El coste de tu tiempo pasados los 25

“Creating content is expensive. The cost of the tools may have dropped considerably, but the value of your time increases every minute you live past the age of 25, or move out of your parents’ house, whichever comes later. At some stage in your life, you reach a point where Mac and Cheese and free food at happy hour and buying used clothes are disappointments rather than choices. At some stage in your life, asking your friends to work for free is no longer “hanging out”, its imposing or freeloading.

It’s at that point you are going to realize that you are working really hard and scared shitless about whether you will be able to make a living doing what you love. Then it will hit you that you are subsidizing the cost of video advertising inventory for Google or MySpace or whoever, while not being able to make ends meet.”

Mark Cuban

| Via Marco

Crear contenido es caro. El coste de las herramientas puede haber bajado considerablemente, pero el valor de tu tiempo aumenta a cada minuto pasados tus 25 años, o cuando te vas de casa de tus padres, lo que suceda más tarde. En cierta etapa de tu vida, llegas a un punto donde Mac y Queso y la comida chatarra y la hora feliz y comprar ropa usada son decepciones antes que elecciones. En cierta etapa de tu vida, pedir a tus amigos que trabajen gratis no es más simplemente pasar el tiempo con ellos, es imponer o sobrecargar gratuitamente.

Es en ese punto en el que te vas a dar cuenta de que estás trabajando mucho y asustado sin ponerte a pensar si serás capaz de vivir haciendo lo que te apasiona. Luego te darás cuenta de que estás subsidiando el costo del inventario de publicidad en video para Google o MySpace o el que sea, mientras no estás siendo capaz de ganar lo suficiente para vivir.

Blog Widget by LinkWithin

5 respuestas a «El coste de tu tiempo pasados los 25»

  1. Me gusta esta frase «En cierta etapa de tu vida, pedir a tus amigos que trabajen gratis no es más simplemente pasar el tiempo con ellos, es imponer o sobrecargar gratuitamente»

    Ciertamente nunca debemos arrastrar a nadie, deben ser ellos los que te llamen a tí o al menos verles con ilusión y el mismo implicamiento en el proyecto. Si no están de esa forma, y se suele notar en seguida cuando alguien no está así, se van a agobiar y te van a decir que estas obsesionado o algo peor.

    El «libro negro del emprendedor» es una lectura muy didáctica y habla bien claro sobre este tema, aunque seguro que ya lo conoceis.

    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.