Free Burma

Algún oscuro conflicto tiene que haber detrás de un país al que unos llaman Myanmar y otros Birmania. En 1989, la junta militar decidió cambiar el nombre de Birmania (Burma en inglés) por Myanmar. Las controversias que existían en el idioma birmano desde 1930 se trasladaron al inglés, ya que se considera que el nombre Myanmar no respeta las minorías. La crítica también apunta al hecho de que un gobierno no elegido democráticamente no tiene legitimidad para cambiar el nombre de un país.

El nombre Myanmar ha sido reconocido oficialmente por la ONU y ése es el criterio que muchos periodistas y medios utilizamos para referirnos a este país. Sin embargo, medios importantes como la BBC y el Financial Times utilizan la denominación Birmania (Burma), debido a que en los países de habla inglesa aún se utiliza este nombre.

Hay una campaña global en internet para tomar conciencia sobre la situación política actual de Myanmar. Sus habitantes padecen índices de desigualdad, pobreza, corrupción y salud mucho más preocupantes que la discusión sobre el nombre del país.

Estamos hablando de esta discusión porque un grupo de monjes budistas comenzó a marchar en pequeños grupos en las calles de Rangún en agosto de este año, en protesta a los aumentos del 500% del combustible y del transporte. En las primeras manifestaciones, la policía golpeó duramente a algunos monjes, lo que aumentó el apoyo de otros monjes y del resto de la población.

El gobierno comenzó a reprimir duramente las manifestaciones, que se han saldado con varios muertos, entre ellos el fotógrafo japonés cuyos últimos momentos fueron paradójicamente fotografiados. El cuadro incluye persecución a periodistas, redadas, arrestos masivos, desaparición de pueblos, censura.

Las posiciones políticas de China y Rusia fueron criticadas por no ejercer presión sobre el régimen militar birmano. Sin embargo, menos lo fueron Francia y otros países europeos por permitir a sus empresas apoyar el régimen mediante sus intercambios económicos, en muchos casos de armamentos y combustibles. Europa, tironeada entre los intereses económicos de ciertas empresas y su intención de presionar al régimen, no logró más que enunciar algunos buenos propósitos.

Como dice Wikipedia, los acontecimientos continúan sucediéndose. Seguiremos informando.

Links:
Campaña Free Burma en Internet
Names of Burma/Myanmar – Wikipedia (en)
Burma: Facts and Figures – US Campaign for Burma (en)
OMS – Datos sobre Myanmar
La junta birmana advierte a la protesta de los monjes – La Vanguardia
Birmania: Europa entre las sanciones y los discursos, por David Cronin – IPS

Blog Widget by LinkWithin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.