El debate sobre el debate

Con mucha expectación, porque desde hace 15 años no se realizaba uno similar, anoche se hizo el primer debate entre dos de los candidatos a presidente de España, José Luis Rodriguez Zapatero y Mariano Rajoy.

En estas elecciones, una ciudadanía, que por lo menos en su versión cibernauta se revela más activa, viene observando con interés la actitud de uno y otro partido, y exigiendo participación directa en las elecciones.

El debate digital en internet, ese debate que era demasiado bonito para ser verdad, no ha sido posible. Los partidos han pactado un debate milimétricamente medido y sin preguntas de la prensa. Sepamos leer esto como el miedo que todavía tienen la mayoría de los políticos a internet, a las preguntas directas de los ciudadanos y a salir de la burbuja protectora de los asesores de imagen y discurso.

El debate de anoche fue previsible, en el sentido de que cada uno vio en su candidato lo que ya sabía. Las posiciones sobre los temas son bastante claras, pero el problema fue que no hubo realmente comunicación ni debate, sino sólo leer los puntos clave de cada uno, ignorar los del contrario, acusar y negar las cifras del otro.

Yo seguí el debate con la tele puesta en TVE1, los dedos puestos en el teclado de mi laptop en Twitter y leyendo el mashup que creó ADN.es para estas elecciones, y que empezó a probar en este debate.

Como muchos eventos que tuiteamos, empezando por cualquier zapping hogareño, aquí tuvimos un espacio para expresarnos. Dejamos de ser esos espectadores sujetos a lo que ellos tienen para decirnos, y fuimos un poco más interlocutores válidos de lo que veíamos. Si ellos no quisieron hacerlo por internet, en cierta forma, nosotros sí nos enriquecemos con las impresiones que oímos de otras personas en la red. Y además no tuvimos resaca de debate esta mañana porque anoche ya tuvimos el debate del debate via twitter.

Anoche las posiciones estaban bastante repartidas sobre quién había ganado. Cada uno vió lo que le gustaba. En España hay mucha tendencia a votar al partido y a no discrepar. Los medios enseguida mostraron sus colores, ellos sí vieron ganadores.

Yo creo que en realidad no ganó ninguno. Es un debate que no habrá convencido a los que tenían su voto elegido, ni tampoco creo que defina a los indecisos. Todo lo que se han dicho lo sabíamos antes, las posturas políticas con respecto a vivienda, educación, inmigración, terrorismo, ya las conocíamos desde hace meses.

Somos nosotros los que nos hemos perdido la oportunidad de haber tenido nuestro debate con participación directa, mientras ellos vuelven a quedarse fuera del diálogo con sus ciudadanos, por más facebooks que sigan creando.

Links
Transcripción y player del debate en RTVE via post de Caspa.tv

Blog Widget by LinkWithin

5 respuestas a «El debate sobre el debate»

  1. La última vez que hubo un debate en España yo estaba en Madrid, fue entre Aznar y Felipe: No imagine en aquel momento, que iba a pasar tanto tiempo para que volviera a darse una experiencia similar…sin embargo pasaron casi 16 años.
    Salu2

  2. gran entrada! precisamente ayer ,lo unico realmente interesante,en mi opinion,fue el debate simultaneo en twitter,algunos twitts eran sarcasmo,otros reacciones,y la mayoria opiniones.
    aunque seamos unos pocos,comparados con la sociedad en general,ayer nos demostramos a nosotros mismos que hay un canal que si es plural,equilibrado y sin tanto «ruido»…
    una mas para el pajarito!
    yo,personalmente, me lo pase bomba…

  3. Realmente veo que hiciste una critica enteramente argentina, nosotros tenemos «esa capacidad» de poder ver mas alla y salirnos de cuadro, pero… no nos enganian de todas formas?

  4. Se ha guardado su comentario y podrá visualizarse una vez que el propietario del blog lo haya aprobado.

    Me paso hace pocos dias que me pusieron un virus… que jodido que se metan con el blog, no??
    Me olvide de decirte que me encanto le post sobre el debate. Besos Marilin!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.