante de esa información, y permite seguir completando la noticia. Retuitea, dí cómo te enteraste de algo, dónde estás. Si mencionas a alguien y tiene Twitter, pon su nick en vez de su nombre, porque así creas un enlace a su perfil. Ojo: cuando nombras así a alguien, le envías una notificación y leerá lo que escribas. Bienvenido al mundo de la conversación: ya nadie tiene el control de la noticia, pero eres responsable de lo que dices.

Sé –más que nunca– claro, conciso, directo: Lo que tengas para decir debe caber en 140 caracteres; si son menos, mejor, porque así tu mensaje será retuiteable. Quita adjetivos, simplifica, busca la palabra precisa. Recorta hasta hacer que cada palabra de tu tweet sea imprescindible.

Esta es una columna que escribí para Época, el suplemento dominical de La Gaceta el domingo. El reportaje completo se puede ver en pdf.

Blog Widget by LinkWithin