Brasil y Argentina

ARTÍCULO // EL PULSO DE LA PRENSA INTERNACIONAL
RESQUEMOR ENTRE BRASIL Y ARGENTINA
Publicado en El Periódico de Cataluña

CARLOS Elordi

Juan Gabriel Tokatlian, que es director de Ciencia Política de la argentina Universidad de San Andrés, ha escrito lo siguiente en LA NACIÓN de Buenos Aires: «La Estrategia Nacional de Defensa (END) de Estados Unidos, que recientemente ha hecho pública Donald Rumsfeld, comienza con una aseveración escueta y categórica que no había precedido los documentos estratégicos previos: ‘Estados Unidos es una nación en guerra’. Se deja de lado definitivamente la concepción militar de la era Clinton, que buscaba prepararse para combatir en ‘dos grandes teatros de guerra’ y se adopta el ambicioso plan conocido como 1-4-2-1. Esto es, defender totalmente el país, combatir en operaciones en cuatro regiones (Europa, el noreste de Asia, Asia del este y Oriente Próximo/suroeste de Asia), derrotar simultáneamente a dos agresores en esas regiones y vencer decisivamente en uno de esos conflictos mediante la ocupación de un país y la sustitución del régimen existente. El principio que sustenta la END es el de la primacía, lo cual implica que Estados Unidos no tolera ni tolerará ningún competidor, sea éste aliado (por ejemplo, la Unión Europea) u oponente (por ejemplo, China). Por ello, se asegura que Estados Unidos se mantendrá ‘inigualado’ unmatched en términos militares. La nueva estrategia subraya la importancia de expandir la presencia de tropas y soportes militares alrededor del globo con objeto de tener más cobertura espacial y mayor flexibilidad operativa. A diciembre del 2004, Estados Unidos tenía 399.969 soldados desplegados en el mundo. La Estrategia Nacional de Defensa reitera el criterio de evitar que las tropas estadounidenses puedan ser sometidas al Tribunal Penal Internacional».

Tras resumir de forma tan eficaz un documento que, a la postre, es también la base ideológica de buena parte de la actual política exterior de Estados Unidos, es decir, de algo que condiciona todo el escenario mundial, el profesor concluye: «En este contexto, cabe preguntarse qué racionalidad puede tener retornar a un esquema de rivalidad entre la Argentina y Brasil. Sólo la ceguera estratégica en Buenos Aires y Brasilia puede explicar que se debiliten los vínculos bilaterales, algo que contribuye a facilitar el despliegue dominante de Estados Unidos en América del Sur». La cosa viene a cuento de que el creciente protagonismo de Brasil en la escena política subcontinental no gusta al Gobierno argentino. Tokatlian le llama ciego por eso. JORNAL DO BRASIL no se queda atrás y critica los modos de la diplomacia de su país: «Las recientes tensiones entre Brasil y Argentina son una evidencia más de que las acciones de la diplomacia brasileña deben tener formas menos arrogantes. Brasil no es para el Cono Sur lo que Alemania es para el mercado común europeo, pues así como los alemanes corren con buena parte de los costes de la integración europea, los brasileños no tienen fuerza suficiente para resolver por sí solos los dilemas que afligen a las relaciones comerciales en la región. Ha llegado el momento de desdramatizar».

Y una frase sobre Irak, para terminar. La que ha escrito David Ignatius en THE WASHINGTON POST: «Lo que se hace inmediatamente después de concluir las hostilidades es crucial y los errores que se cometen en ese momento pueden ser imposibles de revertir. No se debe intentar transformar toda una sociedad sin tener las tropas y la fuerza política para imponerlo».

Blog Widget by LinkWithin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.