Por qué no es tan simple un post sobre anorexia

“A Yale University study this year found that the average woman starts to experience discrimination when she becomes thirteen pounds overweight, while an average man can be nearly 70 pounds past a six-pack before his size interferes with his relationships or his work.”

Sex & The Curvy Girl (via miss-r) (via somethingchanged)

[Traducción libre: Un estudio de la Universidad de Yale de este año descubrió que la mujer promedio comienza a experimentar discriminación cuando llega a un sobrepeso de 13 libras, mientras un hombre puede llegar a las 70 libras de más antes de que su tamaño interfiera con sus relaciones o su trabajo]

«Women will stop having issues with food when we are allowed to take up the psychological and physical space we are entitled to, when we are allowed to display negative emotions rather than repressing them, when we stop having our body boundaries breached, when we stop being told both overtly and subtly that our bodies are messy and out of control and need disciplining.»

Feminism and food, via Gauntlet

[Traducción libre: Las mujeres dejarán de tener problemas con la comida cuando nos sea permitido hacer uso del espacio psicológico y físico al que tenemos derecho, cuando nos sea permitido mostrar emociones negativas en lugar de reprimirlas, cuando dejemos de ver los límites de nuestro cuerpo traicionados, cuando dejen de decirnos abiertamente y también sutilmente que nuestros cuerpos son caóticos, están fuera de control y necesitan disciplina.]

Hay muchas buenas intenciones, pero a mí me parece que con escribir un par de posts a veces no es suficiente para tratar temas tan graves como estos. Lamentablemente.

Blog Widget by LinkWithin

25 respuestas a «Por qué no es tan simple un post sobre anorexia»

  1. Coincido contigo en que la anorexia y la bulimia, como cualquier otro trastorno de la alimentación, tiene mucho más fondo que unos simples posts. Pero creo que los posts no pretenden explicar ni dar solución a dichos trastornos, para eso hay psicólogos especializados, asociaciones, etc. Lo único que intentan es posicionar antes los posts que no los fomentan, ya que mucha gente joven afectada por estos trastornos recurre al anonimato que internet le da para recabar información sobre trucos para que los padres no lo noten (ocultar la comida, evitar que se oiga cuando vomitan, no usar los dedos para provocar el vómito, y un largo etcétera que, de verdad, impresiona e entristece por igual).

    Por otra parte, el asociar, como haces, la anorexia al género femenino es cuanto menos inexacto, ya que también afecta al género masculino, en menor medida, sí, pero les afecta. Únicamente el primer artículo que referencias da una cifra comparativa con los hombres, pero el siguiente sólo habla de las mujeres, comentando temas que van más allá, creo, de lo que es un trastorno de la alimentación y metiéndose a hablar de la sociedad y sus baremos (que quién más y quién menos sabe que son, como poco, de dudosa correctitud o perfección). Ese tema sí que sería para tratar de manera más personalizada.

    Por lo pronto, si con estos posts que ha iniciado Teoriza se consigue que cuando un adolescente busque ayudar a vomitar no aparezcan foros con mensajes de gente dando información sesgada e incorrecta sobre la bulimia y la anorexia, ya será un paso, ¿no?

  2. Siendo una de las personas que ha colaborado con esta iniciativa, y habiendo trabajado con chicas con este trastorno alimentario:

    – La iniciativa solo conseguirá que no sea «tan fácil» para alguien encontrar de buenas a primeras ejemplos de conductas autolesivas. En este sentido, ya es algo positivo.
    – La pega es que para alguien que realmente quiera encontrar esta información, lo hará sin demasiada dificultad a pesar de que la campaña sea un éxito.
    – La mayoría de entradas (que como la mía) se dirigen a la persona que realiza la búsqueda en segunda persona adolecen de ciertos fallos en función de su forma y contenido:

    * Informativos de la campaña: Nulo efecto sobre el target al que va dirigido el post. Cierro ventana y vuelvo a buscar.
    * Comprensión (mi caso): Nulo/escaso efecto sobre el target al que va dirigido el post. Aunque el apoyo emocional es facilitador del cambio terapéutico, no es suficiente para ello (y menos para los trastornos de conducta alimentarios).
    * Racionalización: Explicación de los efectos nocivos de las conductas purgativas (vómitos, etc.) e incluso la inclusión de vídeos que ejemplifican el trastorno de la imagen corporal que sufren estas personas (como por ejemplo el de la chica extremadamente delgada que se ve en el espejo como si tuviera algo de sobrepeso). Nulo efecto sobre el target al que va dirigido el post. Los esquemas cognitivos completamente disfuncionales de estas personas anulan el efecto de este contenido.

    Aún así, creo que vale la pena. Es algo que no cuesta nada hacer y aún la tasa de «éxito» sea del 0.00001% ya es positivo (actitud a la que estamos acostumbrados los profesionales de la salud mental, con alta tolerancia a la frustración donde la tasa esfuerzo/éxito es de risa).

    No quiero finalizar sin señalar que a pesar de que el grueso de personas con estos trastornos son chicas (seguramente por la presión social por la imagen corporal hacia este género), no es exclusivo a ellas ya que este elemento no es el único que juega a favor de la aparición de estas patologías. También tenemos variables de personalidad, aprendizaje, habilidades para manejar situaciones estresantes y un largo etcétera que también pueden afectar a chicos.

    Me permito el lujo de hacer un trackback a mi post para no perder de vista esta discusión.

    ¡Un abrazo Marilín!

  3. Muchos tamaños tienes abiertamente reclamando esta iniciativa, considerando lo mal que le sienta a la gente que le digas que lo que hace no tiene sentido cuando ellos piensan que lo hacen con buena intención.

    Por supuesto, no creo que deba aclararlo, estoy en contra de la bulimia y la anorexia como el que más. Esto no me impide ver la futilidad de un intento al que no le veo nada de positivo.

    Mi posición, para que quede claro y que quien se quiera ofender pueda empezar a leer con la hostilidad requerida, es que esto no es más que una carta cadena con todo lo que esto implica.

    Incluso puedo pensar mal y en el fondo, detrás de esa buena intención hay un poquito de «y así además me enlazan unos cuantos» sin contar conque a teoriza bien le conviene, como sitio, el posicionamiento indirecto que le va a provocar la «campaña».

    Cuando empecé a quejarme de las cartas cadena, que si el virus inexistente que te borraba el disco, que si la niña con cáncer que quería un último deseo, que si el red bull contiene galactirobulactona o que si hay que reenviar el tótem de la buena suerte o tendrás mala suerte; desde entonces me contestaron «En qué te molesta!» o «No importa si es con buena intención!».

    Pues si importa. Es igual de malo que organizar rondas de oración para ayudar a los pobres. Es una acción inútil que permite asegurarse un bienestar moral sin tener que mover un maldito dedo.

    Aquí es lo mismo. Teoriza se gana un montón de cobertura y un montón de gente logra ejercer su deseo de sentirse útil sin tener que, admitámoslo, esforzarse mucho. Incluso les dan las reglas hechas (en general erróneas en casi todo pero definitivamente ayudarán a teoriza) y hay una pequeña competencia tácita a ver quien hace la entrada más ocurrente («Aaargh, voy a engañarlos a todos, a las anoréxicas y a Google!»).

    Cuál es el problema? Que no sirve. No sirve de NADA.

    Alguna vez habeis buscado algo y os habeis topado con lo contrario? Diría el ejemplo de buscar porno porque es obvio pero aplica a todo. Buscad algo que os guste y encontrad lo opuesto.

    Lo leeis siendo lo opuesto a lo que buscais? No, no lo leeis. NADIE que no encuentre algo en la primera página de Google deja de buscar. O buscar de otra forma, o buscas en otros sitios, o te vas a las siguientes páginas.

    El problema es que esta campaña parte de una imagen irreal de cómo busca las cosas la gente en internet (y ya de por sí parte de un montón de leyendas urbanas sobre el tema, asunto que no tocaré).

    Imaginad que alguien busca algo que le gusta, usemos tres ejemplos: «Oraciones para enfermos», «Porno de tetas grandes» y «Cómics de Superhéroes».

    Ahora imaginad cualquier posible situación en la que alguien que buscando esto abra, por engaño, páginas cuyo contenido real es «Orar es para católicos inseguros», «Las obsesión por las tetas grandes menosprecia a la mujer promedio» y «Si lees cómics de superhéroes eres un adolescente inmaduro». Fijaos que ni siquiera estamos hablando aquí de PATOLOGÍAS, solo de preferencias, costumbres y gustos. La anorexia y la bulimia son patologías, enfermedades. Cuando caes en ellas ya has oído y leído todo lo que había sobre por qué no debías hacerlo.

    No va a haber ni UN sólo caso de alguien que haya decidido buscar este tema y vaya a recapacitar por encontrar estos artículos que le engañan (cualquier cosa negativa que pudiera interesarle ya la leyó antes de decidir saltarse esas advertencias). No importa cuantas buenas intenciones haya en quien escribe.

    Eso es sin contar conque el primer efecto del Google bombing es subir la relevancia de términos por lo que se indexan más agresivamente. Esta clasificación superior se mantiene incluso después de que Google elimina el bombing y los resultados vuelven a ser relevantes (con lo que el efecto de cualquier bombing, a la larga, es subir la visibilidad de lo que se pretende ocultar).

    Finalmente, Google indexa constantemente. Una iniciativa como esta, incluso ignorando lo anterior, sólo puede mantenerse si es constante y NUNCA SE DETIENE. En el momento en que pase la moda (creedme en esto, la moda pasará en menos de un mes, donde sólo quedarán secuelas en forma de cartas cadena y PPS enviados por los rezagados) habrán cientos más de páginas sobre el tema, índices más completos y páginas nuevas que si apoyan lo que «intentamos» ocultar.

    No estais haciendo bien, ni siquiera estais pasando desapercibidos: ESTAIS HACIENDO UN MAL. LAS UNICAS DOS CONSECUENCIAS DE ESTA INICIATIVA SON QUE DORMIREIS MEJOR (lo que no ayuda a nadie), QUE TEORIZA TENDRÁ UN MAYOR PAGERANK (buena idea siempre cuando vives de tu web) Y QUE QUIEN BUSCA ESTOS TEMAS TENDRÁ MÁS FÁCIL ENCONTRARLOS EN EL FUTURO.

    Quereis hacer un bien? Practicad con el ejemplo. Aprended más de un estándar de belleza. Dejad de provocar cánones irreales (no, no es el mercado el que os enseña; sois vosotros los que le decís al mercado lo que debe potenciar en vuestros ojos).

    Ensuciaos las manos y ayudad a quien conoceis que tiene estos problemas. Ampliad vuestros gustos.

    Y, vamos, si vais a escribir sobre un tema aseguraos de que lo conoceis. La mayoría de estas entradas (buscafamas casi todas) no tienen idea de lo que hablan y simplemente se han montado al vagón altruista-pero-sin-ensuciarse-mucho de este meme.

    Carajo, hace más el que le dice a una chica rellenita lo guapa que se ve hoy o fijándose en su nuevo corte de pelo que toda esta horda de psicólogos cutres de sillón. Y me duele decir esto porque al tren se ha montado gente que respeto y que con todo el dolor del mundo he visto caer en esto.

    Oremos por los hambrientos, es más fácil que darles de comer y se siente igual de bien.

  4. Israel: Escribí mi comentario antes del tuyo, aunque no lo parezca. Es sólo que me enrollo y terminan siendo largos. Lo digo porque parece que contesto a cosas que pones.

    En el fondo pensamos parecido, excepto que para mí el resultado neto de la campaña es, realmente, negativo. Incluso aunque discrepemos en ese pequeño porcentaje que tu ves como posible y yo como improbable el resultado final será negativo por la forma en que funciona el enlazaje en internet y los indices de busquedas. Cuando la campaña pase los motores de Google buscaran paginas para poner informacion relevante en esos indices y solo encontraran páginas que alaben las prácticas y ya ninguna que las desprecie.

    De nuevo, no que haga diferencia ya que como bien enumeras (aunque al final consideres un ínfimo porcentaje de beneficio) la campaña no ataca ningún punto de empatía sobre quien quiere influenciar. Como bien pones «abro y cierro y veo el siguiente».

  5. No te preocupes eduo, aunque me ha sorprendido tu comentario, creo que pensamos de manera muy similar como bien dices.

    Y digo que me sorprende, porqué la explicación que das sobre el funcionamiento interno de Google es algo que se me escapa. Y porqué tus predicciones sobre los resultados de la campaña es algo que desde mi desconocimiento no hubiera podido aventurar.

    En cualquier caso encuentro positivo enterarme de lo que escribes, no me molesta que nadie me corrija como haces en tu escrito (no personalmente, sinó como parte de la campaña) si es con argumentos. Lo prefiero a las palmaditas a la espalda.

    Ciertamente, si el resultado final en Google de todo el montante este es lo que comentas, y a pesar de haber reconocido en su momento las ventajas claras que suponía para Teoriza que funcionara este movimiento, ya no me gusta tanto la iniciativa.

    Lo único que puedo echarte en cara es el «dolor» que he sentido cuando lo has comparado con mis tan «amados» correos cadena… 🙂

  6. Israel: A lo mejor he sido un poco duro, pero es que llevo sufriendo cartas cadenas de internet desde 1991 🙂

    Entiendo la buena intención que lleva a enviar una primera carta cadena. Incluso entiendo el impulso a ayudar que obliga a seguirlas enviando incluso después de recibir una explicación de que hacen más daño que bien y que resultan insultantes para algunos de nosotros (aunque la mayoría de la gente nunca recibe esta charla).

    No dudo que la intención, siempre, es buena. Que incluso apunta en casos a una inocencia que es envidiable por aquellos de nosotros que nos hemos vuelto unos cínicos.

    La gente que envía cartas cadena no es mala. Si acaso de lo único que puede pecar es de pensar que una vez que recibe un comentario sobre sus acciones decida continuar con ellas (con frecuencia al yo comentar algo sé que el resultado es que no me incluyen en la lista, no que paren de hacerlo).

    A lo mejor es porque a mí me tocó la única vez que internet «se cayó». Y fue por una carta cadena.

  7. Eduo, reconozco que según estaba leyendo tu comentario, me estabas despistando y no sabía muy bien por donde ibas. Pero una vez leído entero, y dos veces (que tiendo a leer en diagonal), estoy de acuerdo contigo, pero no en todo.En este caso hablo sólo por mí, ya que no sé qué piensa el resto de gente que ha publicado un post similar al de Teoriza (Julio Alonso, …).

    Yo, esta noche, dormiré igual de mal que la anterior. O mejor dicho, cuando escribí el post sobre el tema en cuestión, dormí igual de mal. Dormí igual de mal porque, tienes razón, mi post no vale para nada. La persona que quiera buscar trucos para vomitar sin ser detectada, que quiera encontrar la manera estúpida de adelgazar de los 48 a los 45 kilogramos (midiendo 1’70 metros), en definitiva, aquella persona que se mira en el espejo y se ve gorda estando en los huesos, no será tan tonta leyendo los posts que algunos hemos escrito. Como dices, pasará a la otra página y otra y otra, hasta que Google le muestre los contenidos que está buscando. Y entonces, te preguntarás: ¿para qué narices escribes sobre el tema teniendo claro que no llegará a todo el target definido? Pues por una razón muy sencilla: seguro que si somos más de cuatro monos los que escrimos sobre esto, haremos que muchas de esas personas se cansen de ir página por página en los resultados de Google, encontrándose la misma historia en la que no creen. Y si bien, como dices, muchos de los que busquen más información ya sabrán de qué va la historia, quizás evitando que gente novata en estos temas lea en foros cosas como «con Ana perdí 15 Kg en un mes», o «con Mía adelgazas sin darte cuenta», podamos conseguir algo, no mucho, pero algo.

    Para que conste, conozco casos, en persona (nada de el amigo del primo del cuñado de mi tía) y cercanos. Y sé algo del tema, sé diferenciar la anorexia purgativa de la bulimia y sé de qué hablo cuando comento algunos de los trucos que usan para que no les pillen.

    Sobre el tema del posicionamiento en Google para Teoriza, ahí sí que es verdad que, pensando mal, es cierto que les vendrá de perlas. Pero ese Page rank que consigan hoy acabará desapareciendo mañana, igual que nuestros posts sobre estos trastornos de la alimentación.

  8. Diego: De hecho si la iniciativa hubiera sido diferente tal vez no habría dicho nada. Si viniera de un documental excelente que naturalmente provoca un comentario, investigación, etc.

    No estoy en contra de la opinión, ni de la difusión de conocimiento ni de la prevención. Muchos de estos posts, sin embargo, vienen desde la ignorancia de quien quiere contribuir pero tiene tanta prisa que lo que dice es lo que le dicen que diga, no lo que realmente tiene que decir. Y todos tenemos algo que decir.

    Es mas, lo que más, más me hubiera gustado es que la iniciativa de teoriza hubiera llamado a la investigación y que hubieran salido muchos artículos provocados por el tema pero sin «instrucciones» ni «recetas». Idealmente que la mayoría de los enlaces hubieran sido «Ah, pues yo escribí esto hace un tiempo!». El que teoriza mande envíe esto y el primer día ya hayan diez escritos te dice que ninguno de ellos está pensado realmente (o si lo está, aún así está escrito con la prisa de no perderse un meme).

  9. Me gustaría darte mi opinión personal sobre tu artículo.

    Dices «un par de post» cuando te refieres a los 110 post que ya se han hecho, y tengo la intuición de que pronto se triplicará esta cifra.

    Igual te parecen pocos, pero el exito que está teniendo es arrollador.

    EJEMPLO: http://www.google.es/search?hl=es&q=ayudar a vomitar&btnG=Buscar con Google&meta=

    En esa búsqueda «ayudar a vomitar» se puede ver como casi todas las paginas son de la iniciativa. Hace dos semanas eran todas paginas pro-anorexia.

    Los buscadores y las paginas pro-ana, son el principal amplificador de esta enfermedad. Es el medio en el que entran en contacto, aumentan sus «trucos» y los efectos de esta enfermedad se multiplican. De hecho, muchas niñas no habrían llegado a tal extremo de no ser por estas paginas nocivas.

    Un saludo,

  10. @Diego @Israel
    Efectivamente, hay chicos anoréxicos, aunque vosotros mismos sabéis que los porcentajes son marcadamente inferiores (como un 10% de los enfermos, fue lo último que leí, no sé si ha cambiado mucho). Ese hecho, al que médicamente quizás no se le da tanta importancia, sociológicamente sí es un dato importante, la presión por la imagen se acentúa en las mujeres y es un indicador del machismo de nuestra sociedad.

    @Gonzo

    Cuando escribí el post recién había salido el tema, y si bien me imaginaba que podían ser muchos en los próximos días, en ese momento, la búsqueda me devolvía un par de posts.

    De todas formas, si nos ponemos literales con las expresiones, me parece mucho más significativa la que tú pones. Dices: «El éxito que están teniendo es arrollador». Y has dado justo a lo que yo apuntaba con mi post, desde el título. ¿A qué éxito te refieres? ¿Al éxito viral de que los posts se repiten e inunden los buscadores con el tema? ¿A esas 110 menciones y a tu sensación de que esa cifra se triplicará?

    Ese puede ser el éxito de algunos, pero créeme que si conoces de cerca a personas que sufran la enfermedad, este éxito no es el éxito de ellas. Este tipo de campañas no ayudan en nada a curar una enfermedad psicológica muy compleja, que no tiene sus raíces en internet y cuyas enfermas ya existían en números parecidos mucho antes de las páginas pro ana.

    No voy a repetir cosas que se han dicho ya en los acertadísimos comentarios y que me parece que no has leído. Allí hay muchas respuestas técnicas sobre lo de los buscadores. Con respecto a la enfermedad, a las enfermas (a las que conocí y conozco) sí te puedo hablar y te digo que lo que ves en internet es una consecuencia y no una causa.

    @todos
    Gracias por hacer el debate tan interesante, me gusta mucho saber vuestros puntos de vista!

  11. #Marilín Lo del «éxito» viene a que en búsquedas como «ayudar a vomitar» la iniciativa está cumpliendo su objetivo con éxito. Vamos, lo que estamos haciendo funciona.

    Obviamente no estamos curando a nadie. Ojalá se pudiese hacer algo así sentados desde nuestros PCs.

    De todas formas, pienso que si conseguimos tan solo que una chica «ana» tome la determinación de buscar ayuda con un médico, como animan casi todos los artículos, merecerá la pena.

    También creo que algunas veces las paginas pro-mia son la CAUSA del problema. Algunas victimas simplemente tienen una depresión, carencia afectiva o un principio de anorexia fácilmente corregible y por culpa de estas páginas y «tips», consiguen llevar la anorexia a un extremo mortal.

    En fin, que quede claro que solo es mi visión personal, no tengo conocimientos médicos ni especializados en la anorexia.

    Un saludo,

  12. @Gonzo: Arriba comentaba por qué aunque parezca que está logrando su objetivo (que no es el de corregir el problema, cosa que no se puede hacer así) realmente logra lo opuesto.

    Como lo puse, para mantenerse en los resultados se tienen que ir creando nuevos artículos constantemente, o iran decayendo (reemplazados por los que son «genuinos» y si se actualizan). Esto es si Google no descubre que pretendeis hacer un bombing (uno cutre, pero aún así) y lo corta de raíz, con lo que se vuelve al punto de partida inicial.

    En ambos casos los términos suben de relevancia en Google, por lo que los indexa especialmente y, a la larga, dando preferencia a los «genuinos».

    Así pues esta campaña, a la larga, sirve para facilitar a quien busca esta información que pueda encontrarla.

    Sobre lo de convencer a alguien a que haga algo diferente sólo refleja el desconocimiento de estas patologías. Es una enfermedad psicológica. No es algo de lo que totales desconocidos que han intentado hacerte el lío con redacciones malamente veladas puedan desviarte. Es una realidad que existe en tu cabeza, inmutable e inevitable. Todo lo que vaya en contra de esa realidad mental no existe.

    Si piensas que siquiera uno sólo de ellos cambiará de idea por ver todas esas páginas es que no entiendes de lo que se trata. Mil millones de páginas diciéndoles que hacen mal no cambiarán la idea de quien está buscando el tema y conoce estos términos.

    Y en estos términos que felizmente usais ya como si conocierais de toda la vida y fuerais auténticos expertos, «Mia», «Ana» y sus «Pro-» asociados; es en el uso de estos términos precisamente que esta campaña tiene su mayor debilidad. Si estos términos se inventaron para «codificar» unas costumbres y ese código ya no sirve entonces simplemente surgirá un código nuevo. Y vuelta a empezar.

    Todos juntos de nuevo: Es una enfermedad mental que, aunque puede ser tratada el tratamiento tiene que ser forzado en el enfermo al principio porque el es incapaz de verlo.

    Repito: Hacer algo con buena intención no hace ni que esté bien hecho ni que sea buena idea. Hay mejores formas de ayudar aunque, eso sí, cuesta más trabajo.

  13. Suscribiendo a todo lo que ha dicho Eduo pero especialmente al último comentario, creo con el tema de la anorexia cometemos un error frecuente, y es creer que somos los listos y los demás (en este caso los enfermos) los tontos. Que tengan un problema de imagen/psicológico/alimenticio no los convierte en tontos, saben buscar en los buscadores más allá de los 5 primeros resultados eh? Y si no encuentran lo que buscan, pues cambiarán los términos como dice Eduo o se irán a otro lado…

  14. @Marilín: A veces nos cuesta darnos cuenta de que estamos pensando que otros son tontos sólo por pensar diferente. Es el mismo tipo de prejuicio que nos lleva, por ejemplo, a pensar que si metemos la cartera en la zapatilla debajo de la toalla en la playa, los ladrones serán incapaces de encontrarla.

    Es inconsciente pero cuando nos colocamos en una posición de superioridad, real o no, tendemos a extender esa superioridad a lados donde no corresponde.

    También pensamos que los drogadictos, los alcohólicos, los ladrones, los tartamudos o los extranjeros, los que van sucios o los que se peinan mal no son tan listos como nosotros.

  15. Yo creo que no habéis entendido nada de la iniciativa.

    Si lo que decís es que no va a solucionar el problema de la anorexia, eso no hace falta decirlo. Lo de decir que «mejor 1000 Kms más» es lo típico que dice quien no hace nada a quien hace algo (algo nada).

    Y lo de ver intereses ocultos de pagerank y tráfico, sólo se me ocurre que «cree el ladrón que todos son de su condición», porque hay que ser retorcido para buscar eso. Efectivamente, se trata de que generen tráfico, para que lleguen a páginas que no fomenten la anorexia, para poner más difícil el camino hacia algo horrible. Supongo que cuando había una campaña contra la lapidación de una mujer y era un enlace a la página de ai también veías una sucia campaña de marketing.

    Si algo de la energía que has usado en criticar esta iniciativa escribiendo comentarios de 2 folios la hubieras guardado para aportar algo, haciendo otra cosa mucho más inteligente que la que se ha hecho, seguro que habría sido más útil.

  16. JC: Lo he dicho en otros sitios y lo resumiré aquí: Crees, realmente, que porque veo defectos en algo (aunque esté hecho con buenas intenciones) significa que no hago nada yo por mi cuenta? Crees, sinceramente, que esta es la mejor forma de ayudar a este gente y, por lo tanto, cualquier otra cosa que yo pudiese estar haciendo, no sería tan eficaz?

    Has dicho que no hago nada. Has dicho que yo sería de los que harían algo por el pagerank y por el tráfico. Has dicho que soy un retorcido al que seguramente le parece mal que se denuncie por web el asesinato de una mujer.

    Pues entonces, claramente, no tengo nada que decirte yo. Está claro que me tienes totalmente clasificado ya.

  17. Pingback: perder papada
  18. The response to national disaster is noble but it’s a real shame that so many people take advantage of the negative situations.

    I mean everytime there is an earthquake, a flood, an oil spill – there’s always a group of heartless people who rip off tax payers.

    This is in response to reading that 4 of Oprah Winfreys «angels» got busted ripping off the system. Shame on them!
    http://www.cbsnews.com/blogs/2009/08/19/crimesider/entry5251471.shtml

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.