Flashmob: Crónica rápida de Madrid congelada

Ayer me congelé en Atocha. Quiero decir que formé parte de la flashmob organizada por MadridMobs, cuyas instrucciones habían rulado por varios blogs. Dudé bastante entre si llevar cámara de video y cubrirlo, pero lo que realmente quería era formar parte y sentir esa experiencia. Lo que no quiere decir que renuncie al derecho a contarlo todo aquí, creo que también el transmitirlo es parte del fenómeno.

Llegué a eso de las 20hs y en el hall central, al lado de los tornos, había unas 70 personas paradas, mirándose las caras y llamando por móvil, y unas cuatro cámaras de televisión. Me refiero a que eran cámaras de medios, porque luego había una proporción de 2/3 cámaras por persona en general. La agencia EFE, ADN, Antena 3 y Reuters estaban ahí preguntando cosas desde las 20hs y en muchos casos contando a la gente que no sabía lo que iba a pasar qué era una flashmob, aunque no con esa palabra.

Al menos en el hall, la gente estaba reunida esperando. Una chica llegaba y preguntaba al participante que estaba a mi lado:

Chica- Aquí es lo del congelamiento? Qué hay que hacer?
Chico- Sí, nada… sólo quedarte parado a las 20.30hs.
Chica- Pero cómo es, porque ya estamos todos parados, no?

La gente se debatía entre participar o registrar el evento, e incluso varios planeaban hacer las dos cosas (video). Alguien me comentó que en Barcelona había habido más gente, y que quizás había faltado difusión, pero otra chica apuntó que justamente se intentaba que no todos los medios se enteren y que salga como tenga que salir.

Luego fue llegando más gente, aunque desde la posición de congelamiento no pude calcular. Me parece exagerado 300 pero quizás sea porque no ví efectivamente los que estaban congelados y los que habían ido allí simplemente a coger un tren.

No vi a ningún tuitero conocido (por mí, claro) aunque me dice @mblaya que estuvo ahí.

A eso de las 20.28hs se notó cierta agitación, todo el mundo comenzó a circular por el hall central, supongo que para quedarse congelados haciendo algo y no simplemente estando de pie, hasta que sonaron los silbatos y una gran masa de gente se quedó petrificada.

Me hubiera gustado estar un poco más lejos del hall o en alguna escalera, porque realmente allí estábamos todos congelados y los únicos que se movían eran los cámaras, y lo interesante hubiera sido ver la reacción de la gente que pasaba por allí.

Al frente mío se quedó congelada una nena de unos 8 años, con una seriedad pasmosa en su papel. De vez en cuando sus ojos miraban alrededor. Vino un periodista con el cámara y empezó a decirle cosas y ladrarle (si) para hacerla reír. La niña casi se ríe, pero se mantuvo en sus trece y no movió un músculo, lo que me pareció muy descriptivo de quién entendía mejor el fenómeno de las flashmobs.

Después vinieron otros a mí (estaba lleno de prensa) y un reportero al que no vi la cara porque tenía la mirada fija en un punto lejano me preguntó una serie de cosas a las que no respondí porque obviamente estaba congelada. No sé qué medio era (cámara de tv) y si alguien me ve en algún video, se agradece el enlace.

A las 20.35hs, sonaron nuevamente los pitidos y todo el mundo empezó a moverse, y a aplaudir.

En mi opinión, los medios de comunicación demostraron excesivo interés en cubrir un evento de este tipo, comparado con otras historias y debates interesantes que están ocurriendo en internet. Demasiado fácil y cómodo hacerlo, y además se cuelgan la chapita de ser muy 2.0.

[Update]
Otro que estuvo fue @inthesity: Haciendo el panoli en la estación

Blog Widget by LinkWithin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.