Fumar apesta

Humo

Primeros días con la nueva ley antitabaco y a mí me da la impresión que por fin aunque sea en esto, la sociedad ha sentado cabeza. La nueva ley prohíbe fumar en todo sitio cerrado compartido, o casi. Aunque he escuchado alguna barbaridad de fumadores que intentan justificar su hábito, todo el mundo parece por fin darse cuenta de la necesidad de estas normas, que por otra parte no hubieran sido necesarias si los fumadores no nos hubieran llevado por delante con su irrespetuosa maleducación en lugares públicos durante tanto tiempo. Esta fue una de las cosas que más me chocaban en España cuando llegué, y la causa de que dejara de ir a muchos bares y cafés.

«Que no me hablen de fumar como un derecho. Es una adicción». Esta frase resume un excelente post que escribió Jesús Encinar al respecto. A pesar de haber estado rodeada casi siempre de fumadores en mi familia, yo nunca fumé, nunca me pareció cool alguien porque fumara, y me dan mucha pena los fumadores que se autojustifican constantemente, hablando de libertad cuando es su mente la que busca excusas para seguir atada a una adicción física y psicológica. Es un buen año para dejar de ser esclavos de las tabacaleras y hacer algo para vivir mejor. Do it.

Si alguien está incumpliendo la ley, puedes denunciar en FACUA y en nofumadores.org

Foto: francoiskarm

Blog Widget by LinkWithin

25 respuestas a «Fumar apesta»

  1. Tienes toda la razón, fumar apesta y además mata. La mayoría de nosotros hemos sufrido la muerte de algún ser querido por el cancer debido al tabaco y tenemos que soportar que los adictos al tabaco hablen de su libertad para agredir a los que no fumamos. Aunque sea su adicción la que hable, deberían comportarse como adultos y no como críos.

  2. Y a mí me dan pena los que se atiborran a comida basura, no te jode… Deja de tener pena de los fumadores, preocúpate únicamente de que no te llegue su humo, por lo demás, es una forma como otra cualquiera de desquitarse de los sinsabores de la vida… cada uno tiene sus formas, y tú seguro que tienes la tuya, bonita… ¿o eres un ejemplo en todos los ámbitos? ¿cómo te autodestruyes tú? ¡Cuenta, cuenta!

  3. No hacéis más que dar la razón a marilink, demasiados años soportando la mala educación de los fumadores y sólo leyendo los posts se adivina quién fuma y quién no. Si los fumadores hubieseis sido más respetuosos probablemente esta ley no hubiera llegado tan lejos. Y estoy ahora FELIZ de poder entrar a locales que me estaban vedados, no os acordáis tampoco de quienes sufren enfermedades respiratorias. Egoísmo en estado puro.

  4. Pingback: Fumar apesta
  5. El problema del tabaco es que mata lentamente, si fuera como el ácido… que te quema al instante, nadie dejaría que se lo echaran encima.

    Pero en el fondo es , como bien dices, una cuestión de educación…

    A los fumadores les recomiendo que viajen un poco a países civilizados… esos en los que la gente se siente mal de verdad si saben que están perjudicando a alguien.

    Aquí lo saben, no me vale lo de que los fumadores son todos de letras y no creen en números, y les da igual…

  6. El «olor a fumador» que percibimos en lugares donde se ha fumado, o de la ropa de las personas que fuman es tan tóxico como el propio humo del cigarrillo.
    No sólo que el tabaco apesta, su inconfundible olor después de consumido puede producir enfermedades asociadas con el tabaco.

  7. Los no fumadores no saben lo que es salir un sábado a tomar una copa y que el lunes aún se note el olor a tabaco en tu coche, cuando tu no eres fumador ni nadie ha fumado en él.

    Y lo del olor, aunque sea una asquerosidad, no es lo peor.

  8. Los fumadores se han aprovechado de una situación de permisividad respecto del tabaco, y punto. Yo soy ciclista y podría decir lo mismo de los conductores que me intoxican con las emisiones de sus tubos de escape. No creo que les consideremos maleducados por no optar por el transporte público…

    Gente maleducada hay en todos los colectivos y educadísima también.

    Lo que me parece intolerable es que digáis «me dan pena los fumadores», es lo más prepotente que he oído en mucho tiempo y de una falta de humanidad, propia de un maleducado… Fíjate en lo que haces tú, y mientras no te molesten, deja al resto en paz, que todos tenemos muuuucho que callar. Y tened en cuenta que muchos fumadores están encantados con la nueva ley.

    Y soy ex fumadora, hace mucho tiempo, eso no me vuelve educada ni insensible a las necesidades de los demás.

  9. Hola y saludos desde Argentina. Yo soy fumador (muy fumador) pero extrañamente coincido con vos.

    Un fumador jamas va a reconocer que tiene una adicción. Son pocos los que lo hacen. La ley me parece genial, se que es dura para todos los que somos fumadores. Hoy por hoy recurro a algún que otro bar en Buenos Aires y me cuesta.

    En los países en los cuales las drogas son legales, estas solo pueden consumirse en sitios muy particulares. Creo que deberíamos llegar a ese punto.

  10. Pues el hábito de fumar se esta convirtiendo en un delito y no es para menos. En los últimos años he visto una marcada evolución del «mundo de los fumadores» (en México) pues comencé a fumar en 1998 a los18 años y lo dejé en el 2004.

    Por esas fechas el negocio familiar florecía gracias a la venta de refacciones para maquinaria de una gran empresa cigarrera, pero no estábamos orgullosos pues mis padres no son fumadores. Finalmente mi padre decidió retirarse de ese negocio para dedicarse a mi madre y la familia (pues ya estaba en edad).

    Después de que deje el tabaco conseguí trabajo con una compañía consultora que venia de los EUA. El CEO de esta empresa no toleraba la contratación de ningún fumador, no lo declaraba oficialmente pero así era.

    Después vi como los impuestos llevaron el precio del cigarro por los cielos y esto le dio otro duro golpe a las cigarreras, quienes rápidamente se adaptaron al cambiante mercado del tabaco, modificando las presentaciones del producto y acaparando mercado en otros países con leyes menos estrictas.

    Actualmente, trabajo en una empresa donde en las áreas productivas no se permite el cigarro, pero aun se aprecia a algunas personas que mastican o inhalan tabaco. Esta práctica, aunque cuestionable, es mas considerada con las personas que conviven con fumadores.

    El mundo de los fumadores esta desapareciendo, cada vez son menos los que caen en esa droga. Me alegra que los gobiernos tomen iniciativas agresivas contra el tabaquismo que en un mediano y largo plazo construirán ambientes mas limpios para nosotros y nuestros hijos.

  11. Soy fumador, soy un adicto lo reconozco….pero soy respetuoso……El que bebe con moderación una vez por semana, no es adicto y el que fuma un par de cigarrillos en los cafés sí que se considera adicto ¿Por qué?

    Lo que ha hecho el gobierno y los medios de comunicación es dividirnos en fumadores y no-fumadores y crearnos un odio mutuo…..Y eso que veo bien la ley de no fumar en bares/restaurantes aunque con matices….

    Veo que hay una ola de snobismo …. cierto que el humo puede molestar, pero yo se de gente que hace 10 años no le molestaba y ahora queda muy «in» decir uff!! cuanto humo!!!, no me contamines!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.